El Banco recoge las riendas

Tal como lo esperaban buena parte de los analistas, el viernes pasado el Banco de la República decidió aumentar su tasa de interés en 0,25 puntos porcentuales, terminando efectivamente con el proceso de reducciones que se había visto a lo largo de casi dos años. Aunque el alza es relativamente menor, la entidad sigue así la senda que ya comenzaron otros bancos centrales de América Latina, que han observado con preocupación que la inflación ha vuelto a levantar cabeza.

POR:
febrero 28 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-02-28

El comunicado del Esmisor es contundente: “las razones para mantener esta tasa en un nivel tan bajo ya no continúan vigentes. Con una demanda interna y crédito dinámicos, un crecimiento esperado en el 2011 cercano al de tendencia, una inflación proyectada cerca del punto medio del rango meta de largo plazo y las expectativas de inflación a más de un año por encima de la meta, la junta considera prudente comenzar a reducir el estímulo monetario de una manera gradual”. Lo anterior, en palabras más sencillas, quiere decir que la actividad económica va bien y no depende tanto del bajo costo del crédito. También implica que el Banco desea enviarle un mensaje a los observadores, en el sentido de que utilizará todas las herramientas a su alcance para evitar que los precios se desborden. Finalmente, es claro que el reajuste de la semana pasada fue el primero, pero no será el último. Tales cambios pueden caerle mal a algunos, pero eran inevitables. De hecho, la discusión entre los expertos no era si la medida era apropiada, sino si tenía que ver con la oportunidad de comenzar a aplicarla. En respuesta, la decisión fue comenzar temprano para templar la rienda ligeramente, pero con el mensaje de que hay un seguimiento estrecho sobre la coyuntura. Eso, por ahora, no cambia las perspectivas de crecimiento, pero es el paso indicado para desactivar las presiones alcistas.ADRVEG

Siga bajando para encontrar más contenido