Este año 411 personas han muerto por causas laborales en Colombia

Según Fasecolda, esa es la cifra registrada hasta septiembre y el sector con más episodios es el minero. 

Minería

La responsabilidad de sancionar es del Ministerio del Trabajo cuando no se acatan las recomendaciones que hacen las ARL. 

AP

POR:
Portafolio
octubre 18 de 2018 - 09:31 p.m.
2018-10-18

De enero a septiembre del 2018 se han registrado 411 muertes por causas laborales en el país, de acuerdo con la base de datos de Fasecolda, consultada por Portafolio.

Esta cifra muestra una reducción del 6,2% respecto al mismo periodo del año pasado, cuando el número de fallecidos ascendió a 438 personas.

(Lea: Los sectores laborales más peligrosos). 

No obstante, llama la atención que al revisar ambos periodos, tanto del 2017 y el 2018, se estima que semanalmente mueren un promedio de 10 trabajadores en el ejercicio de sus actividades.

Sobre lo cual cabe destacar que por tratarse de accidentes, las causas son prevenibles y, por lo tanto, el número podría ser mucho menor.

De acuerdo con Adriana Solano, presidenta ejecutiva del Consejo Colombiano de Seguridad, el sector que registra mayor índice de mortalidad es el de minas y canteras.

(Accidentes laborales, más frecuentes en turnos de noche). 

En esta industria, durante el 2017, murieron 90 personas y, en lo corrido del 2018, van 77.

Según los registros, el año pasado el segundo lugar lo obtuvo la categoría de ‘Transporte, almacenamiento y comunicaciones’, que si bien tuvo el mismo número de muertes (90 personas), incluye a más actividades y empresas.

ENFERMEDADES MORTALES 

De acuerdo con la Compañía de Seguros Positiva, que acoge al 30% de la población ocupada formalmente en el país, el año pasado fueron reconocidas 3.222 enfermedades de origen laboral, de las cuales el 89% correspondieron a desórdenes músculo esqueléticos (DME), seguido de las enfermedades mentales con un 5% y de las respiratorias con un 2%.

Sin embargo, pese a que las enfermedades laborales más frecuentes son los DME, las de tipo respiratorio tienen especial relevancia a nivel médico, puesto que según la literatura médica, padecimientos como la neumoconiosis tienen un potencial desencadenamiento en la muerte.

“La enfermedad respiratoria de origen laboral es diferente a los DME porque estos últimos no implican pensión temprana ni muerte. De hecho, la literatura médica demuestra que trabajar bajo tierra disminuye la expectativa de vida en diez años, por el solo hecho de trabajar bajo tierra”,
explicó Gloria Morgan Torres, vicepresidenta de Promoción y Prevención de Positiva.

(Enfermedades profesionales modernas que ya afectan a los colombianos). 

De acuerdo con investigaciones de Positiva, la neumoconiosis es la enfermedad respiratoria ocupacional más relevante.

Esta se presenta cuando se deposita material particulado (de polvos minerales) en los pulmones que no se diluye fácilmente. Y cuando la cantidad sobrepasa la que los mecanismos de defensa del cuerpo pueden tolerar, se produce la enfermedad.

Frente a este panorama, se calcula que anualmente se estarían reconociendo alrededor de 1.000 personas con alguna enfermedad respiratoria de origen laboral, dado que en el 2017 el 2% de los 53.530 trabajadores de minería localizados en el país, correspondía a 1.070 personas.

Y, en el 2016, cuando se hablaba de que habían 133.050 trabajadores en el sector de la minería (más del doble que en el 2017), el 2% eran 2.661 personas.

No obstante, estas cifras podrían ser mucho mayores teniendo en cuenta que diagnosticar estas enfermedades es muy complejo.

“La razón para que la frecuencia de casos diagnosticados sea tan baja, es que estos llevan muchos años en poder diagnosticarse como de índole laboral, entendiendo que se requieren niveles de exposición promedio de entre los 10 y los 20 años para que aparezcan los primeros síntomas. Las edades más comunes en las que se encuentran estas patologías son entre los 40 y los 50 años, aunque incluso dependiendo de las características de la exposición puede presentarse a los 60 años y a esa altura las personas ya no estén trabajando en las minas, o que se hayan movido de empresas muchas veces, se dificulta hacerles seguimiento”, indicó Morgan.

Por su parte María Teresa Espinosa, miembro de la Sociedad Colombiana de Medicina del Trabajo, manifestó que “es importante señalar que la silicosis y la asbestosis (dos principales tipos de neumoconiosis), tienen síntomas imperceptibles, y esto, sumado a la baja efectividad de las medidas preventivas tomadas por las empresas, hace más difícil la situación”.

Según explica Morgan, para que un trabajador sea diagnosticado con algún tipo de neumoconiosis, además del largo tiempo de exposición al material particulado ya mencionado, se requiere una exposición a esta clase de material tipo ‘medio’ y en su experiencia, en Colombia la exposición generalmente es ‘alta’.

“Hay un agravante y es que generalmente en la minería subterránea el trabajador se expone 10 horas diarias, con máximas concentraciones de materia particulado, en las que a cinco centímetros uno no puede ver a la otra persona. Y la razón es que muchas veces no hay la ventilación focalizada que se requiere porque es muy caro o muy difícil a nivel de ingeniería y la única protección que se le da a los trabajadores son las mascarillas, pero esta debería ser la última medida que se tome, no la única como uno encuentra en muchas minas”, concluyó la vocera de Positiva.

De acuerdo con Espinosa, en Colombia no existen estudios claros sobre cuántas personas registradas sufren neumoconiosis hoy en día.

Adriana Carolina Leal Acosta
adrlea@portafolio.co

Siga bajando para encontrar más contenido