Economía

En julio inició la reacción de sistemas de pago electrónico

CredibanCo dice que a través de su plataforma los meses de marzo, abril, mayo y junio registraron cifras por debajo a 2019

Pago electrónico

Es clave que el ecosistema de pagos opere con una experiencia de usuario consistente para consumidores y comercios.

iStock

POR:
Portafolio
julio 15 de 2020 - 10:00 p. m.
2020-07-15

La crisis generada por la covid-19 desde el 6 de marzo, cuando se reveló el primer caso en Colombia, ocasionó un impacto en los sistemas de pago electrónico, que entre marzo y junio registraron una fuerte caída, pero en las últimas semanas se comenzó a vislumbrar la recuperación.

(Lea: Día sin IVA le ganó en ventas electrónicas a la Navidad del 2019)

Un informe sobre las operaciones con los medios de pago electrónicos de CredibanCo, que representa más del 50% de participación en el mercado de transacciones electrónicas en el país, “por lo que se puede considerar que es una muestra representativa en Colombia hablada en variaciones”, según su presidente, Gustavo Leaño Concha, muestra que en marzo y especialmente en abril la facturación sufrió un descalabro del 14% y el 49%.

(Lea: Los colombianos están más dispuestos a realizar pagos electrónicos)

Y aunque en mayo y junio se dio una ligera recuperación frente a los meses precedentes, comparado con el mismo período de 2019, las facturaciones seguían siendo negativas.
El punto se inflexión se comenzó a dar en julio, pues en los primeros cinco días ya había una ligera reacción de la facturación frente al mismo mes del 2019.

(Lea: Oportunidades de mipymes al incorporar medios de pago electrónicos)

Al comparar el comportamiento de los primeros días de julio el informe dice que se volvieron a ver cifras positivas, con un crecimiento del 2% en la facturación, apalancado por el segundo Día sin IVA, “donde sobresalieron compras de alto valor”, indica el ejecutivo.

Por otro lado, las transacciones realizadas en mayo, junio y la primera semana de julio, presentaron decrecimientos del 28%, 22% y 4% respectivamente.

Al detallar el comportamiento de estos meses, las transacciones de comercio electrónico no se han visto tan afectadas, con crecimiento todo el año.

CredibanCo dice que ya se ve un nivel similar al crecimiento que había en transacciones a principio de año donde era del 13% y 15% en enero y febrero y en mayo y junio fue del 11% y 15% respectivamente.

Por su parte, en la primera semana de julio (del 1 al 5 de julio) se observa un crecimiento del 37% en las transacciones realizadas a través de este canal, y del 46% en facturación, indicadores apalancados principalmente por la actividad del segundo Día sin IVA (3 de julio) que tuvo alto impacto en las ventas realizadas en dicho ambiente, especialmente por los artículos tecnológicos que tuvieron restricciones en ventas presenciales.

Por otro lado, el comportamiento de las ventas presenciales reflejan una tendencia negativa desde marzo, que empieza a mejorar progresivamente a partir de mayo, pero sigue afectando en gran medida la dinámica general del país al acumular más del 70% de las ventas totales que se realizan con tarjeta débito y crédito. Al cierre de junio, la disminución en las ventas realizadas en ambiente presencial fue de 29% y 30% en transacciones.

En la primera semana de julio CredibanCo dice que se observó una recuperación importante, presentando una caída del 14% tanto en facturación como en transacciones.

De otra parte, se evidencia que si bien el comercio electrónico ha ganado terreno pasando de una participación promedio del 23% en el primer trimestre del 2020, a más del 31% en abril y mayo, ante la apertura dicha distribución ha empezado a tener una corrección. Este porcentaje en junio pasó a ser del 29%, mientras que las ventas presenciales pesaron un 71%.

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido