Empresas de internet, a ampliar el ancho de banda desde enero

Las compañías que vendan planes de este tipo deberán incrementar sus indicadores, según una normativa de la CRC. ¿Qué dice el gremio?

Radiografía de las conexiones a internet en el país

Radiografía de las conexiones a internet en el país

Archivo particular

POR:
Portafolio
diciembre 10 de 2018 - 10:01 p.m.
2018-12-10

En unas tres semanas, Colombia dará un paso significativo en la búsqueda de aumentar la cobertura de internet de calidad en todo el territorio nacional.

Desde el 1.° de enero del 2019, las conexiones de datos que se vendan como banda ancha deberán garantizar bajadas de 25 megabytes por segundo (Mbps) y subidas de 5 Mbps. Esto, ‘traducido al español’, quiere decir que se mejorará sustancialmente la velocidad de internet que se usa en el país.

(Velocidad de banda ancha en 2019 debe ser de mínimo 25 Mbps). 

Según Germán Darío Arias, director de la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC), “se decidió que para el país se necesitaba una nueva definición de banda ancha, y ahora será 25 veces mayor que la actual; aunque parece mucho, realmente no lo es y aún tenemos mucho que hacer. Pero, en cualquier caso, con esta decisión queremos que los operadores se vean incentivados para aumentar la oferta de banda ancha”.

PISOS MÁS ALTOS 

De este modo, para la CRC, la norma tiene dos efectos directos: aumentará la oferta de mejores planes de banda ancha y el usuario sabrá qué compra, es decir, que cuando adquiera uno de estos, obtendrá velocidades mayores a lo que hoy por hoy se considera banda ancha.

Esta decisión fue celebrada por Galé Mallol, presidenta de la Asociación de Operadores de Tecnologías de Información y Comunicaciones (Asotic), quien aseguró que “los usuarios van a poder diferenciar claramente qué es internet de banda ancha y qué no. Además, con estas medidas, estamos más cerca a países que tienen su economía basada en el internet, siendo este un facilitador del ecosistema digital”, agregó.

Vale aclarar que los operadores del servicios podrán seguir ofertando planes de menos de 25 Mbps, pero estos no podrán ser publicitados como banda ancha, lo cual tendrá, según la CRC, un impacto positivo en que las personas tomen, igualmente, estos planes, y así recibirán mayores velocidades a las actuales.

(¿Cuál debe ser la banda ancha mínima?). 


De hecho, el director de la Comisión de Regulación de Comunicaciones afirmó que un estudio hecho por la entidad sobre velocidades comparadas reveló que luego de firmarse la resolución, los operadores fueron aumentando sus indicadores, a modo de prepararse para la entrada en vigencia de la norma en mención.

Es decir, las velocidades ya han aumentado y seguirán haciéndolo, sobre todo porque la adquisición de planes de banda ancha domina la parada en Colombia.

“Por ejemplo, en Bogotá se pasó de una velocidad promedio de 6,2 Mbps en el 2015 a 10,7 Mbps este año, y el aumento responde a esa nueva definición de banda ancha. La tendencia la observamos igual en otras ciudades principales y vale aclarar que esta norma aplica es para planeas de internet fijo”, explicó Arias.

El funcionario también añadió que las tarifas tenderían a rebajar o mantenerse estables, ya que “en el sector, la tendencia es ofrecer más internet, a precios iguales o incluso menores. No vemos la tarifa como un problema, y probablemente solo se incrementen un poco los precios para quienes compren planes de internet fijo con ofertas de alta capacidad”.

MAYORES VELOCIDADES 

Incluso, para estos últimos, la CRC también clarificó otra categoría: la ultra banda ancha (velocidades todavía mayores), que también aplicará desde el 1.° de enero próximo y será para las que tengan, al menos, 50 Mbps de bajada y 20 Mbps de subida.

En ambos casos, desde el primer mes del 2019, los operadores deberán informar en las facturas mensuales: la velocidad contratada y todos sus detalles, “diferenciando claramente aspectos equivalentes a promociones o beneficios adicionales”, reza la normativa, que se firmó el año pasado.

Todo este paquete, según Arias, “debería traducirse en que aumenten gradualmente las velocidades de internet fijo, ya que la tendencia es precisamente esta, sin que allí se vean comprometidos mayores precios, sino más bien similares”, concluyó.

Por su parte, Mallol indicó que este cambio responde a una visión de 360 grados del Gobierno, que incluye “un marco regulatorio con certidumbre jurídica, el despliegue de infraestructura y la apropiación de tecnologías, que en su conjunto son las claves para tener una economía desarrollada”.

IMPACTO EN EL PIB PER CÁPITA


La subida de estos pisos por parte de la CRC tiene implicaciones importantes para el día a día de los colombianos, pero también para los ingresos per cápita del país. Este indicador podría incrementarse en hasta 18,4%, al triplicarse la velocidad promedio de descarga. La estimación fue hecha por Planeación, que en un estudio halló que cada hogar podría ahorrarse 5,1% del PIB per cápita por compras en línea pero también por acceder ‘online’ a telemedicina, teleeducación y trámites de gobierno en línea.

Siga bajando para encontrar más contenido