Angelino Garzón renunciará si gana en la OIT

Comenzaron ayer audiencias en Ginebra, ante quienes elegirán el 28 de mayo.

Durante su campaña, Garzón visitó el Parlamento europeo, en Bruselas, el pasado 29 de febrero.

EFE

Durante su campaña, Garzón visitó el Parlamento europeo, en Bruselas, el pasado 29 de febrero.

POR:
marzo 31 de 2012 - 03:17 a.m.
2012-03-31

Angelino Garzón despejó en Ginebra (Suiza) uno de los grandes interrogantes de los últimos meses: si el 28 de mayo es elegido nuevo director de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), renunciará a la Vicepresidencia de la República.

Garzón respondió así a una de las preguntas del Consejo de Administración de la OIT en la audiencia de ayer, a la que deben acudir los candidatos a dirigir ese organismo.

De acuerdo con el presidente de la Confederación General del Trabajo (CGT), Julio Roberto Gómez, uno de los 56 votantes del Consejo de Administración, hubo muchas coincidencias entre los 5 candidatos que pasaron ‘al tablero’ ayer, y todos mostraron fortalezas para asumir el puesto.

Según Gómez, no se prevén retiros de candidaturas antes de la elección, ni siquiera en los africanos, que se pensaba que podrían unir fuerzas antes de llegar al día definitivo.

Por ahora, sigue el hermetismo de potencias como Estados Unidos, Reino Unido y Japón sobre a quién apoyan.

El presidente de la CGT destacó una “muy buena exposición” de Garzón, en su estilo de corte social. En la propuesta de Garzón se destaca su compromiso a fomentar el diálogo social, la cooperación y el trabajo permanente con gobiernos, empleadores, trabajadores y otros actores sociales.

En Ginebra, el ministro del Trabajo, Rafael Pardo, dijo que Garzón tiene todas las posibilidades, pues tiene el apoyo de los países de América Latina y del Caribe. Estos tienen 5 de los 56 votos: Colombia, Argentina, Brasil, El Salvador y Trinidad y Tobago.

El candidato de Níger, Ibrahim Assane Mayaki, plantea que la negociación colectiva debe favorecer el funcionamiento regular, equilibrado y justo del mercado del trabajo.

Jomo Kwame Sundaram, de Malasia, considera que el único camino sustentable para salir de la parálisis es un nuevo pacto social orientado hacia el mayor empleo.

Según el candidato francés, Gilles de Robien, llegó el momento para la OIT de elevar el trabajo a prioridad, y recordar que no es una mercancía.

Ad Melkert, de Holanda, dice que hay que hacer del aumento del empleo un objetivo fundamental de la política económica nacional y mundial.

Siga bajando para encontrar más contenido