close
close

Empleo

‘Mercado laboral en el país funciona mal’: reparos de misión de empleo

Análisis señala fallas en el sistema de protección social, entre otros temas. Advierte que se requieren reformas de fondo.

Empleo

Las grandes organizaciones, con 250 empleados o más, las medianas y las microempresas son las que tienen perspectivas positivas de contratación.

Esneyder Gutiérrez

POR:
Portafolio
enero 12 de 2022 - 09:44 a. m.
2022-01-12

Luego de cerca de un año y medio de estudios fue presenta la Misión de Empleo que anunció el Gobierno Nacional, liderada por el economista Santiago Levy y el académico Dario Maldonado, en la que se revisaron las principales falencias y cuellos de botella del mercado laboral colombiano. La misión, cuya secretaría técnica fue liderada por el Ministerio de Trabajo y el Departamento Nacional de Planeación (DNP), propende por el diseño de estrategias e instrumentos de política viables para mejorar el desempeño del mercado laboral.

(Las fallas de la misión de empleo del Gobierno, según expertos). 

Entre los resultados que entregó la misión, presentados por Levy, destacan problemas relacionados con el sistema de protección social, el salario mínimo y el sistema de formación para el trabajo.

“El mercado laboral en Colombia funciona mal”, aseguró Levy, quien explicó que esto se da como resultado de que la mayoría de trabajadores recibe una protección social deficiente y que la mayor parte tiene empleos precarios y con pocas posibilidades de mejora durante su carrera laboral.

Según el líder de la misión, la disfuncionalidad del mercado laboral genera exclusión, castiga el crecimiento y la productividad y genera tasas de desempleo persistentemente altas, de hecho, entre las más altas de Latinoamérica.

(Misión de empleo ¿qué esperar?). 

“Este mal funcionamiento tiene múltiples causas, entre ellas, malos incentivos asociados a la forma en que está estructurada la protección social, la forma en que se financia y a la calidad y reglas de acceso a sus beneficios, que generan inventivos perversos hacia la informalidad”, aseguró Levy.

También hay deficiencias en los mecanismos para proteger a los trabajadores contra el despido, dijo el economista, quien señaló que “Colombia se relaciona también con un salario mínimo muy alto relativo a la distribución salarial y no a la canasta de consumo, un sistema de formación para el trabajo que no conecta con la demanda de sector productivo y debilidad en los mecanismos de fiscalización e imparticipación de justicia laboral”:

Otro punto que se señaló en las conclusiones de la misión es que esta situación es resultado de un proceso de reformas que inició hace tres décadas, que no logró la consistencia necesaria para alcanzar los objetivos de eficiencia, universalidad y solidaridad establecidos en la constitución de 1991.

(Un mercado laboral más flexible, clave para mayor competitividad). 

De que, a futuro, la Misión de Empleo proponga que Colombia requiere “construir una visión del mercado laboral que amplíe y mejora la protección social en el contexto de un mercado laboral menos segmentado y más favorable a la productividad”. De acuerdo con Levy, después de esto se requiere “diseñar un proceso de reformas consistente para alcanzar esa visión”.

Sin embargo, aclaró que esto no implica reformar todo al mismo tiempo, pero sí implica no diseñar ni implementar reformas aisladas, que según el experto, requiere de cambios legislativos que puedan llevarse a cabo por diversas rutas, pero manteniendo una consistencia global.

EL GOBIERNO 

Desde Planeación Nacional, su directora, Alejandra Botero, destacó la importancia de la misión como una herramienta para cuestionar qué hacer para que funcione mejor el mercado laboral en Colombia. Pero destacó que, a pesar de los efectos adversos de la pandemia sobre la economía, el país se encuentra “en un proceso muy exitoso de recuperación económica, resultados que se encuentran motivados, entre otros, por medidas que se adoptaron rápidamente desde el gobierno nacional y desde el sector productivo para proteger el empleo y avanzar en la senda de recuperación”.

Botero reconoció también que hay retos que serán fundamentales, sobre todo de cara al próximo gobierno. “Como país tenemos grandes retos en materia laboral, en primer ligar debemos lograr reducir las tasas de desempleo, y para esto es fundamental que el crecimiento y la productividad contribuyan a la disminución de las tasas de desempleo”, dijo.

La directora del DNP indicó también que tenemos como desafío las brechas de género, e igualmente, tenemos el reto de mejorar la inclusión de los jóvenes al mercado laboral formal. Y que otro reto muy importante está relacionado con el flujo de migración venezolana presentado en los últimos años, es clave insertar a esa población en el mercado laboral.

PORTAFOLIO

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido