Estudian posible venta de participaciones del Estado en zonas francas

Hernán Pardo, presidente de Cisa, dijo que algunas participaciones oficiales en algunos puertos también podrían salir de este portafolio.

Hernán Pardo Botero es el presidente de la Central de Inversiones S.A. (Cisa)

Hernán Pardo Botero es el presidente de la Central de Inversiones S.A. (Cisa), entidad adscrita al Ministerio de Hacienda.

Archivo particular

POR:
Portafolio
noviembre 20 de 2018 - 10:07 p.m.
2018-11-20

La Central de Inversiones S.A. (Cisa) tiene la titánica tarea de gestionar y comercializar los activos públicos en el país y, desde ya, alista la que será su estrategia para el próximo año.

La hoja de ruta tiene varios puntos, entre los que están la posible venta de algunas participaciones que el Estado tiene en puertos y zonas francas, y la compra de carteras coactivas de distintas entidades públicas.

Hernán Pardo, presidente de Cisa, le explicó a Portafolio el plan del próximo año de la entidad.

¿Qué hace Cisa y este año cómo va, hasta ahora?

Primero que todo, vale decir que somos una entidad del Minhacienda que busca mejorar la gestión de activos públicos, y con relación a este año, hemos logrado utilidades acumuladas, a octubre, de $68.000 millones, los cuales superan todas las de los últimos 11 años sumados.

Este resultado se debió, en buena parte, a que logramos movilizar unas acciones que teníamos en Epsa y eso nos dio unas utilidades de más de $57.000 millones. De igual forma, acabamos de materializar la venta de dos inmuebles al lado de Colmotores (ubicados en la avenida Boyacá, en Bogotá), los cuales logramos vendérselos a TransMilenio, por medio del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), y representaron un negocio de $65.000 millones, de los cuales, casi el 70% llegará al Minhacienda, pero en la práctica todo es para el Tesoro Nacional.

¿Qué plan tienen para el cierre de año?

Estamos gestionando la facultad de comprarles las carteras coactivas a las entidades públicas, que es la que se origina, por ejemplo, por multas y sanciones, y recolección de impuestos, por mencionar los más importantes.

Sin embargo, la que definitivamente genera mayores recursos son las infracciones de tránsito, ya que representan, a nivel nacional, $4,9 billones de cartera coactiva, y de estas obligaciones, aproximadamente el 70% se deja de cobrar, por múltiples razones.

Por esto, en Cisa estamos interesados en comprar esas carteras y gestionar dichos recursos, ya que además de ayudarles a las entidades, también podríamos mejorar la recuperación de esos dineros.

De hecho, ya empezamos con la Registraduría, y acá es importante decir que Cisa tiene tecnología e infraestructura para hacer esta tarea (a diferencia de las entidades), además que quienes nos vendan la cartera podrán anticipar esos dineros y no tendrán que estar pendientes de cómo recuperarlos.

El primer paquete que adquirimos es de $12.000 millones y la idea es poder extender esto a diferentes entes del orden nacional y ojalá territorial.

¿Y cuánto podrían adquirir por este rubro?

Podemos estar comprando cartera por valor de alrededor de $1 billón al año, y a mediano plazo, el recaudo efectivo de estas carteras podría superar los $150.000 millones anuales.

Sobre las multas de tránsito, en particular, ¿cuándo podrían empezar a gestionarlas?

Este año ya estamos valorando las primeras carteras de tránsito y podemos cerrar el año con contratos de compra con la Alcaldía de Riohacha, y otras dos o tres entidades más. Y, como le dije anteriormente, para el 2019 ya tendríamos una base de alrededor de $1 billón en carteras estimadas.

El Conpes definió una estrategia para valorar y vender algunos activos no estratégicos del Estado, ¿cómo participan ustedes ahí?

Acá es importante decir que el Minhacienda es el que define los activos que deben conservarse y cuáles no. Y es que, por ejemplo, el Estado no debe estar en funerarias ni empresas que no le generen rédito, o que tiene participaciones muy pequeñas. En cuanto al Conpes para definir los activos estratégicos, aún no participamos, pero lo haremos cuando llegue el momento de la comercialización. Por ahora, ese proceso apenas va en las valoraciones de algunos de activos que se podrían comercializar.

Sin embargo, le puedo contar que en Cisa estamos hoy en día en el proceso de comercializar unas participaciones que tenemos en algunos puertos, porque aparte son muy pequeñas y no hay poder decisorio allí. Igualmente, se está haciendo un trabajo con el Ministerio de Comercio para valorar y explorar la posibilidad de comercializar algunas zonas francas. La idea general es tener mejores rendimientos de los activos estatales.

¿Qué negocios se podrían esperar para el próximo año?

Este año logramos la venta de la mal llamada ‘Casa Gacha’ por casi $50.000 millones y para el próximo contamos incluso con bienes de mayor valor. Por ejemplo, hay uno en Medellín valorado en $65.000 millones. En fin, Cisa maneja un portafolio grande, el cual, constantemente, estamos comercializando a nivel nacional.

En materia de sus activos, inmuebles y cartera, ¿de cuánto estamos hablando?

Hoy tenemos disponibles más de 600 inmuebles por valor de $433.000 millones y junto con la Sociedad de Activos Especiales (SAE), esta cifra llega a $1 billón. Es importante recordar que los de la SAE son los que vienen de extinción de dominio y, desde hace unos años, les estamos aplicando la figura de la enajenación temprana, lo que nos permite no tener que esperar a que termine todo ese proceso.

En cartera tenemos $2,6 billones, producto de todas las operaciones que hemos hecho. De esta vale la pena resaltar que tiene un deterioro a la largo del tiempo y, por ende, nos representa un recaudo de unos 32.000 millones anuales, pero este año ya vamos en más de $50.000 millones. Como lo ve, la idea de Cisa es seguirle aportando al Tesoro Nacional con sus diferentes alternativas.

OPCIONES DE LIQUIDEZ

* Implementar comercialización tal y como se maneja el sistema de remates en la Rama Judicial.

* Replicar sistemas de negociación que manejan otros países y es sacar los inmuebles al precio comercial, pero ir monitoreando y aplicar descuento, según el mismo mercado. Así funciona, por ejemplo, en Corea.

* Manejar descuentos del orden del 70%, lo que ofrece un incentivo a cualquier inversionista para inyectarle capital a estos activos.

* Lograr la venta de las participaciones que hoy el Estado tiene en algunos puertos o zonas francas. Estas serían solo para las que son de porcentajes muy bajos (entre 0,1%
y 1%, por ejemplo).​

Siga bajando para encontrar más contenido