Brasil recibió US$4.920 millones de sus vecinos

- Los países latinoamericanos realizaron inversiones directas en Brasil por 4.920 millones de dólares entre el 2000 y el 2006, según un estudio del banco Itaú divulgado ayer por el diario Valor.

POR:
mayo 31 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-05-31

De acuerdo con el estudio, elaborado con datos del Banco Central brasileño, tales inversiones muestran que la mayor economía regional se viene beneficiando del crecimiento de sus vecinos. El valor invertido por los latinoamericanos es cuatro veces superior a los 1.090 millones de dólares que Brasil invirtió en sus socios regionales en el mismo período. Según el estudio, el acumulado de las inversiones de los latinos en Brasil saltó de 3.260 millones de dólares en el 2000 a 8.180 millones en el 2006. Por su parte, el acumulado de la inversión brasileña en esos países saltó de 5.260 millones de dólares en el 2000 a 6.350 millones el año pasado. El país de la región con mayor presencia en Brasil es Uruguay, cuya inversión acumulada era de 3.238,7 millones de dólares el año pasado (ver gráfico). Por su parte, el principal destino de los recursos brasileños en la región es Argentina, que hasta el año pasado sumaba 3.385 millones de dólares, el doble de los 1.625,4 millones de dólares del 2000. En seguida se ubican Uruguay, con 1.980,8 millones de dólares (contra 3.121,1 millones de dólares), Perú (325,9 millones de dólares), Chile (275,4 millones de dólares), México (150,9 millones de dólares), Venezuela (134,7 millones de dólares), Bolivia (55,9 millones de dólares), Colombia (30,5 millones de dólares) y Ecuador (8,2 millones de dólares). Las cifras, sin embargo, no incluyen parte de las millonarias inversiones de Petrobras en países vecinos, como Bolivia, que fueron realizadas a través de subsidiarias de la petrolera brasileña en otros países y no directamente desde Brasil. El país de la región que más elevó sus inversiones en Brasil en el período fue México, de 131,5 millones de dólares en el 2000 a 2.766,8 millones de dólares en el 2006. Gran parte de esas inversiones corresponde a las empresas de telecomunicaciones del magnate Carlos Slim, que es propietario en Brasil de la tercera mayor operadora de telefonía móvil, del principal operador de telefonía a larga distancia y de parte de la mayor operadora de televisión por suscripción. EFE

Siga bajando para encontrar más contenido