Empleo asalariado no avanza en Colombia, según OIT

El informe muestra estancamiento en este tipo de trabajo en el país, mientras se avanza en el resto del continente.

POR:
noviembre 09 de 2012 - 04:44 a.m.
2012-11-09

Mientras, en general, en América Latina y el Caribe ha venido aumentando el empleo asalariado como porcentaje del empleo total, en Colombia este no crece, de acuerdo con el informe ‘Coyuntura laboral en América Latina’, de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), de las Naciones Unidas.

En Colombia, el empleo asalariado era en el primer semestre de este año del 42,8 por ciento, y no creció con respecto al mismo periodo del 2011.

Entre tanto, el informe destaca los aumentos de 8 puntos porcentuales en Nicaragua.

En Colombia, el porcentaje de asalariados era de 54,2 en el año 2000, y desde entonces viene disminuyendo, hasta el actual nivel, según informes de la OIT.

Mientras en Colombia el nivel de asalariados permanece en 42,8 por ciento, en 5 de los 10 países del continente analizados la situación mejoró.

Argentina pasó de 76,7 a 76,8 por ciento; Chile tenía 68,5 y subió a 70,5; Perú aumentó este indicador de 61,2 a 62,6 por ciento, lo mismo que Venezuela, que estaba en 57,6 y ascendió a 58,4 por ciento. También registró mejoría República Dominicana, al pasar de 51,7 a 51,8.

Al observar los primeros 9 meses en el país, el porcentaje de asalariados ya no es de 42,8, sino de 42,7, frente a 42,2 en el mismo lapso del 2011, según los cálculos del director del Observatorio de Mercado de Trabajo y Seguridad Social de la Universidad Externado, Stefano Farné.

El experto destacó que la situación mejora para los grupos más vulnerables, pues el empleo asalariado crece más rápido entre mujeres jóvenes y jóvenes en general.

Sin embargo, Gerhard Reinecke, especialista en políticas de empleo de la OIT, explicó que “en Colombia ha venido bajando el desempleo, pero ello no ha traído un cambio en la estructura de empleo asalariado”.

El porcentaje de asalariados de Colombia –dice– es relativamente bajo y puede tener que ver con el porcentaje de empleo rural, pues el panorama es diferente en las áreas metropolitanas, donde la proporción de asalariados puede ser mayor del 50 por ciento.

Irma Soto, del Observatorio del Mercado de Trabajo de la Universidad de Manizales, señaló que, si bien el empleo formal en el país ha mejorado, no hay garantía de sostenibilidad y hay subutilización de la mano de obra.

“Lo que se bajó el año pasado en desempleo y subempleo no se ha podido sostener.

En el caso de Manizales se está generando vinculación al empleo asalariado, pero de mano de obra calificada en puestos que requieren menor preparación profesional”, afirmó.

En general, dijo Reinecke, los países de la región han hecho esfuerzos explícitos para la formalización, con cierto éxito.

“Aun con los progresos –agregó–, esta tarea no está terminada, pues comenzó con niveles muy altos de informalidad”.

REFORMA BUSCA SALIDA

El panorama laboral llevó al Gobierno a presentar la reforma tributaria con énfasis en la eliminación de la carga contributiva de las empresas a través de la salud y los llamados parafiscales. La expectativa es generar un millón de empleos en el 2014.

Siga bajando para encontrar más contenido