Endurecen las normas para los motociclistas

Este semestre quedaría lista la nueva forma para expedir licencias a estos usuarios. Prohíben también el transporte de pasajeros en moto.

Motocicletas

En 2018 se registró una caída de 3,4% en el número de fallecidos por siniestros en moto.

CEET

POR:
Portafolio
enero 30 de 2019 - 09:50 p.m.
2019-01-30

En el parque automotor del país, las motos son las protagonistas y son, asimismo, las que lideran el ranquin de fallecidos en siniestros viales, con más de 3.000 personas muertas en 2018. Ante la preocupante situación, la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), anunció ayer una serie de medidas para prevenir el número de accidentes viales en el país.

Hilda Gómez, directora de la ANSV, explicó que reducir el número de siniestros en la vía por cuenta de las motos es una de las prioridades de la agencia, teniendo en cuenta los altos índices de fallecidos.

Un informe anual parcial de la entidad señala que mientras que el año pasado hubo en el país 3.126 personas fallecidas que eran usuarios de las motos, en 2018 se registraron 847 usuarios de carros fallecidos y 1.539 peatones.

(Lea: Apps para uso de transporte público en moto como Picap son ilegales

“Las motos son sin duda una de las mayores preocupaciones y lo que queremos es que haya más conciencia ciudadana al respecto, además de que respeten más las normas de seguridad”, manifestó ayer la directora.

Una de las medidas que implementará la entidad, en el corto plazo, es el endurecimiento de la forma en la que los motociclistas obtienen su licencia de conducción. De acuerdo con Gómez, ese nuevo modelo estaría listo para el primer semestre de este año y, para el caso de las licencias para el resto de tipos de vehículos, la propuesta se entregaría al Congreso, ente que tendría que aprobarlo.

“La implementación del examen práctico lo queremos hacer en el primer semestre de este año y la reforma a todo el sistema de licencia, este año la presentamos al Congreso y depende del tiempo que tome tramitarla allí”, añadió.

(Lea: Picap, la polémica app de mototaxismo

Otro de los puntos que anunció la directora de la ANSV es el cambio de las normas que regulan los cascos de motociclistas. “Está próximo a salir una nueva resolución que establece los requisitos que deben cumplir los cascos para motocicletas, que estará listo en aproximadamente un mes”, anunció la directiva.

Una medida adicional que reveló Gómez es que estrecharán lazos con los que fabrican y venden motos, con el fin de prevenir los accidentes viales en el país.

“Parte de lo que estamos analizando en este momento tiene que ver con cómo podemos trabajar con quienes venden y fabrican estos vehículos, para hacer un esfuerzo conjunto para que los motociclistas estén más seguros. De hecho, hoy en día quienes venden motos ya están haciendo advertencias a los usuarios sobre los peligros y están haciendo una capacitación mínima”, aseveró.

De hecho, la ANSV prevé unos cursos para los conductores de las motos, con el fin de que haya mayor información sobre los riesgos de la vía y el uso de este tipo de vehículos.

LOS MOTOCARROS Y MOTOTAXIS

En cuanto al transporte público que se está prestando a través de motos, la directora de la ANSV hizo un llamado a la ciudadanía para evitar usar ese tipo de transporte. “La moto no es un vehículo que esté diseñado para el transporte público de pasajeros. Las personas que están prestando el servicio no están debidamente capacitadas, no tienen los seguros que se requieren para ese tipo de transporte”, reiteró.

Asimismo, la ANSV recordó que el servicio que está siendo prestado por las motos, para movilizar personas está prohibido, según el Código Nacional de Tránsito. “El servicio de transporte en moto es un servicio ilegal, que pone en riesgo la vida y la integridad de sus usuarios”, indicó la ANSV.

Entre las mayores preocupaciones de la entidad está que los conductores de estas motos, que son gestionadas a través de aplicaciones móviles, no cuentan con ninguna capacitación para prestar dicho servicio.

“Estos esquemas incentivan a los conductores a lograr el mayor número de viajes, ya sea por tiempo o por distancia, promoviendo la ilegalidad y conductas de riesgo, como asumir exceso de velocidad, hacer uso inapropiado de la infraestructura vial para llegar más rápido de un punto a otro, implicando así riesgos para los usuarios de la moto y los demás actores viales”, manifestó.

Por otra parte, la ANSV recordó que el casco es un elemento de protección de uso personal. La efectividad para el usuario de la moto depende de sus características de fabricación (certificación de calidad), del buen estado de sus componentes y de su correcto uso (abrochado y de la talla respectiva al tamaño del cráneo de cada usuario).

“En la práctica ilegal de ‘mototaxismo’, el acompañante tiene una alta probabilidad de utilizar cascos que no corresponden a su talla; por lo tanto, en caso de siniestro vial, este elemento (casco) no cumpliría su funcionalidad de manera óptima como elemento de protección personal”, comentó la agencia.

LA REGULACIÓN DEL MOTROCARRO

Pese a que la directora hizo énfasis en que el uso de las motos para transporte están prohibidas, reveló que en el plan de la ANSV está buscar la forma de regular el uso de motocarros.

“Estuvimos haciendo una visita en Soledad (Atlántico), un municipio que usa mucho este tipo de transporte y encontramos que es mucho más seguro que las motos. Queremos ver la forma en que este tipo de transporte pueda ser una nueva alternativa”, añadió.

Para el caso de las nuevas modalidades que están llegando al país, como el uso de patinetas eléctricas, Gómez hizo hincapié en que, aunque están abiertos a cambios tecnológicos, la regulación y la forma en la que este tipo de vehículos operan tiene que ser siguiendo las normas de seguridad y garantizando la vida de los usuarios.

“Nuestra labor como entidad es velar por la seguridad de los ciudadanos y por eso buscaremos salidas para regular las nuevas alternativas”, puntualizó.

LA 'APP' DE MOTOTAXIS

La aplicación móvil que está siendo más usada para el transporte de pasajeros en moto, sobre todo en Bogotá, es Picap.

Con respecto a la ilegalidad del servicio, Camilo Rodríguez, fundador de la ‘app’, manifestó que “el mototaxismo existe hace mucho tiempo en Colombia, lo que realmente estamos haciendo es regularlo de tal forma que los pasajeros se puedan sentir más seguros al momento de pedir un servicio, puesto que pueden dar un ‘feedback’ del servicio”, dijo. Ante las condiciones de seguridad de los conductores, Rodríguez respondió que “en teoría el Estado tiene la obligación de velar para que la licencia de conducción sea entregada a personas aptas para manejar, según la categoría autorizada. Además tenemos el control de la calificación de los conductores”.

Siga bajando para encontrar más contenido