Apuesta al futuro

Desde hace unas semanas, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo viene realizando una presentación ante diferentes audiencias, consistente en mostrar los elementos de un programa de transformación productiva que, de tener éxito, impulsaría en forma decidida el desarrollo del país. La iniciativa consiste en identificar sectores nuevos y emergentes en los cuales Colombia pueda convertirse en un jugador de clase mundial, al igual que estimular avances en actividades en las cuales las compañías nacionales se destacan. En el pasado, un esquema similar se ha intentado en otras latitudes como lo demuestra lo ocurrido en Estados tan disímiles que van desde China hasta Irlanda, pasando por Corea del Sur, Dubai o España.

POR:
octubre 31 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-10-31

Si bien semejante propósito puede sonar raro en medio de la profunda crisis internacional que tiene en emergencia a la totalidad de las economías del planeta, lo cierto es que sin desconocer las afugias del día a día, no se puede perder de vista el largo plazo. Más allá de que la recesión mundial termine siendo larga y profunda, la historia enseña que la recuperación es tan inevitable como las caídas. Bajo esa lógica, el esfuerzo hecho vale la pena y debe ser entendido como un propósito conjunto del Gobierno y de los empresarios, independientemente de los cambios de administración o de las personas encargadas de impulsarlo. En este caso, el primer paso consistió en tomar como punto de partida diferentes estudios realizados por consultores nacionales y extranjeros que en su momento recomendaron actividades en las cuales Colombia tiene ventajas competitivas o posibilidad de adquirirlas. En forma paralela, se utilizó el criterio de escoger sectores con un mercado global de exportación superior a los 10.000 millones de dólares y en los cuales el país venda actualmente más de 10 millones de dólares anuales, en el caso de los bienes, o más de 2 millones de dólares, en el de los servicios. Así las cosas, en una primera ola piloto fueron identificados la tercerización de servicios, al igual que el desarrollo de software y actividades relacionadas con las tecnologías de la información. En el caso de la primera, el cálculo hecho es que el mercado mundial tendrá un valor de 113.000 millones de dólares en el 2012, mientras que en el segundo, el estimativo es de 230.000 millones de dólares. Más importante tal vez es que en ambos el potencial de crecimiento es ocho veces el actual, lo cual quiere decir que hay un espacio inmenso para participar sin tener que competir con naciones como India que se ha vuelto un gran protagonista en los dos ramos. De hecho, Colombia ya ha dado pasos importantes, como lo demuestra el auge de los call centers en donde personal entrenado le presta servicios a usuarios de otras latitudes. Algo similar ocurre en el área de la computación, gracias a la buena disponibilidad de profesionales. Sin embargo, es necesario avanzar de manera más decidida, con el fin de capturar parte de los segmentos más rentables de sendos mercados. Es allí donde un plan ambicioso y coordinado entra a jugar, pues el objetivo es crear 78.000 nuevos empleos y 1.400 millones en exportaciones para el 2012. En consecuencia, fueron identificadas 31 iniciativas que comprometen normas, procedimientos y facilidades, pero sobre todo un gran énfasis educativo para impulsar el bilingüismo y la enseñanza de estándares internacionales. Y el trabajo no termina ahí. Una segunda ola incluye el turismo de salud y la fabricación de cosméticos y artículos de aseo personal e industrial, como sectores que merecen estudios más detallados, cuyo costo será compartido por el sector público y el privado. El objetivo es tener en enero próximo los planes de negocio para las cuatro ramas descritas, y así comenzar un proceso que busca llegar a ocho áreas diferentes. Según el Ministerio, la meta es crear medio millón de empleos en cuatro años, algo que parece irreal a la luz de la coyuntura. No obstante, vale la pena intentarlo, pues la dura realidad actual no debe impedir el avance de una iniciativa en la que Colombia tiene todo que ganar. '' Un interesante programa del Ministerio de Comercio busca convertir a Colombia en una potencia mundial, en sectores productivos de rápido crecimiento”.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido