‘Enfrentamos el reto con sentido de humanidad’

El presidente de Grupo Nutresa explicó cómo la empresa ha ajustado la operación en medio de la crisis sanitaria.

Carlos Ignacio Gallego

Carlos Ignacio Gallego, presidente de Grupo Nutresa. El año pasado vendió $9,96 billones.

CORTESÍA

POR:
Portafolio
marzo 26 de 2020 - 10:00 p.m.
2020-03-26

Grupo Nutresa es una de las grandes empresas del país que está en la tarea de cumplir con la producción de alimentos en medio de los retos que ha impuesto la pandemia por la covid-19. Esto no solo en Colombia, sino en los 14 países en los que tiene operación directa.

(Lea: Vea en el mapa interactivo el estado del coronavirus en Colombia)

También exporta a 75 geografías. El presidente de la compañía, Carlos Ignacio Gallego, explicó a Portafolio los ajustes que han hecho en la operación.

(Lea: Las medidas de aislamiento podrían volverse más duras)

¿Cómo enfrenta la compañía la coyuntura en Colombia y en los países donde opera?

Grupo Nutresa está enfrentando este reto, una situación sin precedentes para el mundo, con un gran sentido de humanidad y pensando en el bien común con cuatro prioridades. La primera es que lo más importante son las personas y su salud. La segunda, es que tenemos plena conciencia de la responsabilidad de garantizar el suministro de alimentos, llegando hasta el último rincón de esos países.

La tercera es que estamos comprometidos con hacer el mayor esfuerzo por proteger los empleos. Y la cuarta prioridad es que por las capacidades y velocidades, y la posibilidad de acción que tiene una empresa como Nutresa, debemos cooperar con actores públicos y privados para ser parte de la solución, y ayudar especialmente a la población más vulnerable.

¿Cuál es el reto en abastecimiento?

Tanto en Colombia como fuera esta situación ha traído una mayor volatilidad y, en algunos negocios, una situación más compleja por cambios en la forma de operar. Por ejemplo, en los restaurantes que se han centrado solo en los domicilios, hemos reorientado algunas de las actividades enviando parte del personal a vacaciones y centrándonos en los que pueden tener buenos niveles de domicilios.

También se da una situación en el canal de food service, que atiende hotelería, instituciones y restaurantes, que tienen menores volúmenes y se han reinventado para poder ser más digitales o vender por otros medios. Pero, por otra parte, hay temas muy positivos con los negocios basados en bienes de consumo básico, en lo que llamamos víveres o abarrotes, que tienen picos de demanda muy altos.

¿Y como responden a estos picos?

Esto ha obligado a que tengamos que hacer más planeación por escenarios, con una información muy en línea de lo que está ocurriendo en el mercado para planear bien la producción y distribución y dar aviso oportuno a los proveedores con el fin de reaccionar de la mejor manera.

Tenemos una excelente comunicación con todos los canales de venta y estamos tratando de llegar a todas las poblaciones para que no falte el producto.

En la parte táctica, se tienen unas matrices de impacto clasificando a los proveedores de acuerdo con su nivel de criticidad y construyendo alternativas para no tener que suspender la operación. Igual, se han activado nuevos proveedores de insumos clave, se ha trabajado mucho de la mano con contratistas para mantenerlos integrados a la red operativa y se maneja una estrategia de cobertura de futuros, tanto a nivel de commodities como en moneda en cuanto sea posible para afectar de la menor manera los costos.

¿Cómo han coordinado las tareas?

Desde el cinco de marzo, creamos un comité de gestión de crisis corporativo (multidisciplinario) enfocado en la atención de los efectos de la covid-19. Interactúa con equipos de gestión de crisis a nivel de negocio, de proceso y con equipos de respuesta local que aseguran que podemos actuar rápidamente.

Se reúne al menos dos veces al día para analizar información, identificar tendencias, compartir medidas tomadas que hayan tenido efecto positivo y ayudar a los líderes de la empresa en todos los frentes y en todos los países para que hagamos lo correcto en medio de una situación de alta incertidumbre y tan cambiante.

¿Qué limitaciones han encontrado?

El número de vehículos disponibles ha cambiado. Antes algunos clientes solicitaban entregas directas en un solo punto y ahora piden que sean distribuidas. El domicilio está cobrando mucha importancia. Pero esto se está sorteando con recursividad, siendo muy innovadores, atreviéndonos a cambiar, a aprender rápido, y a trabajar de forma colaborativa.

¿Han priorizado en ciertos productos?

El primero que prioriza es el mercado, y de ahí hacia atrás las compañías se organizan y aplican sus capacidades para dar la mejor respuesta a esas expectativas y necesidades. Lo que hemos visto es una demanda altísima, orientada a lo que la gente considera alimentos de primera necesidad: cárnicos, galletas, chocolate de mesa, pastas, bebidas achocolatadas como el Choco Listo, y el café. Otros que se consideran más de indulgencia tienen una demanda normal, y hay segmentos donde la dificultad radica en el acceso, como los restaurantes, basados en los domicilios y afectados en sus ventas.

¿Cambian las previsiones?

Claramente. Tuvimos dos primeros meses del año sumamente buenos, y como lo informamos en la asamblea, el año anterior fue excelente en cuanto a crecimiento y rentabilidad. Esta situación toma a Grupo Nutresa con un endeudamiento moderado, buen flujo de caja, y con muchas capacidades para afrontar un entorno tan retador.

Obviamente las previsiones cambian, pero yo diría que es muy temprano para decir cómo va a terminar 2020, realmente hay afectaciones en ambos sentidos, y es un año donde lo más clave es cuidar las personas, la salud y la vida, garantizar la alimentación a la sociedad, cuidar los empleos y cooperar con aliados públicos y privados en programas que buscan el bien común.

Es un año en el que para muchas empresas, incluida la nuestra, más que el crecimiento en ventas, o en Ebitda, la caja es determinante porque permite que sigamos operando de buena manera. Nutresa está en una gran posición, con un buen flujo de caja y acceso a créditos por parte de la banca, que nos ha ofrecido financiación si se llegara a requerir.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido