Finanzas

$65.000 millones será la inversión en Refisal y Blancox para incrementar su producción

La compañía colombiana Brinsa, dueña, entre otras marcas, de Refisal, Blancox y Loza Crem, invertirá ese monto en el 2009 y con el ensanche también prevé lograr autoabastecimiento energético.

POR:
marzo 03 de 2009 - 05:00 a. m.
2009-03-03

En la actualidad, Brinsa posee una planta en Mamonal que procesa sal marina y otra en Cajicá (Cundinamarca) que se abastece de yacimientos subterráneos ubicados en el municipio de Sesquilé, también en Cundinamarca, que contienen reservas confirmadas para abastecer la demanda colombiana por 50 años. 

Tras la inversión de este año, Brinsa pretende convertirse en la productora de sal más moderna de América Latina e instalar una refinería diseñada por la firma suiza Bertrams Salt Plants que reemplazará tres de las que tiene y fueron adquiridas en 1994 a la antigua Álcalis de Colombia.

Según fuentes de Brinsa, la factoría también duplicará este año los niveles de eficiencia con tecnologías de punta.

Autosuficiencia energética

El proyecto de autogeneración de energía eléctrica y vapor consiste principalmente en la compra y montaje de un conjunto de turbo generadores y equipos de control de emisión de partículas sólidas a la atmósfera.

Agregan que el nuevo plan de inversión es coherente con el proceso que por 15 años ha implementado Brinsa (antes Refisal) a partir de la adquisición de los activos de Álcalis.

Los proyectos van igualmente encauzados a elevar la rentabilidad, la competitividad, la compatibilidad ambiental y el suministro de productos de consumo masivo de calidad para hogares e industrias. 

Brinsa es controlada por familias colombianas que tiene intereses, entre otras empresas, en Productos Familia, Productos Químicos Panamericanos (PQP) y La Torre S.A. (jabones y detergentes).

Uno de sus socios principales es Valores Industriales, que tiene acciones inscritas en la Bolsa de Valores de Colombia (BVC).

Aunque el año pasado esta compañía analizó las propuestas que presentaron varias sociedades comisionistas de bolsa para la apertura de la sociedad en el mercado accionario, concluyó que no era el momento indicado debido al impacto que generó la crisis financiera internacional en los títulos de las empresas listadas en la BVC.

La compañía decidió posponer el plan en espera de que la situación económica del país y mundial tenga una recuperación.

De la mano de su socio, el grupo sueco SCA, Productos Familia prevé una inversión de 65 millones de dólares para construir una nueva planta de papel bajo la figura de zona franca.

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido