Bloqueo financiero agota espacio a Grajales

El municipio nortevallecaucano de La Unión se precia de ser uno de los de menor desempleo del país, con menos del 4 por ciento de desocupación. Sin embargo, hay temor de que el ambiente de prosperidad económica que se vive desde hace más de 20 años comience a cambiar.(VER GRAFICOS)

POR:
abril 27 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-04-27

El bloqueo financiero al que se han visto sometidas las compañías del grupo agroindustrial Grajales desde hace un año, cuando el Gobierno de Estados Unidos las incluyó en la ‘Lista Clinton’, no es el único problema que enfrenta esta organización, la mayor generadora de empleo en la zona. También se ha descubierto un desorden administrativo y contable en el conglomerado empresarial en el último año. Y el riesgo más grande se cierne sobre el empleo, pues las empresas del grupo generan 5.000 empleos directos y por lo menos 7.000 indirectos en la región. Prácticas como ‘canibalismo’ por el mercado de frutas entre dos empresas de la organización dedicadas al cultivo, una estructura de gastos sin control, inversión en activos improductivos, falta de personal directivo idóneo, así como de un inadecuado sistema de información que arroje cifras contables precisas, hacen parte del menú de fallas encontradas en un grupo que era manejado de manera familiar hasta junio del año pasado. También se detectó que en algunas compañías no se estaban pagando aportes parafiscales al Sena ni al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, así como a la seguridad social de grupos de empleados, que han motivado varias demandas por parte de algunos ex trabajadores. A estos problemas se suman los cuestionamientos por el manejo financiero que le ha dado la Dirección Nacional de Estupefacientes, DNE, a las empresas del grupo, y que ha generado debate de algunos sectores que consideran que el Estado no es un buen administrador de bienes. Tareas pendientes del grupo Las empresas del Grupo Grajales están iniciando un proceso de reestructuración con el fin de volverlas más eficientes e incorporar mecanismos de planeación, desarrollo y enfoque del negocio que desarrollan. Se buscará hacer un programa de planeamiento y evaluación de presupuestos, aplicar economías de escala especialmente al programa de compras de las entidades, se ampliará el programa de agricultura por contrato y se creará una plataforma de distribución para Bogotá. Así mismo se contempla crear un fondo para comercializar la producción. Se creará una gerencia comercial y se desarrollará una estrategia de posicionamiento de la marca Grajales para en el caso de las frutas, diferenciarse de otras empresas y regiones.

Siga bajando para encontrar más contenido