Bienvenido el crecimiento económico

Todo parece estar dispuesto para que Colombia empiece a avanzar en una senda de crecimiento que, dentro del optimismo que caracteriza al ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, no sólo será alta, sino que estará disparada.

POR:
septiembre 30 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-09-30

Sus apuestas prevén que de tener 18,7 millones de colombianos empleados, pasaremos a 22,5 millones en el 2020; el aumento de la riqueza en la economía permitirá que el PIB per cápita (promedio de ingreso de cada colombiano) se doble de 5.320 dólares a 10.980 al finalizar la década. La inversión extranjera saltará, del 23 al 35 por ciento. Tales pronósticos, que tienen a los colombianos pensando en que si no se acaba la pobreza por lo menos tendrá una reducción notable, se sustentan en lo que está sucediendo en el entorno actual. El supuesto de que el país tendrá más ingresos por cuenta del auge en la producción minera se basa en que el crecimiento esperado de este sector, para el 2010, es de 17,1 por ciento, algo que ya está casi asegurado, teniendo en cuenta que, según los resultados divulgados por el Dane, este indicador llega al 14,3 por ciento en el semestre. Adicionalmente, están las medidas de ahorro adoptadas a través de una regla fiscal, más la política de empleo que ya hace carrera en el Congreso. El mejoramiento de las relaciones con Venezuela permitirá incrementar las exportaciones; además de los buenos índices de confianza de la industria y el comercio, y el incremento en el consumo de los hogares. Con esas herramientas, el Ministro Echeverry estima que el crecimiento anual se ubicará por encima del 6 por ciento entre el 2010 y el 2020. » Más consumo público Para Gabriel Niño, director de investigaciones de Bancolombia, hay que acelerar el consumo público. “A corto plazo, para 2011, lo que uno ve es que, aunque se mantiene un sólido consumo, hay desaceleración del consumo público. Se debe mantener el buen comportamiento de la infraestructura y de las importaciones, pero es clave equilibrar las exportaciones. Hay bajo crecimiento de las exportaciones tradicionales, que este año crecen casi al 40 por ciento, pero en 2011 estarán en 16 por ciento”. » Otras estimaciones Pero el optimismo no reina en otros ámbitos. La esperanza de que el crecimiento de la economía y los efectos positivos que repartirá entre los colombianos, menguó. Todo, tras conocer que, en el segundo trimestre del año, el PIB subió a 4,5 por ciento, cuando se esperaba un 5 por ciento. Aunque, según el director de Planeación, Hernando José Gómez, los resultados no son malos y el segundo semestre del 2010 será mejor, en algunos analistas se generan dudas sobre el comportamiento que tendrá la economía en la década. Aquí están sus propuestas para retomar el camino del crecimiento. » Cuatrienio de recuperación David Forero, investigador de Fedesarrollo, estima que “viene un cuatrienio de recuperación. El crecimiento podría fluctuar entre 4 y 5.1 y puede ser mayor. La minería va a ser la clave y probablemente la industria. El agropecuario puede tener recuperación lenta, todo depende de la política económica, que debe apuntar a volverlo más competitivo para evitar una enfermedad holandesa. Para llegar a un crecimiento sostenible es importante la reforma tributaria, porque el déficit fiscal es el que está generando la revaluación. Aunque el crecimiento no es el que aumenta el empleo, se requiere dinamizar el mercado laboral para que mejoren los ingresos y la demanda de consumo”. Hacia el desarrollo sostenido Según José Restrepo, director de investigaciones económicas de Interbolsa, es clave cambiar la tendencia de que el crecimiento suba y baje. “Políticas de generación de empleo, diversificación de exportaciones y competitividad e infraestructura son las condiciones que se requieren para un senda de crecimiento sostenido. Le apostamos a un PIB de 5,1 en el 2010 y de 5,2 en el 2011”. » Que el agro salga de su rezago Andrés Escobar Arango, presidente de la firma Econcept, opina. “Colombia no está todavía cerca de lograr niveles de crecimiento tan altos. Este gobierno está centrado en el largo plazo: un 6 por ciento en el 2014. Para ello, hay que mantener el PIB en más de 5, de manera que uno de 6 en el 2014, no genere inflación. Las locomotoras son fundamentales, también juega que la vivienda funcione y que la infraestructura opere. Es clave que la minería se maneje para que la tasa de cambio no se le vuelva inmanejable a los sectores que exportan. Un tema fundamental es la agricultura, que ha tenido un crecimiento mediocre en los últimos años, ahora creció al 1,2. Hay un entorno favorable, aunque dependemos de las condiciones externas. Somos un país chiquito y apenas estamos abriéndonos al mundo”, dijo Escobar. ANDRUI

Siga bajando para encontrar más contenido