close
close

Empleo

¿Por qué para las mujeres es más difícil salir del desempleo?

Recientemente el Dane reportó que por cada 10 hombres que volvieron a tener empleo, solo una mujer lo hizo.

Mujeres en Colombia

Mujeres en Colombia

Mauricio Moreno. EL TIEMPO

POR:
mariana guerrero álvarez
marzo 01 de 2022 - 03:28 p. m.
2022-03-01

El más reciente reporte del Departamento Nacional de Estadística (Dane) indicó que aunque la tasa de desocupación femenina disminuyó, la brecha entre la tasa de desempleo de hombres y mujeres aumentó, posicionándose en 8,2 puntos porcentuales. Mientras que para 2021 la brecha fue de 6,2 pp.

(Lea: Enero de 2022, con 1,5 millones de empleos más que en 2021). 

El informe indica que el desempleo disminuyó en enero de 2022 tras situarse en un 14,6 %. Para enero del 2021 fue de 17,5%, lo que representa una caída de 2,9 puntos porcentuales.

Sin embargo, por cada 10 hombres que salieron del desempleo solo una mujer lo hizo, según el PNUD. Esto indica que para ellas es más complejo salir de esta situación y las brechas son cada vez mayores. De esta manera el desempleo masculino fue 11,2% y el femenino 19,4%.

¿POR QUÉ?

Aunque cada vez se estén creando nuevos puestos de trabajo, la contratación femenina no avanza al mismo ritmo, según María Claudia Lacouture, directora de AmCham Colombia.

Una de las razones es que en el mercado laboral hay una marginación para que las mujeres accedan a trabajos y, aún más, bien remunerados. “Es indispensable que se pueda trabajar con más determinación para equilibrar las desventajas para las mujeres que, además de estar más marginadas para acceso a puestos de trabajo y subsistir en la informalidad, suelen tener menor remuneración, techos más bajos de ascenso, mayor vulnerabilidad de sus derechos y más obligaciones en casa”, asegura Lacouture.

(Además: Las mujeres siguen relegadas en materia de inclusión financiera). 

Para Iván Daniel Jaramillo, abogado e investigador del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, las mujeres en Colombia están expuestas a una situación permanente de discriminación, limitación de derechos y total inequidad social.

De acuerdo con el experto, en el mundo laboral hay una serie de barreras que implican un “trato discriminatorio en materia salarial, de oportunidades de ascenso laboral y de conseguir un empleo digno tanto en el mundo formal e informal”. Situación que es realmente preocupante sobre todo para las mujeres que viven en zonas rurales.

Se parte del prejuicio de que su ejercicio laboral, no será de la misma calidad del de un hombre, cuando está probado que las mujeres ejercen en el mundo laboral, político y académico de manera rigurosa y brillante

COMPARTIR EN TWITTER

Así lo demuestra el Banco Mundial, que reportó que las mujeres en el mundo tienen tres cuartas partes de los derechos legales otorgados a los hombres. Por otra parte, para 2021, Colombia ocupó el segundo lugar como el país con mayor tasa de desempleo en Latinoamérica, siendo las mujeres las más afectadas por la pérdida de trabajo (39%), de acuerdo con registros del Dane.

Ahora bien, Jaramillo también expone que esta brecha responde a una serie de factores que se han atribuido al supuesto ‘rol de la mujer’ en la sociedad. “La vida de las mujeres en nuestra sociedad es difícil en todos los planos. Por ejemplo, en su acceso a condiciones y derechos que para los hombres son mucho más sencillos. No para todos, porque el desempleo es un problema general, pero efectivamente sí hay unas limitaciones”, asegura.

(Lea: Mujeres en Colombia ganan hasta un 36% menos que los hombres). 

En este sentido, el experto afirma que hay empleos que son vetados para las mujeres. Incluso, oficios que se consideran exclusivos para hombres, porque suele atribuirse a una capacidad intelectual o física que supuestamente no tienen las mujeres.

“Se parte del prejuicio de que su ejercicio laboral, no será de la misma calidad del de un hombre, cuando está probado que las mujeres ejercen en el mundo laboral, político y académico de manera rigurosa y brillante, incluso superando a los hombres en muchos terrenos”, afirma.

Por ejemplo, un reciente estudio de Aequales, junto con APOYO Consultoría (Perú) y el Centro de Estudios en Gobierno Corporativo del CESA (Colombia), demostró que la rentabilidad de las empresas aumenta con más mujeres en cargos directivos.

Según el informe, en Colombia con 356 organizaciones participantes, el 25% de las mujeres ocupan cargos CEO, el 30% de ellas hace parte de Juntas Directivas y el 60% de las empresas cuentan con una Política de Género.

Ese conjunto de prejuicios condicionan no solo el tener acceso al empleo, sino el recibir una remuneración proporcional a las responsabilidades que se les asignan”, puntualiza Jaramillo. De acuerdo con un estudio de la Federación Colombiana de Gestión Humana (Acrip), las mujeres en Colombia ganan hasta 36% menos que los hombres.

Mujeres rurales

El desempleo femenino es realmente preocupante sobre todo para las mujeres que viven en zonas rurales.

Archivo particular

Es una lástima que en el país continúen existiendo brechas profesionales y salariales entre hombres y mujeres, aún cuando las responsabilidades son las mismas, y las condiciones de trabajo a veces son, incluso, más difíciles para las mujeres”, afirmó Mónica García Espinel, directora ejecutiva de Acrip.

¿QUÉ HACER?

Este tipo de registros lo que hacen es reafirmar la urgente necesidad de legislar y trabajar por esas brechas tan profundas”, dice Jaramillo. Para el experto, es necesario que el país trabaje en medidas y acciones que enfrenten estas circunstancias.

(Siga leyendo: La rentabilidad sube con más mujeres en cargos directivos). 

El abogado asegura que en Colombia se da por sentado la situación de desempleo femenino y, por eso, cuando salen reportes como el del Dane, las personas no “se escandalizan”.

Por su parte, Lacouture afirma que es necesario mantener los programas de estímulo para el empleo femenino y avanzar en programas de formación de talento pertinente que permitan capacitar a la población en las necesidades de las empresas.

“No hay que bajar la guardia, menos con el contexto inflacionario con el que comenzó el año y la expectativa del coletazo económico por el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania que dará otro golpe a la economía que no termina de reponerse de la afectación sanitaria”, puntualiza.

MARIANA GUERRERO ÁLVAREZ
Twitter: @marguealv

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido