Se puede adaptar para ser híbrido o eléctrico

Se puede adaptar para ser híbrido o eléctrico

POR:
marzo 31 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-03-31

El Nano ha nacido con afán de instalarse también en el resto del mundo, donde las circunstancias económicas comienzan a mermar las posibilidades de demanda. Aunque en Europa y América las condiciones del Tata Nano se adecuarán a las normativas vigentes, diferentes a las que están instauradas en la India.

Según Marieta Jaureguizu, jefa de mercadeo de la marca Tota en España, "las medidas de seguridad se adaptarán a las normativas occidentales y el coche, a pesar de mantener las características con las que nació el Nano como son las de ser un auto popular y confortable, los cambios afectan a la transmisión, el control climático y la suspensión deportiva".

El Tata Nano ya hizo su primera aparición en Europa en el último Salón del Automóvil de Ginebra y, según Jaureguizu, con respecto al Nano indio "es más ancho, más alto, tiene airbag y el resto de los componentes que exige la Normativa Eurocinco. Pero su precio no será mayor de 4.500 euros".

Con la idea de que este vehículo esté preparado para un futuro próximo, "el Nano puede adecuarse a otro tipo de energías. Aunque en la actualidad funciona con gasolina, está preparado también para ser híbrido o eléctrico. De hecho, Tata compró la empresa Millo Movil que es la primera empresa de baterías de litio", explica Jaureguizu.

Tata Motors, que acaba de adquirir las legendarias y potentes marcas de vehículos Jaguar y Lan Rover, es el que se ha lanzado sin embargo a presentar el coche más asequible y de características muy lejanas a los modelos que fabricaban las dos casas anteriores.

La crisis está logrando que muchas cosas cambien a nuestro alrededor. Parecía que un día llegaríamos a tener automóviles supersónicos o que volarían por el espacio, con diseños superespaciales y que, incluso viviríamos en casas en las que el automatismo se encargara de organizarlo todo sin tener nosotros que mover un dedo.

La crisis ha dado la vuelta a nuestras ilusiones y, lo queramos o no, tendremos que hacernos más modestos. 

Siga bajando para encontrar más contenido