MARTES, 05 DE MARZO DE 2024

Noticias económicas de Colombia y el mundo

Carlos

Nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales ha cambiado. Conócela haciendo clic aquí.

close

Finanzas

15 mar 2009 - 5:00 a. m.

Las arepas le presentan batalla comercial al pan; sólo Don Maíz vendió más de $20.000 millones en 2008

Los propietarios de la empresa Don Maíz son de los colombianos que amasaron su empresa a punta del sudor de la frente, y no se quedaron en el camino.

POR:

Aunque llevaba algunos años produciendo arepas fue en 1998 cuando se creó formalmente esa sociedad  y nacieron otras similares, lo que suscitó artículos en publicaciones especializadas de negocios. Por eso, ahora 10 años después mirando el nivel de ventas anuales que alcanzan estas empresas -generalmente en manos de mujeres- se puede decir que lograron industrializar un alimento importante para la dieta de los colombianos y no estaban haciendo comer cuento cuando se dieron a conocer.

Por ejemplo, en 2005 las ventas amasadas por Don Maíz fueron 11.343 millones de pesos, en 2006 de 13.041 millones y en 2007 de 15.660 millones de pesos. El año pasado colocó producto por 20.000 millones y para este espera un aumento del 25 por ciento, es decir, 25.000 millones de pesos, nivel que lo coloca ya en el tamaño de una empresa mediana y que pareciera de tiempos del auge de la demanda.

Don Maíz produce unas 3.500 toneladas anuales de arepas y sus representantes afirman tener el 34 por ciento de participación en el canal de grandes superficies.

La gerente de Mercadeo de la empresa, Ángela Torres Muñoz, afirma que hay aumento en el consumo de arepas listas para comer en el país y aunque es un mercado tradicionalmente informal. El formal solo representa un torta de 60.000 millones de pesos anuales y unas 10.500 toneladas anuales, y el primero es muy superior. El canal medido también es el de supermercados porque en el de tiendas tampoco hay estadística.

Se considera que el aumento del consumo de arepa lista se debe a la practicidad, pues la vida moderna no deja el mismo tiempo que tenían las abuelas desde moler el maíz, e inclusive el tiempo no les alcanza a todos para hacerlas a partir de masas prelistas.

El auge de nuevas pequeñas fábricas también se atribuye que ante el desempleo o la necesidad de crear un negocio propio, la gente lo considera una actividad de baja inversión y tecnología. Pero si se quiere tener una marca recordada y exitosa y exportar, hay que 'meterse la mano al dril' para hacerlo con buenas prácticas sanitarias y última tecnología.

Solo en mercadeo una empresa como Don Maíz debe invertir 2.500 millones de pesos anuales, es decir, el 10 por ciento de las ventas estimadas.

Aunque Torres asegura que solo una marca ha entrado al mercado formal de las arepas listas en los últimos meses, el producto cada vez tiene espacios más grandes en las góndolas de los supermercados y se observan numerosas marcas, entre ellas las de sus dueños, y la infaltable oferta dietética. Los hipermercados generalmente encargan la producción a pequeñas empresas.

Según un industrial, en los últimos tres años las marcas propias de los supermercados han quitado participación a las marcas tradicionales porque son más baratas, en algunos casos. Por tanto, es el segmento que ha ganado más participación.

Aunque no se evidencia una guerra de precios y cada uno de los productores tiene su propia fórmula para captar la atención de los consumidores, hay paquetes desde 1.500 pesos.

Torres también considera que la arepa lista le ha mordido mercado al pan porque atiende mejor las necesidades del consumidor. "Estamos concentrados en darle gusto al consumidor, que él valore lo que nosotros trabajamos y magnificamos. Por ejemplo si le gusta la arepa rellena de queso, nosotros sacamos una arepa repleta de queso", afirma.

El gremio Anipán dice que el consumo per cápita anual de pan en Colombia se ha incrementado en los últimos años de 9 kilos a 23, pero en Chile es de 99 y en Francia de 154. El pan también es desplazado en la Costa Atlántica por la arepa de huevo y el bollo limpio.

Aunque los precios del maíz siguen altos, a pesar de que han descendido con respecto a meses anteriores, gran parte es importado y la devaluación los encarece y por tanto influye en el costo de la arepa.

A eso se suman los precios de los derivados lácteos como el queso. "Sin embargo últimamente los precios han estado estables y lo más importante es que tenemos el suministro garantizado", sostiene Torres.

Por ello, los industriales formales de la arepa lista esperan que los precios del maíz bajen y se permita importar maíz a aranceles más bajos.

El director de la Cámara de la Industria de Alimentos de Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi), Octavio Campo, sostiene que en el mercado existen unas 12 compañías que procesan maíz blanco que es la materia prima para elaborar masas precocidas y hacer las arepas. Se trata entre 200.000 y 250.000 toneladas anuales y 30 por ciento de la producción local, pues el 70 por ciento la elaboran las trilladoras, especialmente de Antioquia, donde el consumo de arepa 'blanca' es el más alto.

Aún así, el maíz es mayormente importado porque también se utiliza para la fabricación de productos como el pan, buñuelos, pandebono y almojábanas.

El ejecutivo considera que el consumo de arepas listas y congeladas sí ha crecido en Colombia. "Mire la oferta en la sección de frío de los supermercados y compárela con la de hace 20 años. Allí y en la calle es un producto de alto arraigo popular", explica.

Destacados

Más Portales

cerrar pauta