close
close

Empleo

Ofrecen sueldo de $240 millones al año por vivir en una isla

La convocatoria es promovida por el Departamento de Conservación de Nueva Zelanda. Estos son los requisitos y las funciones.

Parque Nacional Monte Aspiring

La propuesta laboral es en Haast, una región ubicada en el Parque Nacional Monte Aspiring.

POR:
Portafolio
octubre 31 de 2022 - 04:40 p. m.
2022-10-31

¿Cansado de la ajetreada vida de la ciudad?, ¿de los interminables trancones?, ¿busca emprender nuevas aventuras?, entonces, quizás esta información le interesa.

(Requisitos para sacar la 'green card' y buscar trabajo en Alemania). 

El Departamento de Conservación de Nueva Zelanda abrió una convocatoria laboral para un “supervisor de biodiversidad” que se encargue del cuidado de Parque Nacional Monte Aspiring, en la isla Sur de Nueva Zelanda.

“El trabajo está pensado para desarrollar en uno de los entornos naturales más sorprendentes que el país tiene para ofrecer”, contó Wayne Costello, gerente de operaciones de la institución neozelandesa encargada de la conservación de la biodiversidad, en diálogo con la revista ‘Stuff’.

Desde paseos en lancha hasta viajes en helicóptero, descuentos generales en viajes y caminatas por exuberantes bosques tropicales, glaciares y montañas, la experiencia puede resultar irresistible para cualquier ciudadano que no solo desee emprender esta aventura al aire libre, sino que cuente con experiencia práctica en el campo y en la montaña, sólidas capacidades de navegación -como lectura de mapas y GPS- y conocimientos de conservación ambiental.

(¿En qué invierten ‘Los mejores lugares para trabajar en el mundo’?). 

Entre otras cosas, el supervisor de biodiversidad tendrá que “brindar liderazgo y orientación a un equipo de guardabosques, quienes trabajan para proteger el kiwi Haast tokoeka y otras especies vulnerables o en peligro de extinción, en Nueva Zelanda”, de acuerdo con la página oficial del Departamento de Conservación.

Es decir, que entre sus funciones estará el manejo adaptativo del Haast tokoeka kiwi -uno de los animales más raros de Nueva Zelanda-, la protección de mohoua -un ave endémica de la Isla del Sur-, monitoreo de lobos marinos, encuestas de lagartos y control de depredadores a escala de paisaje.

Si bien las funciones del cargo son tentadoras, lo que resulta aún más llamativo es la jugosa remuneración del empleo: entre 40 y 50 mil dólares -equivalentes a casi 250 millones de pesos colombianos- podría llevarse anualmente aquella persona que logre hacerse con el increíble cargo en el país neozelandés.

No todo es color de rosa

Detrás de las innumerables ventajas que ofrece este majestuoso resguardo nacional de biodiversidad, también se encuentran algunas desventajas, especialmente, asociadas con la ubicación del lugar.

Por ejemplo, el supermercado más cercano se encuentra a dos horas; mientras que el hospital está a cuatro horas en carro hasta Greymouth. Si a estos factores se suma el hecho de que la telefonía celular resulta, aunque existente, un poco irregular, este empleo se convierte en el sueño de los ambientalistas y en la pesadilla de los citadinos consagrados.

(La combinación clave para brillar en el mundo laboral). 

“Es simplemente espectacular. Pero no es para todos. Tendrías que ser autosuficiente y ser capaz de trabajar al aire libre. Si te interesa la ópera y el teatro, probablemente no sea para ti”, agregó Costello a la revista anteriormente mencionada. 

Los requisitos

De acuerdo con el Departamento de Conservación de Nueva Zelanda, se podrán hacer postulaciones para el cargo hasta el 1 de noviembre.

Solo basta con enviar una hoja de vida y una carta de presentación personalizada en la que se destaquen las habilidades relevantes, la experiencia y alineación con las políticas organizacionales del postulante para hacer parte de esta convocatoria que, algunos, calificarían de ensueño.

Además de tener una visa de trabajo válida que cubra todo el período de empleo, los postulantes tendrán que contar con habilidades de líder, experiencia previa en biodiversidad, excelentes habilidades interpersonales y de comunicación, conocimiento de análisis de datos y redacción de informes, buen nivel de condición física, acreditaciones para el manejo de kiwi y, por supuesto, la capacidad de vivir y trabajar en una comunidad pequeña y remota.


Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido