Una alternativa de crecimiento

El leasing se ha convertido en un mecanismo para el desarrollo estatal y el fomento de la reconversión industrial. En Colombia, según cifras de la Superintendencia Financiera, las CFC especializadas en el tema, reportaron utilidades a septiembre del 2007 por 172.039 millones de pesos, es decir, 72 por ciento más frente al mismo mes del año anterior, cuando el número fue de apenas 99.995 millones de pesos, lo que demuestra que esta forma de financiación tiene hoy una gran aceptación, tanto en particulares como en empresas.

POR:
marzo 31 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-03-31

La palabra leasing viene del verbo en inglés ‘to lease’ que significa “tomar o dar en arrendamiento”. Esta modalidad contempla, bajo un contrato, la entrega de un activo para su uso y goce, a cambio de un cánon periódico durante un plazo convenido que, al finalizar, da la opción de adquisición del bien o restitución a su propietario. Una gran ventaja, sobre todo en el campo automotor, que bajo una amplia y mejorada oferta –tanto para particulares como para vehículos de trabajo– se torna atractiva, hasta el punto de que según datos de la firma Econometría, el crecimiento de la venta de vehículos nuevos en Colombia reportó un crecimiento del 11,4 por ciento en noviembre del año pasado, comparado con cifras del 2006. El mundo de garantías La compra de vehículos a través de este mecanismo ha experimentado un incremento significativo, gracias a los estímulos tributarios –dice la Federación de Compañías de Leasing (Fedeleasing)– que hacen más atractiva esta operación para los grandes inversionistas, empresarios de pymes y personas naturales. Los industriales han empezado a ver el leasing como un sistema paralelo al crédito financiero tradicional, con la ventaja de no agravar su situación de endeudamiento, ya que para personas naturales o jurídicas, según la norma tributaria y el plazo mínimo de 24 meses, se puede llevar este gasto en su totalidad a deducibles en la declaración de renta, (siempre y cuando los vehículos sean de uso productivo). Esto permite ampliar las oportunidades para obtener recursos de capital de trabajo. “Como las operaciones de leasing no se registran ni en el activo ni en el pasivo, no aumentan el valor del activo para impuestos de patrimonio, ni generan ajustes por inflación”, comenta Luis Fernando Pérez Cardona, presidente de Suleasing. El leasing Banco de Bogotá, por ejemplo, contempla este producto para personas tanto naturales como jurídicas, en el que financia vehículos a plazos determinados y pacta la opción de adquisición de todo tipo de automotores. “Para personas particulares hay financiación del ciento por ciento, a una tasa normal de 1,79 por ciento, y preferencial, del orden de 1,65 por ciento. Esto depende del comportamiento crediticio que proporcionen las centrales de riesgo, cuantía y negociaciones. Incluso, se manejan planes especiales, que se adaptan a las necesidades del cliente, que ofrecen facilidades para adquirirlo y pagarlo” , afirma Rodrigo Díaz, Gerente de Productos Convenios Corporativos de Inversora Pichincha. Los plazos van de 12 a 60 meses y para que las empresas puedan acogerse a la exención de impuestos, el mínimo requerido es de 24 meses. Datos para créditoPara los vehículos menores a 100 millones de pesos se contempla lo siguiente: Su monto va de 3 a 100 millones. Está dirigido a personas naturales, independientes o pensionadas. Se financia la compra de automóviles, nuevos o usados, de uso particular o público. Los plazos oscilan entre 12 y 72 meses. Se tiene en cuenta hoja de vida crediticia y capacidad de pago. LeasingEl arrendador es el propietario del activo. Se tiene derecho al uso y goce de los bienes. Restitución de la tenencia del bien y proceso ejecutivo para pago de sanción. La Restitución voluntaria no genera gastos de traspaso. Se es propietario Cánones vencidos en procesos especiales de reativación igual a crédito. Los cánones por vencerse se pagan con preferencia, como un gasto de administración cualquiera. En un proceso liquidatorio se restituyen los bienes y se hace parte del trámite liquidatorio por parte vencida. Fuente: www.iosco.org/committees Crédito La propiedad del activo corresponde al deudor. Posibilidad de disponer de los bienes. Recuperación del monto prestado una vez se concluya el proceso ejecutivo o se liquide totalmente la empresa. Restitución genera gastos de traspaso de la propiedad. Repago de recursos según la prelación establecida en la fórmula concursal (vencidos o por vencer) En un proceso liquidatorio, las obligaciones entran a formar parte de una gran bolsa y se pagan a prorrata con la venta de los activos de la compañía después de respetar muchos privilegios (laborales, impuestos, etc). Los planes de financiación Tener vehículo en Colombia es casi que una necesidad personal y empresarial, y así como ha crecido la demanda, también lo ha hecho la oferta con planes que se adaptan más a las necesidades, que facilitan los procesos y generan tasas de interés y plazos de pago más accesibles. Concesionarios, compañías de financiamiento comercial y la banca en general han creado alianzas para presentar planes atractivos que van desde la inclusión de mantenimientos preventivos gratuitos, matricula, SOAT e impuestos sin costo adicional, hasta favorables tasas de interés que no tienen ni siquiera los créditos de consumo. “Algunas ensambladoras o marcas distribuidoras de vehículos realizan con nosotros acuerdos de marca, con aportes especiales que nosotros trasladamos hacia tasas de interés que, incluso, pueden llegar al cero por ciento”, dice Rodrigo Díaz, Gerente de Productos Convenios Corporativos de Inversora Pichincha Esta es una ventaja que se encuentra a nivel de los concesionarios, en los que se pueden encontrar representantes de las inversoras o ejecutivos, que manejan tasas de interés especiales, subsidiadas por el fabricante. Es allí donde el comprador puede acceder al portafolio de los oferentes en materia de planes, beneficios, plazos y, por supuesto, de tasas de interés. “No se puede estandarizar o decir que los planes están ya armados. Realmente, obedecen a la necesidad del cliente. En el caso del Banco de Bogotá, estos paquetes no dependen del monto de financiación, sino del plazo que se escoja, que puede llegar al tope de los 72 meses”, comenta el vocero de la entidad. Otras estrategias están encaminadas a incluirles facilidades que tocan aspectos de tiempo y practicidad. “El manejo de aprobaciones en 10 minutos y desembolso el mismo día, previa presentación de los documentos exigidos, la inclusión de seguro de vehículo directo o endosado, o el simple hecho de no requerir la compra de otros productos bancarios para acceder al crédito, son valiosas razones para adquirir un vehículo”, afirma Orieta Guerrero, de Colpatria. Algunos, incluso, han llegado a generar tiempos en aprobación de crédito de minutos, que superan incluso las expectativas del cliente. Lo importante allí es tener una vida crediticia y una capacidad demostrable de pago excepcional, para poder disfrutar de los beneficios que ofrece cada una de las entidades.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido