close
close

Finanzas

Alta inflación pone el freno en varios PIB de América Latina

En el primer trimestre, las economías de la región continuaron en su recuperación, sin embargo, la actividad económica comienza a ralentizarse.

Economía

La economía de los países latinos ha tenido altas y bajas en lo que va de 2022.

iStock

POR:
Roberto Casas Lugo
mayo 27 de 2022 - 11:38 p. m.
2022-05-27

En los primeros meses del año 2022, las principales economías de América Latina continuaron registrando tasas de crecimiento importantes en la búsqueda de reencontrar la estabilidad luego del paso de la pandemia de la covid-19.

(Vea: La economía y la inseguridad marcan primer año de Lasso en Ecuador).

Sin embargo, más allá de diversas variables internas que cada uno de los países posee, las tensiones exógenas, como la guerra en Ucrania o un repunte de la inflación, están llevando a estas economías a una desaceleración.

La actividad económica en el arranque del año sí nos mostró un poco de freno en la gran mayoría de las economías latinoamericanas”, dijo Munir Jalil, economista en jefe de BTG Pactual para la región Andina.

De acuerdo con Jalil, el motor de la reactivación registrada el año pasado en la región fue el consumo y las razones detrás del mismo que variaban según el país. Para el caso de Chile se trató de la puesta en circulación del retiro del ahorro pensional y para la óptica colombiana se trató de un ahorro de los ingresos.

En ambos casos, para este 2022, ese dinero de alguna manera se tuvo que ver acabado (...) Ya lo empezamos a ver en los países”, apuntó Jalil.

Por otro lado, Sergio Taborda, economista internacional de Investigaciones Económicas del Banco de Bogotá, señaló que esta desaceleración se presenta de forma gradual en el mundo y se debe a múltiple factores.

Por un lado, las tasas de crecimiento en el 2021 fueron relativamente altas por el efecto base, que se debe a una base de comparación baja por la contracción del PIB en el 2020 (...) Adicionalmente, hay algunos factores logísticos como los mayores costos de los fletes y la congestión en algunos puertos principales, los que se pueden asociar con las cuarentenas en China y la invasión entre Rusia y Ucrania”, indicó Taborda.

(Vea: Bogotá es 81 en Índice Global de Centros Financieros).

La primera muestra de esta tendencia se registra en Brasil. La economía más importante de América Latina ha tenido un arranque de año apaciguado, al menos en lo que se conoce hasta el momento.

De acuerdo con el Índice de actividad económica IBC-Br, que anticipa a la publicación del producto interno bruto, marcó un tibio crecimiento de 0,34% en febrero de 2020, lo que se ubica por debajo del 0,5% que esperaban los expertos.

Las ventas minoristas y la producción
sacaron la casta en este segundo mes del año, mientras que el sector servicios quedó en deuda con las previsiones.

Asimismo, el Banco Central del país amazónico revisó la caída de la actividad económica en enero, pasándola del 0,99% hasta el 0,73%.

Hasta el momento no se tienen más adelantos sobre las cifras macroeconómicas de Brasil. El dato de marzo iba a ser anunciado el pasado 16 de mayo, pero se canceló debido a una huelga de funcionarios.

(Vea: Los cuatro escenarios futuros de la globalización, según el FEM).

Por otro lado, la segunda mayor economía de la región, México, tampoco escapa de esta realidad regional de ralentizamiento económico.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la economía de México tuvo un ligero repunte del 1% en el período entre enero y marzo de 2021.

Así, la economía del país 'azteca' se suma dos períodos seguidos registrando una tendencia positiva.

Vale la pena resaltar que, de manera mensual, México registró tímidos avances en su economía, donde, por destacar, en febrero, se presentó una ligera contracción.

A primera vista, el desempeño de la economía en el 1T parece alentador, pero el PIB se mantiene alrededor de un 2,5% por debajo de su pico anterior a la covid, y creemos que el crecimiento será lento en los próximos trimestres”, dijo Andrés Abadía, economista jefe de Pantheon Macroeconomist para América Latina.

En el caso de la economía chilena, esta repuntó en un 7,2%, apalancada principalmente por el comercio y los servicios personales, de transporte y empresariales, de acuerdo a lo informado por el banco central de ese país.

Este resultado, que estuvo por debajo del esperado repunte del 7,9%, con firma una caída considerable desde el 12% que creció el PIB en el último trimestre del año pasado.

(Vea: Exenciones, renta e IVA: puntos a revisar para una nueva tributaria).

En cuanto a la economía peruana, la cual creció 3,84% entre el período comprendido desde enero hasta marzo, debido al buen desempeño de la producción en la gran mayoría de subsectores, destacó el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI).

Países como Chile, Costa Rica y Colombia se desaceleraron en el primer trimestre, pasando de tasas de crecimiento de 12,0%, 9,2% y 10,8% en el 4T21 a tasas de 7,2%, 6,0% y 8,5% en el 1T22”, señaló Taborda.

Si bien el gigante del cono sur, Argentina, aún no ha revelado su cifra del primer trimestre (se conocerá en junio, como Brasil), el Estimador Mensual de Actividad Económica (EMEA) ha tenido repuntes en los mayores al 5% entre enero y marzo, lo cual todo parece indicar que el país tendrá un buen comportamiento en el período. Algo que ya dan por hecho en el gobierno.

Para Venezuela, un caso donde el banco central no revela las cifras oficiales del país, el Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF), señaló que el PIB del país creció 7,8% en los primeros tres meses, impulsados por el repunte de la actividad petrolera, con muy bajos efectos base del 2021.

(Vea: Situación fiscal, otro riesgo que le espera a la economía colombiana).

LOS DESAFÍOS DE LA REGIÓN

Ambos analistas coinciden en que, parte de los retos de la región, será contener la espiral inflacionaria.

Algunas economías serían relativamente más vulnerables ante esta coyuntura, como Argentina y Brasil”, dijo Sergio Taborda, del Banco de Bogotá.

Para Munir Jalil, de BTG Pactual, hay dos factores que hacen que a la región “tenga cómo responder”, como lo son los altos precios de las materias primas y el alza previa de las tasas de interés.

ROBERTO CASAS LUGO
Periodista Portafolio

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido