En energías renovables de La Guajira hay retraso

Los proyectos avanzan pero aún no hay línea de transmisión, por lo cual les tocaría esperar un año para conectarse al sistema. 

Energía eólica
POR:
Portafolio
noviembre 01 de 2018 - 11:42 p.m.
2018-11-01

Proyectos representativos de energía renovable y que serán pieza clave en la matriz de generación, ubicados en La Guajira, se podrían quedar durmiendo el sueño de los justos por casi un año debido a que no tendrían la manera de entregar la corriente.

La razón, el proyecto Colectora 2, línea de transmisión designada por la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme), para sacar la energía desde estos puntos no convencionales de generación, aún no ha sido incluido para su análisis en el más reciente Plan de Expansión de Referencia Generación Transmisión.

El tema, que no hizo parte del Congreso del Mercado de Energía Mayorista (MEM), fue ventilado por el vocero del sector de generación renovable.

“La línea de transmisión Colectora 2 es un proyecto que está contemplado para su discusión, pero no ha sido incluido en el plan de expansión para su aprobación”,
señaló Germán Corredor, director ejecutivo de la Asociación de Energías (SER Colombia).

El líder gremial reiteró que la prioridad es que la Upme desarrolle el análisis técnico del citado plan, con el fin que el Ministerio de Minas y Energía le otorgue el visto bueno a la mayor brevedad.

“La Colectora 2 está pensada para fortalecer la red de transmisión en la costa Caribe (...) ya que le daría garantía al desarrollo de los proyectos degeneración renovable”,
reiteró.

Para analistas del sector eléctrico, existe una incertidumbre con respecto al desarrollo de los proyectos de generación renovable en esta zona del país, ya que si tienen programado terminar el montaje de sus infraestructuras entre diciembre del 2022 y enero del 2023, la Colectora 2 estaría lista en diciembre de 2023.

Pero no solo el malestar está en el gremio del sector. Las mismas empresas expresan que aunque sus proyectos de generación renovable se desarrollan de acuerdo al cronograma establecido, la incertidumbre es la entrada en operación.

Ese es el caso de Isagen, generadora que ve complejo el desarrollo de Colectora 2. Al consultar el tema con voceros de la compañía, estos aseguraron que así se le de celeridad al tema para que la citada línea de transmisión entre en operación en el 2022, los plazos serían “justos”, sin tener en cuenta que hay otro factor y es el del decreto de la Línea Negra. Otra de las empresas que expresó su malestar es la portuguesa Renovatio, la cual adelanta el desarrollo de 500 megavatios de capacidad instalada en un parque eólico.

Siga bajando para encontrar más contenido