close
close

Economía

‘Es clave valorar lo local y preservar el empleo’

Para el presidente de Fedepalma, Jens Mesa, la apuesta es consumir productos del país.

Jens Mesa

Jens Mesa, presidente ejecutivo Fedepalma.

Cortesía

POR:
Portafolio
julio 26 de 2020 - 08:00 p. m.
2020-07-26

La agroindustria de la palma de aceite, presente en 162 municipios de 21 departamentos y que genera 185.000 empleos entre directos e indirectos, lanzó una campaña para impulsar el consumo de aceite de palma 100% colombiano.

(Lea: Colombia lidera la pérdida de empleo en los países de la Ocde)

“Vivimos una coyuntura mundial que tiene que movernos a lo nacional, por preservar el empleo y por la solidaridad”, expresó Jens Mesa Dishington, presidente Ejecutivo de Fedepalma.

(Lea: Se amplía brecha laboral entre hombres y mujeres)

¿Qué motivó la realización de la campaña?

En momentos en que la pandemia deja una profunda crisis a muchos colombianos que han perdido sus empleos y negocios en los diferentes sectores productivos, volver a mirar lo nuestro es fundamental.

Evidenciar nuestro origen fue el resultado de un estudio de Raddar, en el cual más de 54% de los encuestados manifestó que les interesa saber de dónde provienen los productos y respaldar a la industria colombiana.

¿El consumidor cómo sabe que está comprando aceite nacional?

Porque para facilitar la preferencia y compra del producto, este lleva un sello distintivo diseñado por el gremio para el aceite de palma nacional que exhiben más de 20 marcas y que están en canales de venta.

¿Aumentarán la presencia en el comercio?

Estaremos en góndolas de grandes superficies, hard discounts, supermercados y también en tiendas de barrio. En la primera etapa habrá ‘brandeo’ en los puntos de venta para identificar las marcas que tienen el sello en las etiquetas, en ciudades como Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Santa Marta, Pereira, Villavicencio y Bucaramanga.

Hay críticas sobre la sostenibilidad de la agroindustria del aceite de palma, ¿qué responde a estos planteamientos?

El sector palmero tiene un gran compromiso con el desarrollo sostenible, social y económico del país, y uno de nuestros intereses con la campaña es continuar hablando de tres territorios de nuestra marca: sostenibilidad en cultivos y plantas de beneficio y cuidado de la biodiversidad; naturalidad, porque el aceite se extrae en forma mecánica y es rico en vitaminas A y E y libre de grasas trans; y versatilidad, al ser ingrediente básico para comidas y productos no alimenticios.

¿Cómo está contribuyendo el sector palmicultor a preservar el empleo?

La cadena agroindustrial de la palma de aceite no ha parado labores en ningún momento, atendiendo estrictos protocolos de bioseguridad y enfatizando en el cuidado por la vida. En el primer semestre de 2020 se produjeron alrededor de 953 mil toneladas de aceite de palma, 8% más que en igual período del año pasado, lo que significa preservar el empleo y el ingreso de miles de trabajadores en zonas palmeras.

¿Cómo se refleja la solidaridad de la el gremio está hablando?

Para responder a las necesidades de los grupos más vulnerables que están alrededor de las zonas palmeras pusimos en marcha una estrategia de solidaridad, apoyada en los siguientes tres frentes: la creación del Fondo de Solidaridad Palmero, impulso a una donación de litros de aceite de palma para uso de cocina y la sumatoria de esfuerzos por parte de empresarios de la industria para atender principalmente salud y alimentación en las zonas productoras.

Los tres componentes de la estrategia de solidaridad palmera suman alrededor de $3.700 millones. Es decir, la cuenta especial del Fondo de Solidaridad Palmero, que asciende a $341 millones fruto del aporte de Fedepalma y Cenipalma, de sus colaboradores, así como de palmicultores y productores de este aceite, la donación institucional de producto que supera el medio millón de litros de producto y las donaciones directas de las empresas en zonas palmeras.

¿Cómo ha sido el desempeño económico de la agroindustria de aceite de palma? ¿Sigue siendo optimista?

La producción de aceite de palma en Colombia ha tenido un buen desempeño, con un crecimiento de 8% en los primeros seis meses de año, en medio de la crítica situación económica que le ha planteado la covid -19 a los sectores productivos.

Seguimos siendo optimistas porque somos un sector privilegiado al continuar trabajando, generando ingresos en las zonas rurales y contribuyendo a la seguridad alimentaria del país al producir aceite de palma 100 % colombiano.

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido