‘Exportamos más de 2.000 toneladas de uchuva al año’

Novacampo lleva 16 años exportando frutas exóticas a Europa y a EE.UU.

Sandra Riaño

Sandra Riaño, gerente general de Novacampo.

Cortesía

POR:
Portafolio
septiembre 23 de 2019 - 10:00 p.m.
2019-09-23

Desde 2003, Novacampo fue fundada con ADN exportador y con miras a estar en góndolas internacionales y, ese mismo año, hizo llegar su primer envío de uchuva a Alemania; 16 años después, está vendiendo más de 2.000 toneladas al año al Viejo Continente y a Estados Unidos.

(Lea: Colombia ahora le apuesta a las frutas en exportaciones)

Portafolio conversó con Sandra Riaño, gerente general de la compañía sobre la marca y sus planes a mediano y largo plazo.

(Lea: Las frutas de Colombia, con acogida en el Perú)

¿Cómo nació Novacampo?

Empezamos con Novacampo en el 2003 y ese mismo año estamos vendiendo nuestras frutas exóticas en el exterior. Principalmente nos enfocamos en lo que es el mercado europeo, óptimamente empezamos con Alemania y hoy en día estamos llegando a todos los países de la Comunidad Económica Europea y, también, a Estados Unidos.

Es una empresa que está muy envuelta en todo lo que es la parte de producción con la agricultura, controles de calidad y preparación para entregar un producto con una calidad óptima en el mercado de exportación.

¿Qué tipos de frutas cultivan y desarrollan en la compañía?

La principal fruta que exportamos es la uchuva, que se llama Physalis en el mercado europeo, y en Estados Unidos la Golden Berry. Exportamos más de 2.000 toneladas de uchuvas al año.

Hace unos 20 años en Europa, la uchuva era extremadamente exótica, solamente se conseguía como decoración en cócteles, y hoy en día, después de todos estos años de penetración de los exportadores colombianos de este tipo de frutas, ya se ha desarrollado la fruta en Europa.

En Alemania, es parte de la canasta familiar prácticamente, ya se encuentra en todos los supermercados, también en Europa en general, en Inglaterra es la fruta exótica principal.
También estamos, en segundo rango, trabajando con la gulupa, la fruta de la pasión, y tiene muy buena aceptación. Estamos trabajando fuerte en el mercado europeo porque todavía no se ha podido exportar a Estados Unidos. Luego viene la lima, que es el limón tahití y los otros productos exóticos de más pequeño volumen como son el tamarindo, la pitahaya, la granadilla, la feijoa, el cactus higo.

¿A cuánto ascienden las exportaciones de la compañía?

Yo diría que en el año estamos exportando unas 3.000 toneladas de producto, donde el 70% son las uchuvas, luego está la gulupa, seguido por el limón tahití y de allí ya pasamos a los pequeños exóticos. Actualmente, estamos exportando unos 7 millones de dólares anualmente.

¿A dónde quiere llegar Novacampo en el mediano y largo plazo?

En este momento, estamos bien posicionados en Europa, principalmente en Alemania, Holanda, España, Francia y entregamos por palets a todo Europa. En Estados Unidos ya empezamos con ProColombia la penetración al mercado americano y asistimos hace un año a la feria en Moscú, WorldFood Moscow.

Este es un nuevo mercado potencial que queremos trabajar, ya tenemos buenos contactos. En un futuro, pienso después de Moscú, que podríamos mirar hacia el mercado asiático.

¿Qué es indispensable a la hora de exportar estos productos?


Exportar realmente es un trabajo que requiere constancia, buena comunicación y es un trabajo que desde el momento que uno quiere exportar una uchuva, o cualquier fruta, desde la pequeña plántula, ya trabajamos con prácticas de buena calidad, para que sea aceptada en el mercado.

Pienso que es muy importante para los futuros exportadores pensar que los mercados de exportación son completamente diferentes al mercado nacional, y la calidad que se espera en esos mercados es diferente. Es muy importante siempre que se quiera exportar, hacer una investigación de mercados.

La calidad del empaque también tiene que ser alta, para que cumpla con las técnicas del mercado exterior.

Hoy en día hay una tendencia mundial muy grande hacia el cuidado del medio ambiente, entonces también hay que pensar, cuando se está exportando, en crear el empaque lo más reciclable posible, con cero plástico. Como material hemos desarrollado, por ejemplo, para la uchuva, canastas pequeñas con una especie de material de caña de azúcar, eso es muy importante para todos los mercados en el exterior.

¿Dónde están ubicadas las plantaciones?

Todo lo que es la zona de mayor producción de los exóticos, es en la zona de Boyacá y Cundinamarca.

Novacampo está ubicada en Tunja desde hace un año, ha sido un cambio muy grande para nosotros, porque antes estábamos ubicados en Funza y nos fuimos a Tunja porque en esa región estamos en contacto directo con todos los productores que trabajan con nosotros.

Trabajamos con más de 190 pequeños productores que, desde el principio, los asesoramos con nuestro equipo de ingenieros agrónomos, los apoyamos con todas las certificaciones y les damos todas las técnicas y educación para que el producto sea exportable.

Adicionalmente, con todos estos pequeños productores, trabajamos con acuerdos comerciales todo el año para que ellos tengan la seguridad de que su producto tenga su venta.

También tenemos certificaciones de uchuva en Nariño, y en Bucaramanga. En la zona del Santander hemos desarrollado proyectos de limón tahití.

En Antioquia también ahora está muy fuerte con la producción de la gulupa. Pero nosotros tenemos la red con todos nuestros ingenieros agrónomos en todo el país.

Siga bajando para encontrar más contenido