Empresarios ya vislumbran la Navidad al ritmo de pandemia

Comercio, turismo, transporte, entre otros, recalibraron sus previsiones para Amor y Amistad, receso escolar y Halloween.

Comercio

En diferentes ciudades, comenzó a darse una reapertura gradual de los locales ubicados en centros comerciales.

Javier Nieto

POR:
Portafolio
junio 24 de 2020 - 10:16 p. m.
2020-06-24

El anuncio del presidente de la República, Iván Duque, de que el país tendrá que convivir con el coronavirus por mucho más tiempo –lo cual implicaría pasar fechas como el Día de Amor y Amistad, Halloween, la semana de receso escolar y la Navidad bajo estas condiciones–, tiene a los empresarios de sectores como turismo, restaurantes, comercio y transporte, entre otros, recalibrando sus estrategias frente al reto de pasar el examen del distanciamiento.

(Colombia registra nuevo récord diario de infectados por coronavirus). 

Bajo condiciones normales, sectores como el comercio, los restaurantes y el turismo tenían claro que muchos de sus picos de ventas estaban concentrados en los meses de septiembre, octubre y diciembre. Pero ahora, bajo este incierto panorama, el oxígeno luce escaso para muchos de estos renglones de la economía.

(Gobierno extiende auxilio de Ingreso Solidario hasta diciembre). 


Estos sectores tienen claro que ante la experiencia vivida en Semana Santa, los Días de la Madre y el Padre y las ferias y fiestas de mitad de año, tendrán que rediseñar estrategias para que en las próximas fechas de alta temporada puedan operar en medio de requisitos de distanciamiento social que exige la lucha contra el coronavirus.

Camilo Herrera, CEO de Raddar, empresa especializada en estudiar el consumo, señala que lo importante para estos días especiales en la vida de los colombianos tiene que ver con cómo las empresas y las marcas van a satisfacer los momentos de consumo que generan esas fechas. “Una cosa es una compra que se puede hacer por vía virtual o utilizando redes sociales y otra cosa es la celebración per se”, afirmó. A su juicio, muchos de estos planes van a tener ajustes importantes, mientras el tema de la enfermedad se mantiene en el ambiente, porque seguramente en varios de esos días habrá mucha más gente en la calle y el aislamiento se reducirá.

Añade que es clave enviar el mensaje de que no hemos entrado en fase poscovid, como se ha dicho erróneamente, porque la enfermedad no se ha acabado. Lo que termina es el aislamiento. “Seguramente la gente va a seguir comprando y se va a ajustar a las celebraciones por reuniones virtuales o muchas familias podrán reunirse bajo normas muy claras de seguridad”, comentó Herrera.

EXPECTATIVA TURÍSTICA Y DE LOS RESTAURANTES 


Por ejemplo, desde la orilla del turismo, la presidenta de la Asociación Colombiana de Agencias de Viajes y Turismo (Anato), Paula Cortés Calle, hizo énfasis en que dada la situación que está viviendo el país hay que respetar los planteamientos que se hacen desde el Gobierno Nacional.

“Sin embargo, nos parece importante que en julio se inicie la operación de los vuelos piloto nacionales, los cuales se están preparando con los protocolos de bioseguridad de las aerolíneas y agencias, para que así, al igual que los demás sectores de la economía, el turismo también empiece su reactivación progresiva a lo largo de estos meses”, destacó.

Asimismo, en medio de lo que prevé el Gobierno para el segundo bloque de este año en materia de virus, el ministro de Comercio, Industria y Turismo, José Manuel Restrepo, hizo un llamado para que se recupere la confianza en el turismo de la mano de garantías de bioseguridad y, también, de aerolíneas, hoteles, guías y operadores de turísticos certificados.

Incluso, afirmó que para reactivar el turismo de cara a lo que resta de este año el país se unió a la Coalición para el Futuro del Turismo con el fin de que Colombia fomente prácticas responsable que le devuelvan dinamismo a un sector que, hasta antes de la pandemia, el Gobierno perfilaba como el ‘nuevo petróleo’.

María Claudia Lacouture, directora de la Cámara de Comercio Colombo Americana, señala al respecto que “no se puede seguir igual: sería como declararle el estado de coma permanente a un brazo muy fuerte de la economía que tiene grandes posibilidades de ser un motor de alivio para después de la pandemia”.

Añadió que es importante contar con fórmulas combinadas, pues la industria del turismo “confía en que haya soluciones intermedias, donde se tengan todas las acciones para prevenir el contagio y la salud pero al mismo tiempo prevenir la destrucción empresarial”.

Ahora bien, a pesar de que el Gobierno baraja todas las posibilidades para restablecer el turismo y la hotelería, hay actores del sector que todavía ven con incertidumbre las estimaciones presidenciales.

“Los anuncios aumentan el miedo y no contribuyen en nada a la recuperación de la economía. Es claro que vamos a tener que aprender a convivir con la covid, pero los mensajes del Presidente deberían reforzar la importancia del autocuidado”, señaló Juan Carlos Galindo, presidente de OxoHotel.

Entretanto, Jorge Giannattasio, vicepresidente senior y jefe de operaciones para el Caribe y América Latina de la cadena Hilton apunta que “si bien no podemos predecir los resultados a largo plazo de la covid-19, estamos seguros de que nuestro mundo y nuestra industria se recuperarán”.

Finalmente, Juan Manuel Barrientos, propietario del restaurante El Cielo apunta que “entiendo la responsabilidad que tiene el Presidente al ser cauto. Pero como empresario de restaurantes aprovecho para hacerle un llamado de que en el sector estamos listos para construir un nuevo país y reconstruir nuestra economía está agonizante”.

LA INCÓGNITA DEL TRANSPORTE 

Marino Quintero, presidente de Asotrans -uno de los gremios del transporte intermunicipal del país-, dijo que si el 15 de julio se abre la puerta para que las opera-
ciones se reanuden, aunque con buses sin cupo completo, los empresarios buscarán ajustar costos y tomar medidas para lograr un equilibrio que les permita operar en fechas como semana de receso escolar y Navidad
.

“Si esto se prolonga y se deja abierta la puerta a la ilegalidad, para finales de julio estarán las primeras empresas en insolvencia. Estamos llegando a pérdidas por más de $500.000 millones”, añadió.

Ahora bien, los empresarios del transporte especial han reiterado su preocupación, pues más de 1.000 firmas siguen con vehículos detenidos hasta nueva orden.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido