Es urgente salvar el sistema de salud: Fededepartamentos

Las regiones y el Gobierno se reunirán para abordar la problemática del sector en Huila.

Carlos Camargo Assis, director de Federación Nacional de Departamentos.

Carlos Camargo Assis, director de Federación Nacional de Departamentos.

Cortesía Fededepartamentos

POR:
Portafolio
enero 29 de 2019 - 09:45 p.m.
2019-01-29

“Superar la crisis de la salud no da espera. El sistema es un paciente que reclama acción contundente del Estado para sanar el enorme desangre fiscal que ahoga las finanzas de los departamentos y los municipios, condena a muerte a miles de pacientes y mantiene a los hospitales públicos en agonía permanente”, afirmó Carlos Camargo Assis, director de Fededepartamentos (FND).

El directivo precisó que mucho se ha dicho sobre el drama que viven a diario millones de ciudadanos que acuden a los hospitales públicos y se encuentran con las puertas cerradas por falta de recursos, o son atendidos en condiciones paupérrimas, sin acceso a especialistas, exámenes, cirugías o medicamentos de última generación.

(Lea: La capitalización de Nueva EPS subió a $92.000 millones

Por ello, en diálogo con Portafolio subrayó que es hora de que el país haga viable el sistema y actúe decididamente para revivir al paciente. “Tenemos que ser capaces de crear un modelo que nos enorgullezca y les devuelva la confianza a los colombianos en sus instituciones y sus gobernantes”, anotó.

“Reconocemos que el Gobierno Nacional hace esfuerzos por hallar soluciones en medio de la crisis fiscal. La regulación de precios de medicamentos de alto costo ha tenido un enorme impacto social. Pero hay que hacer mucho más”, le dijo al Gobierno.

(Lea: Pensionados pagarían menos aportes a salud

Los departamentos se declaran víctimas de ese sistema y por ello afirmaron que la tarea que tiene el Congreso de la República en esta área, legislando con responsabilidad y sentido social, y los órganos de control y la Fiscalía trabajando para extirpar la corrupción, que afecta este sector es un importante reto que redundará en el bienestar de toda la población. “La corrupción es más letal que la guerra”, apunta Camargo.

Hay que concertar fórmulas para el financiamiento del sistema.
Un tema que asfixia las finanzas territoriales es el pago de los servicios no POS de los afiliados al régimen subsidiado, cuya legislación es taxativa para los gobernadores y distritos y obliga a que se destinen recursos del Sistema General de Participaciones, rentas cedidas y rentas propias para cumplir esa obligación.

(Lea: Recuperar confianza, la misión de la salud

El vocero de los departamentos precisó que “una radiografía del modelo muestra que el valor del pago de los servicios no POS ha venido creciendo de manera sostenida, haciendo que los fondos disponibles se hayan tornado insuficientes, llegando incluso a generar, en la actualmente, la mayor fuente de riesgos financieros y de sostenibilidad del sistema de salud colombiano”.

Y es que el 80% del gasto está conformado por medicamentos costosos. El resto está asociado a procedimientos y servicios sociales complementarios, que son ‘cargados’ al sistema de salud mediante tutelas.

“El gran problema son los llamados recobros que hacen las EPS, que se han convertido en un mecanismo de extracción inapropiada de rentas del sistema y afectan las finanzas departamentales y distritales, lo que en la práctica es un generador del incremento de gasto. Para la FND, el mecanismo de recobros, debería ser eliminado del sistema y la provisión de estos procedimientos y tecnologías ‘NO PBS’ debería ser gestionada por un fondo único nacional, para los dos regímenes”, sostuvo.

Este modelo ha aumentado la deuda de las entidades territoriales por concepto de salud: pasó de $ 0,44 billones en 2013 a $ 2,37 billones, según las entidades territoriales o $ 3,17 billones, según las EPS. A pesar del esfuerzo financiero de los Departamentos, el balance siempre es negativo. Los gastos superan con creces la disponibilidad de recursos del ente territorial.

Cuatro departamentos, de un total de 32, y 2 Distritos de un total de 5, generan el 48% del total de la deuda: Antioquia, Valle, Santander y Norte de Santander, y Bogotá y Cartagena. Antioquia y Valle generan una cuarta parte del total de la deuda.

Carlos Camargo precisó que la Federación ha propuesto que se incluya en el Plan Nacional de Desarrollo ocho intervenciones que permitirían avanzar en la solución de la problemática y se denominan: Supresión del Sistema de Recobros NO PBS.

Este tema será, precisamente, el eje de la Cumbre de Gobernadores que se realizará el próximo primero de febrero en San Agustín, Huila.

CITA DE ALTO NIVEL

Con la consigna de encontrar soluciones a la crisis estructural que enfrenta el sistema de salud pública, los gobernadores de los 32 departamentos y el presidente de la República se reunirán el próximo primero en San Agustín Huila.

Su encuentro se producirá en el marco de la Asamblea Nacional de Gobernadores, a la que asistirán también los ministros de Hacienda y de Salud y Protección, el Superintendente Nacional Salud y otros altos funcionarios de la administración, lo mismo que el Contralor General de la República y el Procurador General la Nación.

Su deliberación y propuestas estarán centradas la búsqueda de fórmulas viables para rescatar al sector de una crisis tiene entre sus elementos más visibles la desfinanciación de los servicios del “No PBS (Plan de Beneficios de Salud)”, cuya responsabilidad pesa hoy sobre los hombros de los departamentos y distritos.

Incluye también la difícil situación financiera y patrimonial de las 40 EPS que operan en el país.

De hecho, veintidós de las 27 que prestan sus servicios al régimen subsidiado presentan un patrimonio negativo que llega a los $3,4 billones y solo cinco no muestran cifras en rojo. La situación no es muy distinta en las diez del régimen contributivo: cuatro de ellas presentan patrimonios negativos por $1,1 billones.

Según las últimas estadísticas consolidadas conocidas, correspondientes a 2017, las EPS del régimen contributivo reportaron cuentas por cobrar $4,98 billones correspondientes a gastos no incluidos en el Plan Obligatorio de Salud.

Siga bajando para encontrar más contenido