La andropausia, cuestión de hormonas masculinas

La andropausia, que en términos médicos se conoce como el hipogonadismo tardío del varón, no aparece tan temprano en la vida de los hombres como ocurre con la menopausia en las mujeres. Es más, empieza a manifestarse después de los 60 años y se va desarrollando gradualmente.

POR:
octubre 31 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-10-31

El hipogonadismo se manifiesta cuando hay una disminución de la testosterona, que ocurre como parte de un proceso natural de declinación de ciertas funciones en el organismo humano, asociadas con el envejecimiento. La menopausia ha sido más estudiada y cuenta con un mayor desarrollo en materia de tratamientos que la andropausia (caracterizada por una pérdida progresiva de la función de los testículos en los hombres). Las intervenciones se fundamentan en terapias de sustitución hormonal masculina, que en este caso no es otra cosa que proporcionar la testosterona que se deja de producir. Cuando los niveles de esta hormona bajan, el cuerpo experimenta alteraciones que van desde la pérdida de la libido y de capacidad genitosexual, hasta la fragilidad de los huesos, y la disminución de masa muscular y su reemplazo por tejido graso (aunque no se ha probado, en algunos casos se le han atribuido compromisos de tipo cognitivo). A la suplencia hormonal con testosterona se le reconocen beneficios como la reducción de estos problemas físicos. Hay que aclarar que no todos los hombres mayores de 60 son candidatos a la terapia de reemplazo. Es más, tiene contraindicaciones clarísimas: por ejemplo, está prohibida par los pacientes con cáncer de próstata (por considerarse un cáncer hormonodependiente). Los norteamericanos han hecho estudios, según los cuales uno de cada diez varones mayores de 50 años, y uno de cada 5 mayores de 60 años tienen concentraciones de testosterona en el límite diagnóstico de hipogonadismo, por lo que pueden tener andropausia. Fuente: Óscar Alba, endocrinólogo. Asociación Colombiana de Endocrinología. Poco diagnosticada Los especialistas coinciden en que la llamada andropausia sigue siendo –quizá por una cuestión cultural– poco diagnosticada. Clínicamente hablando, siguen teniendo más importancia y más atención los problemas metabólicos, tales como la osteoporosis, atrofia muscular, aumento del tejido adiposo y los cognitivos, como el déficit mental, que los males genitosexuales, aunque sin duda para ellos resulta más llamativo. Además, para nadie es secreto que en la libido pesan más los factores de tipo psicológico y cultural que los puramente hormonales. '' Cuando los niveles de testosterona bajan, el cuerpo experimenta cambios que van desde pérdida de la líbido y capacidad genitosexual, hasta fragilidad de los huesos, y la disminución de masa muscular. ALTERACIONES DEL ORGANISMOTest para identificar a los andropáusicos A cada uno de los siguientes ítems asigne el puntaje que considere, y luego sume: ninguno, 1 punto; leve, 2 puntos; moderado, 3 puntos; grave, 4 puntos, y extremadamente grave, 5 puntos. * Disminución de su sensación de bienestar general. * Dolor en articulaciones y músculos. * Sudor excesivo. Episodios repentinos, sofocos no relacionados con el esfuerzo. * Dificultad para quedarse dormido, para dormir de largo. * Problemas de sueño. Mayor necesidad de dormir, a menudo se siente cansado. * Irritabilidad. Se enfada fácilmente por pequeñas cosas. * Nerviosismo. Tensión interior. * Ansiedad. Sentimiento de pánico. * Agotamiento físico. Disminución general en el rendimiento, falta de interés por actividades de ocio, sensación de hacer o acabar menos cosas. * Disminución de fuerza muscular. Sensación de debilidad. * Estado de ánimo depresivo. Se siente desanimado, triste, a punto de llorar, con falta de energía, cambios de humor, sensación de que nada sirve para nada. * Sensación de que ha pasado el mejor momento de su vida. * Disminución del crecimiento de la barba. * Disminución de la capacidad o frecuencia de rendimiento sexual. * Disminución de erecciones matinales. * Disminución del deseo sexual. Falta de placer en el sexo, falta de deseo para el coito. Resultados. Entre 17 y 26 puntos, no se considera que tenga síntomas compatibles con andropausia; entre 27 y 36, tiene una sintomatología leve; entre 37 y 49, sintomatología moderada, y más de 50 puntos: puede estar pasando por una andropausia. Lo mejor, en este caso, es consultar. El especialista determinará los exámenes y tratamientos que sean del caso. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido