En la cuarentena, los bancos fortalecen canales digitales

Las entidades refuerzan su presencia en la red para minimizar la exposición de los clientes al contagio. 

Banca desde el celular

La banca ha desarrollado varios productos a través de aplicaciones para el celular. Es una de las opciones más usadas.

Archivo particular

POR:
Portafolio
marzo 30 de 2020 - 08:43 p.m.
2020-03-30

La pandemia mundial del coronavirus está golpeando la salud y la economía de prácticamente todos los países y, aunque es temprano para determinar su magnitud, la faceta más visible que está mostrando es el desempleo y los ingresos de las personas.

(Especial: #SíSePuede). 

El obligado aislamiento y cierre de casi toda actividad productiva para evitar una mayor propagación de la pandemia ha impulsado a las entidades financieras a profundizar la banca en línea, pero también los ha llevado a ofrecer soluciones para evitar que la caída de los ingresos de sus clientes cause efectos negativos en la cartera de crédito.

MEDIDAS DIRECTAS 

A la par del reforzamiento de los canales digitales para realizar operaciones en un ambiente de mayor seguridad, las entidades también han disminuido las tasas de interés a compras con tarjetas de crédito para elementos sanitarios, gastos médicos o comida, medida que ha sido adoptadas por las entidades emisoras de dinero plástico.

(Sector privado, aliado para canalizar ayudas). 


Igualmente, han aprobado la ampliación de hasta seis meses para el pago de cuotas e intereses para todo tipo de créditos y la posibilidad de hacer refinanciación de deudas, de acuerdo con las necesidades del deudor y a criterio de la entidad. Otras incluso han llegado a congelar los créditos de todos sus clientes hasta por seis meses.

A pesar de la medida de aislamiento nacional, la banca colombiana, en coordinación con las autoridades, han garantizado la atención al público en horarios flexibles, buscando la protección de los clientes y los empleados de las instituciones y también teniendo en cuenta que muchas sucursales están en lugares donde por su cierre no es posible prestar atención.

La Superintendencia Financiera determinó que los créditos beneficiados no se considerarán como modificaciones ni reestructuraciones.

Además, por 120 días, los créditos que al 29 de febrero de 2020 estuvieran en condición de modificados o reestructurados y como consecuencia de la coyuntura incurran en mora, las entidades deberán actualizar la calificación de riesgo de estos deudores conforme a su condición financiera.

Además, se permitió que las entidades incrementen los montos transaccionales de las operaciones por canales no presenciales, conservando los niveles de seguridad.

La Superfinanciera dijo que las entidades vigiladas deben garantizar la continuidad de la prestación de los servicios.

Igualmente, como medida extraordinaria, que los trabajadores que vean disminuidos sus ingresos puedan hacer uso de sus cesantías. Los cuatro fondos (Colfondos, Porvenir, Protección y Skandia) dijeron que agilizarán las solicitudes.

El presidente de Asobancaria, Santiago Castro, apunta que “la crisis va a golpear al país, pero que la economía colombiana es resiliente y, una vez termine, el país va a volver a crecer”.

El dirigente también considera que gracias a las inversiones y la innovación, el sector está ofreciendo “canales digitales que han funcionado plenamente” y asegura que quien no ha bajado la aplicación (app) de su banco “debería bajarla, y los que no la usan, deberían hacerlo”.

También aseveró que “hay total disposición de la banca en ayudar a sus clientes. Las medidas buscan abrirles la posibilidad. Se pueden revisar las condiciones en cualquier tipo de crédito, pero obviamente el primer paso es ir y pactar condiciones como el alargamiento del plazo, la deuda u otras condiciones de la obligación”.

Ante la volatilidad en los precios de las acciones en la Bolsa de Valores de Colombia, que ha llegado a afectar la rentabilidad de los fondos de inversión, Castro explicó que “la gente no debe retirar sus ahorros o inversiones colectivas, pues así materializaría las pérdidas”.

Analistas en inversiones han dicho que luego de la crisis, las economías van a volver a fortalecerse.

Pero las acciones de los bancos y del Gobierno no son las únicas, pues el Banco de la República también ha estado activo ofreciendo la liquidez necesaria y adicional que el momento exige con la ampliación de las operaciones de suministro y recientemente con la baja en las tasas de interés.

BANCA EN LÍNEA PIDE PISTA COMO LA OPCIÓN 

Expertos y voceros de la banca digital dicen que esta ha dejado de ser solo una herramienta y tendrá que convertirse en el eje del funcionamiento del sistema financiero.

Dada la contingencia mundial, los canales virtuales de distintas industrias toman un protagonismo primordial y, en la actualidad, el mundo digital tiene que estar 100% funcional para solucionar el día a día de las personas.

“Durante los últimos años, han sido varios los ejemplos de buenas prácticas, principalmente en Europa y Estados Unidos, como el caso de BBVA España, en el que el cliente puede acceder desde su App móvil a todas las funciones que hay en una oficina física. Sin embargo, para países como Colombia, al reto de bancarizar la población se suma el de garantizar el acceso a internet en todo el territorio”, señala Antonio Arancibia, presidente de Movizzon, fintech dedicada al monitoreo y optimización de la experiencia de usuarios de plataformas.

Para el caso de Colombia, a pesar de que el reporte de Inclusión Financiera del 2018 indica que el 81,4% de los adultos en el país se encuentra incluido financieramente, solo el 68,5% tiene un producto bancario vigente.

La compañía dice que en este punto, la banca digital juega un rol protagónico, donde se concentran el 49,8% de las transacciones, según publicación de Banca de las Oportunidades y la Superintendencia Financiera de Colombia de 2018”.

“En el contexto de la contingencia mundial, vamos a pasar del 50% al 100% de concentración de transacciones en canales digitales. Esto significa un aumento de prácticamente el doble de tráfico en menos de un mes. Es decir, para pasar del 0 al 50% pasaron entre 8 a 10 años, pero moverse del 50% al 100% supuso solo semanas”, agrega Hismael Alayo, Business Manager para Latinoamérica de Movizzon. 

holrod@portafolio.co


Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido