Banqueros centrales en suspenso

La reunión de los banqueros centrales en Jackson Hole, en el 2009, discutió la forma en que los gobiernos retirarían las ayudas de emergencia adoptadas para enfrentar la crisis financiera internacional, pues se estimaba que la recuperación había comenzado y quedaría atrás la más grave crisis desde la Gran Depresión.

POR:
agosto 31 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-08-31

Sin embargo, la reunión que acaban de tener esos mismos banqueros, en el mismo lugar, ha estado marcada por la angustiosa comprobación de que persiste el riesgo de una recaída de la economía. El actual clima de incertidumbre se ha generado por el derrumbe en las cifras de ventas de casas nuevas, por el alza de la demanda por bienes duraderos menor a la esperada y por el aumento de los pedidos de subsidios al desempleo. En este contexto, el gobernador del Banco Central de Japón, Masaaki Shirakawa, ha declarado que poner demasiado énfasis en la estabilidad de precios como objetivo de la política monetaria fue uno de los factores que llevó a la crisis. Entre tanto, el presidente del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet, se enfrenta al hecho de que, pese a que el crecimiento general de la Eurozona se ha recuperado, dinamizado por la recuperación alemana, Francia no consigue convencer de que logrará reducir el déficit, al tiempo que Portugal, Grecia y España no logran sanear sus deudas. En el caso estadounidense, el debate se centra en la conveniencia de que la Reserva Federal empiece a comprar más agresivamente títulos del Tesoro, para inyectar liquidez. A este respecto, el analista indio Raghuram Rajan, ex economista jefe del FMI, ha sostenido que “se necesitan mayores fuentes de crecimiento sostenible, y ello significa que se debe subsidiar menos a los productores y lograr que el consumo y el ingreso de los hogares se incremente”, y para estabilizar el comercio mundial ha sugerido que “los países que administran grandes superávit no dependan de otros con grandes déficit para que les provean la demanda que ellos necesitan”. (Ver PORTAFOLIO, agosto 26/10. Coyuntura). A la luz de estos acontecimientos, la recuperación sigue siendo frágil y aunque se observa una desaceleración después de la leve dinámica lograda tras la crisis del 2008, se vive una recuperación lenta, pero estable, y no parece probable que la economía mundial caiga en una depresión. A estas alturas del proceso, con tres años de altibajos y cuando persiste la incertidumbre, ya comienzan los balances; y el mismo Rajan ha declarado en su vista a Colombia que “el mercado mundial no funciona, que la competencia no funciona y que los gobiernos deben meter mano en los asuntos”, y concluye que “la reciente crisis fue una falla del sector privado, pero también de los gobiernos, pues ¿quién regula al sector privado?”. (ibid). La revaluación de nuestras monedas se explica, en parte, por la política de la FED de mantener tasas de interés muy bajas para estimular el consumo y la inversión, y a ese respecto concluye el mismo Rajan que “…no podemos tener las mismas políticas monetarias que antes de la crisis, ...tasas de interés extremadamente bajas y el eterno discurso de que no se van a incrementar en mucho tiempo..., esas son las mismas medidas que generaron la crisis”. (ibid). beethovenhv@yahoo.com HELGON

Siga bajando para encontrar más contenido