Este es el daño que le hace a su bolsillo un dólar costoso

En un año, el peso ha perdido más del 14 por ciento de su valor frente a la moneda estadounidense.  

En lo corrido de este año, el precio del dólar ha subido 82 pesos. Comenzó en $1.768.

Archivo Portafolio.co

POR:
Portafolio
mayo 23 de 2019 - 02:19 p.m.
2019-05-23

Este jueves el dólar en Colombia llegó a su precio más alto desde febrero de 2016 y en lo que va de esta semana la divisa estadounidense se ha valorizado 55 pesos, mientras que la moneda local ha perdido el 14,8 por ciento de su valor en un año y hoy se pagan 3.368 pesos por cada dólar que se mueve en el país.

(Lea: Dólar subió con fuerza y llegó a su valor más alto en tres años)

Esta dinámica económica no es ajena a los colombianos de a pie, pues los bienes y servicios que consumen, en algún punto, tienen una relación con la moneda estadounidense en las cadenas globales de valor.

(Lea: Dólar cierra con leve caída)

Orlando Santiago Jácome, gerente de Fénix Valor, explica al respecto que el dólar ya está implícito en buena parte de la canasta de consumo de los colombianos y creer que las fluctuaciones de la divisa no tienen un impacto en los bolsillos de los colombianos es un error.

“Si se mira dentro de la inflación, el huevo ha incrementado muchísimo de precio porque el negocio avícola tiene insumos que provienen del exterior y eso no es otra cosa que un costo que debe ser trasladado en el precio final al consumidor”, refiere.

En ese orden de ideas, Santiago Jácome puntualiza en que eso pasa con la mayoría de los alimentos. “Si hablamos ya del rubro en su conjunto, es lo que más pesa en la inflación, por tanto, no es para nada sano lo que está ocurriendo con el dólar”, añade.

Para Germán Verdugo, director de Inversiones en Credicorp Cápital, dice al respecto que con los precios de la divisa en ese nivel hay varios efectos. El más inmediato expresado en los bienes que se importan como los vehículos y en los insumos que compran en el exterior las compañías para producir, dado que lo más probable es que transmita en sus productos los costos al consumidor.

“Hay un efecto que generalmente lo mide el índice de Precios al Consumidor, no obstante, lo que sí vale la pena mencionar es que ese traspaso de una elevada tasa de cambio, una devaluación fuerte como la que estamos viviendo recientemente, hacia la inflación solamente ocurre si es persistente durante varios meses. Si es un tema muy puntual, de un par de semanas o meses, no necesariamente hay esa transmisión, porque los agentes con sus inventarios asumen ese costo”, advierte Verdugo.

Por otro lado, Verdugo precisa que las empresas que se financian en moneda extranjera, particularmente en dólares, pueden sentir un efecto negativo y como consecuencia pueden elevar los costos de los bienes que producen.

“En todo caso hay que tener en cuenta que como el sistema financiero colombiano es tan sólido no es que las empresas estén muy endeudadas en dólares y la devaluación en ese sentido no alcanza a ser un problema”, indica.

Al respecto, Santiago Jácome dice que hay que tener en cuenta que la deuda pública y privada de Colombia está expresada en dólares. “Muchas de las empresas colombianas generan sus ingresos en pesos pero tienen endeudamiento en dólares, entre ellos el Gobierno Nacional.

“Las empresas que se endeudan en dólares y ganan en pesos trasladan esa diferencia al consumidor final y eso genera inflación”, dice

Y agrega que, por ejemplo, Avianca vende la mayoría de sus tiquetes en pesos colombianos, porque el fuerte es el mercado doméstico, “pero la deuda de la aerolínea, que está expresada en dólares, le está haciendo mucho daño y por eso no es que sea extraño que los tiquetes también se eleven de precio. Entonces es una relación donde el consumidor al final es el que paga los platos rotos”, puntualiza.

En todo caso, a pesar de la fuerte devaluación de la moneda en las últimas semanas, el gerente del Banco de la República, Juan José Echavarría, expresó en la última reunión de política monetaria del Emisor que no habrá una intervención de la divisa.

“Vamos a dejar flotar la tasa de cambio, entre otras razones, porque uno de los lunares tiene que ver con la cuenta corriente”, manifestó al tiempo que indicó que no hay preocupación por una devaluación de 8, 10 o 15 por ciento.

Siga bajando para encontrar más contenido