Agudice su talento político y mejore sus relaciones personales

El talento político es con frecuencia equiparado con algo maquiavélico, señala Samuel Bacharach, autor de Póngalos de su lado: gane respaldo, convierta a los escépticos y obtenga resultados, Platinum Press, 2005. “Durante demasiado tiempo, ese concepto ha quedado escondido en el armario.

POR:
enero 30 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-01-30

Se trata del talento que todos necesitan, pero del cual nadie habla”, señala. Bacharach, profesor de administración de empleos y director del Instituto de Estudios de Sitios de Trabajo en la Universidad Cornell, define el talento político en términos positivos: “Es la capacidad de entender lo que usted puede y no puede controlar, cuándo decidir una acción, quién va a resistir su agenda y a quién necesita de su lado. Es saber cómo cartografiar el terreno político y conseguir que otras personas se pongan de su lado, así como liderar coaliciones”. Piense en el talento político como un proceso de tres fases que debe desarrollarse en una secuencia específica, como podrá ver a continuación. Diseñe su terreno político Diseñar su terreno comienza anticipando cómo reaccionarán ante sus ideas sus accionistas, o cualquiera que tenga un interés en su empresa. Para eso hágales preguntas a fin de determinar sus objetivos. Tal vez una persona quiera hacer pequeños cambios, y otra desee reformular un gran proceso. También consulte a los accionistas cómo prefieren concretar sus objetivos. Tal vez un accionista quiera hacer cambios de manera cuidadosa, y otro prefiera improvisar. Ponga a otras personas de su lado “La creación de coaliciones es el paso más importante en el ejercicio de su competencia política”, dice Bacharach. “Usted necesita comunicar su credibilidad permitiendo a aliados potenciales y a quienes se resisten a que conozcan su experiencia, demostrando su integridad personal y exhibiendo evidencias de que usted cuenta con acceso a personas importantes y a información”. A través de conversaciones informales y encuentros casuales en su oficina, usted también tendrá que explicar su posición. Bacharach recomienda adecuar su mensaje a cada potencial miembro de la coalición con base en lo que usted conozca de sus impulsos. Tome en cuenta estos enfoques: - Racional: Para personas a quienes interesan los datos, use estadísticas a fin de demostrar cómo la implementación de su propuesta ahorrará tiempo y dinero. - Imitación: Para aquellos fascinados por una excelente práctica, mencione empresas exitosas que se han beneficiado aceptando la idea que usted propone. - Regulación: Para individuos preocupados porque se respeten las normas, demuestre cómo su idea ayudará a cumplir con las reglas impuestas por el gobierno o con estándares de calidad. - Expectativas: Para personas cuya intención es superar las expectativas de otros, demuestre cómo su propuesta encantará a consumidores y accionistas. Para conseguir apoyo, “usted debe señalar claramente que existe una recompensa en respaldar su esfuerzo y posibles contratiempos si no se unen a su coalición”, señala Bacharach. Concrete sus objetivos Una vez usted persuada a las personas que se unan a su coalición, logrará establecer una base que legitimizará su idea y la impulsará a través de la organización. Trate de evitar la complacencia que puede crearse una vez su coalición obtenga algunos éxitos. Y córtela de raíz recordando a los miembros que hay todavía mucho por hacer. Al igual que con cualquier otra tarea de equipo, maneje los conflictos sobre objetivos o procesos que estallan de manera inevitable entre miembros de la coalición. De lo contrario, sus partidarios podrían transformarse en saboteadores.

Siga bajando para encontrar más contenido