La asociatividad, una modalidad de hacer negocios

Hay una teoría en el mercado productivo que dice que las pymes son buenas para producir, pero no son buenas para negociar. Es ahí donde nace la necesidad de la asociatividad como una modalidad de hacer negocios y de consolidar empresas.

POR:
julio 31 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-07-31

Sin embargo, para José David Lamk, conocedor de las pymes, como quiera que fue viceministro de Industria y presidente de Acopi seccional Bogotá-Cundinamarca, en Colombia “muchas las empresas pyme todavía están en manos de la primera generación de empresarios que no son formados académicamente, sino empíricos, que consideran que lo que producen es fruto del conocimiento de ellos y no están dispuestos a compartir su conocimiento con nadie. Son desconfiados por naturaleza y no quieren compartir el mercado que creen tener”. Este proceso de baja cultura empresarial es el primer factor que ha impedido que las pymes realmente busquen la asociatividad como una alternativa para hacer empresa con más capacidad y mayor tecnología. Una de las mayores dificultades que tienen las pymes y que justifican un modelo asociativo es la baja capacidad de producción de las empresas que, aunque se adaptan con facilidad a las condiciones del mercado nacional, sus volúmenes son bastante exiguos para el entorno del comercio internacional, que es hacia adonde debe apuntar el desarrollo empresarial hoy en día. Los pedidos que se consiguen en el exterior exceden largamente la capacidad que tiene una empresa de tamaño pequeño y mediano, lo cual implica la primera razón para que las empresas pyme se asocien para poder atender esos pedidos. Otro de los temas que justifican la asociatividad es la baja capacidad de negociación que tienen las pymes. Cuando una pyme necesita comprar diez mil unidades de cualquier materia prima en el mercado internacional, se encuentra que para obtener precios que quiebren el valor unitario del producto, las escalas del mercado van de cincuenta mil unidades en adelante. Entonces, dice Lamk, si se asociaran las empresas para la compra de materia prima obtendrían ventajas muy grandes en cuanto a precio. Hay un principio que dice que el negocio de la producción es bueno o malo en la medida en que se compre bien o mal la materia prima, o sea que desde el comienzo del negocio ya se está determinando si se gana o se pierde cuando compran materias primas costosas o de mala calidad. Otro factor que pesa mucho es el tema de inversiones de capital. Las empresas pymes tienen que pensar por obligación en la actualización tecnológica, que es muy costosa, pero que sería financieramente accesible si identificaran cuales son las partes del proceso que pueden ser objeto de esquemas asociativos. Por ejemplo, argumenta Lamk, en el sector de la confección uno de los procesos que son susceptibles de asociatividad es el de la confección como tal. Los empresarios pueden cortar y hacer tallaje, pero cuando entran al proceso de confección, la capacidad de producción de las empresas es muy limitada y se convierte en un cuello de botella cuando por volumen se quiere acceder a los mercados internacionales. Ello es lo que ha dado origen a los modelos de subcontratación. Las grandes empresas subcontratan con medianas y pequeñas empresas el proceso de confección y se reservan el corte, el tallado y acabado. Lo mismo sucede en empresas del sector metalmecánico, donde hay procesos demasiado costosos que requieren maquinaria de alta tecnología y de grandes volúmenes de producción. Es ahí donde surge el modelo asociativo de inversión en activos fijos tecnológicamente avanzados que permiten que las pymes puedan competir en los mercados internacionales con mas capacidad y mayor tecnología. Otro factor que incide en la baja asociatividad es que no existe una figura jurídica, excepto para consorcios o uniones temporales, que realmente le den fundamento a este tipo de modelo empresarial. “Creo, dice Lamk, que faltan ajustes en el Código de Comercio para darle cabida a estas figuras de empresas asociativas, permitiéndoles inclusive el acceso de manera conjunta a las fuentes de capital”."Las empresas obtendrían grandes ventajas si decidieran asociarse para la compra de materia prima”.José David Lamk.

Siga bajando para encontrar más contenido