Bolivia recuperó control de su gas

El gobierno del presidente indígena Evo Morales superó un desafío histórico al lograr que todas las multinacionales petroleras presentes en territorio boliviano se adaptaran a una ley que permite al Estado retomar el control sobre sus enormes reservas de gas.(VER GRAFICO)

POR:
octubre 31 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-10-31

Las diez petroleras que operan en el país adecuaron sus contratos a los términos de la nacionalización pasada la medianoche del sábado -cuando se cumplía el plazo de 180 días fijado por decreto- y aceptaron entregar el 82 por ciento de sus ingresos a Bolivia, contra 18 por ciento que entregaban hasta ahora. “Misión cumplida con todo el pueblo boliviano”, dijo el presidente Morales luego de que los ejecutivos de las empresas firmaran los contratos. “Con estos contratos sentamos soberanía sobre nuestros recursos sin expulsar a nadie; ésta es la nacionalización sin indemnización”, dijo Morales , frente a autoridades, ejecutivos de las empresas y diplomáticos. Los acuerdos permitirán al Estado un ingreso inmediato superior a los 1.100 millones de dólares, que llegaría a los 4.000 millones en cuatro años, contra los 200 que ingresaban cuando fueron entregados los yacimientos a consorcios privados en 1996, o los 500 millones que recibe actualmente. Recuperado el control del gas -que provocó cruentas protestas sociales y la caída de los ex presidentes liberales Gonzalo Sánchez de Lozada y su sucesor Carlos Mesa en el 2003 y el 2005, respectivamente-, “el próximo paso es la industrialización”, postuló Morales. La suscripción de los contratos supone además la revitalización de la empresa estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (Ypfb), que tras la privatización de 1996 había quedado confinada a un rol marginal, y que ahora tendrá bajo su control toda la cadena productiva del gas. Ypfb deberá continuar las negociaciones con Petrobras por el control de dos refinerías y por los precios del gas que se venderá a Brasil, según el presidente de Ypfb, Juan Carlos Ortiz. “El tema de precios y de la compra de acciones en las refinerías seguirán avanzando, porque el plazo del 28 de octubre era para los contratos de exploración y producción”, dijo Ortiz. En Brasilia, Dilma Rousseff, ministra jefe de Gabinete Civil, dijo que “Petrobras ha obtenido las garantías necesarias para que siga haciendo inversiones importantes y sea remunerada en consecuencia”. Además de ser el principal inversor del país, Petrobras es responsable de exportar a Brasil 26 millones de metros cúbico (m3) de gas al día, volumen con que abastece la mitad de la demanda interna de ese país. La empresa brasileña tenía hasta ahora el control del 46 por ciento de la riqueza gasífera, la española Repsol del 22 por ciento y la francesa Total de un 16 por ciento. El resto de los campos estaba bajo la propiedad de otras siete transnacionales. Otras 6 mantienen contratos con el Estado en diversos rubros. En Madrid, Repsol aseguró que el acuerdo permitirá que la compañía lleve a cabo “nuevas inversiones” en Bolivia. El acuerdo “permitirá el desarrollo de nuevos proyectos de inversión en el país”, indicó la compañía en un comunicado. Bolivia dispone de reservas de 48,7 trillones de pies cúbicos, según datos oficiales, unos 1,55 billones (millones de millones) de metros cúbicos. Cumplida la nacionalización, Bolivia proyecta ahora la industrialización del gas en acuerdos suscritos hace meses con las petroleras estatales de Argentina (Enarsa) y de Venezuela (Pdvsa). Tras la conclusión de las negociaciones con las petroleras, los nuevos contratos tienen que ir al Parlamento para su aprobación. AFP

Siga bajando para encontrar más contenido