close
close

Finanzas

¿Está en riesgo el trabajo con el alza del salario mínimo?

El objetivo de la concertación que se está llevando acabo actualmente es la recuperación del poder adquisitivo.  

Salario mínimo

Inflación y productividad: por qué son la base del incremento del mínimo

PORTAFOLIO

POR:
Portafolio
diciembre 08 de 2022 - 10:23 a. m.
2022-12-08

Uno de los pensamientos más recurrentes con el alza del salario mínimo es que un aumento porcentual muy amplio podría impactar las cifras de empleo. Incluso, los trabajadores llegan a sentir temor de que sus empresas empiecen a recortar personal.

(Lea: Los servicios que no entrarían a jugar en negociación del mínimo).

Generalmente el sector empresarial, durante la concertación, apunta a que el salario mínimo no sea tan alto para disminuir costos y los trabajadores a que lo sea para mejorar su capacidad adquisitiva.

Es importante que los empresarios tomen en consideración que los trabajadores no solo son actores por un contrato sino también consumidores que salen al mercado. En la medida en que los ciudadanos y trabajadores tengan poder adquisitivo van a poder comprar esos bienes y servicios que producen", explica Iván Jaramillo, investigador del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario. 

Esa correlación de que mayor aumento del salario a menor empleo "parece ser una falacia y no tener asidero", apunta el experto. En contraparte, debería analizarse bajo la importancia de la capacidad adquisitiva de los trabajadores, de la protección del empleo y una fijación equilibrada en la mesa de concertación.

Asimismo, los sindicatos y los gremios han hecho énfasis en que esta negociación busca que se recupere el valor adquisitivo de las personas en medio de un contexto difícil en términos económicos como los que atraviesa el país.

(Además: Cuál es el peso real de la inflación en la definición del mínimo). 

Ahora bien, según Jaramillo, esto implica que la cantidad de dinero que reciben los trabajadores como base a nivel nacional les alcance para la cantidad necesaria de bienes y servicios para la subsistencia de los hogares.

Este factor es clave pues la devaluación de la moneda hace que se pierda la capacidad de poder adquisitivo. Es decir, que con el mismo dinero que se compraron cierta cantidad de bienes en 2022, alcance para menos en 2023.

"La idea principal es que se mantenga la posibilidad de adquirir bienes y servicios que permitan a los hogares satisfacer el mínimo vital. Es decir, satisfacer sus necesidades básicas bajo los términos que establece la Corte Constitucional", puntualiza el experto. 

PORTAFOLIO

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido