Alimentos le quitan presión a la inflación

Todo indica que la inflación de julio no estará presionada por los alimentos. La buena oferta de productos procedentes del campo, propició una reducción general de precios en este grupo, el más importante dentro de la canasta de bienes y servicios de los colombianos.(VER TABLA)

POR:
julio 31 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-07-31

La canasta que mide PORTAFOLIO presentó una variación negativa de 0,03 por ciento en julio, una caída que le viene bien a la cifra de inflación general que se espera divulgue el Dane mañana. En general, había expectativa por una buena noticia en este sentido, dado que julio se caracteriza por presentar un mejoramiento en la oferta de muchos productos alimenticios, especialmente tubérculos, lo que, en efecto, provocó que los aumentos fueran menores a los registrados en los primeros meses del año. Aunque en este mes se registró un aumento de lluvias en algunas zonas del país como la Costa Atlántica, lo que provocó la reducción en la producción de leche, la salida de nuevas cosechas de papa desde el altiplano cundiboyacense y el sur del país, contrarrestó las alzas presentadas en ciertos productos. Por segundo mes consecutivo, cayeron las cotizaciones de los tubérculos y las frutas. En su conjunto las carnes presentaron reducciones en precios, básicamente por la oferta de las carnes frías, los embutidos y el pollo, sin embargo la carne de res continuó en los niveles que traía. Los precios de las frutas frescas registraron una disminución, básicamente en productos como naranja, banano y la mora de Castilla. Por el lado de las alzas, se destacó el grupo de alimentos varios, principalmente las salsas, mayonesas, azúcar y chocolate. En los cereales sobresalió el aumento en los precios del arroz y los cereales para sopa (avena molida y en hojuelas) y los otros productos de panadería como las galletas de sal. En los productos lácteos, grasas y huevos, se registraron algunos incrementos. Menores aumentos presentaron las hortalizas y verduras. El resultado final, fue una leve disminución de los precios de algunos grupos que componen la canasta de los alimentos. De esta forma la reducción en los precios de julio, es la variación más baja en lo corrido del año 2007, de la misma forma es menor que la variación registrada en julio del 2006. Entre los analistas hay una expectativa favorable hacia un descenso en los precios de los alimentos en el segundo semestre, aunque queda algo de incertidumbre por el abastecimiento que se está presentando hacia Venezuela, lo que podría generar algunas presiones en Colombia sobre los productos agropecuarios. La junta directiva del Banco de la República tras su junta del viernes pasado, señaló que “el comportamiento de la inflación en el segundo trimestre del año, tal y como se proyectaba, mostró una tendencia descendente frente a los incrementos continuos que presentaba desde finales de 2006. Este comportamiento se debió no solo a una caída en la inflación de alimentos sino también a la inflación básica, incluida la inflación sin alimentos”. CARNES, LACTEOS Y PROCESADOS Durante julio se presentaron incrementos en los precios de los lácteos, las grasas y los huevos, como consecuencia del comportamiento del queso, los otros derivados lácteos, entre ellos yogurt y grasas como la margarina. En el caso de los quesos, el aumento se debió a que las lluvias e inundaciones que se presentaron en la Costa Atlántica afectaron los pastos y esto hizo que disminuyera la producción de leche. También se dieron alzas para las cotizaciones de alimentos varios. Se destacó el aumento de la salsa y mayonesa, el azúcar y el chocolate. En cambio, se redujeron los precios de las carnes y sus derivados, debido a la caída en productos como pollo y carnes frías y embutidos. FRUTAS FRESCAS Comenzó el segundo semestre con una disminución en los precios de este grupo, comportamiento que se repite por tercer mes consecutivo. Se redujeron los precios de la naranja, el banano y la mora de castilla. En el caso de este último, se observó un aumento en la producción desde Santander. En cambio, en este grupo se registró un incremento en los precios del tomate de árbol y de otras frutas frescas, como el aguacate, la curuba, la papaya, el limón, la guayaba, el maracuyá y el lulo. En el caso del tomate de árbol se presentó una reducción en el abastecimiento de producto de primara calidad procedente de Antioquia. TUBERCULOS Y PLATANOS En las principales ciudades del país se reportó una reducción en las cotizaciones de los tubérculos, ya que hubi un aumento en la oferta de las principales variedades de papa. Durante julio se contó con una buena producción, desde el altiplano cundiboyacense y el sur del país. También en este grupo se registró reducción en los precios del plátano, debido a que se observó un aumento en la oferta procedente de los Llanos Orientales. VERDURAS Y HORTALIZAS En julio se registró un leve aumento de los precios de las verduras y hortalizas, lo que se explica por la finalización de las cosechas de tomate y de las otras hortalizas y legumbres frescas como la habichuela y el repollo. En el caso de la habichuela el aumento de los precios se debió a que se redujo la oferta procedente de Santander y Boyacá, donde las cosechas están llegando a su fin.

Siga bajando para encontrar más contenido