Brújula

Brújula

POR:
noviembre 29 de 2005 - 05:00 a.m.
2005-11-29

LETRAS En Madrid, España, inauguraron este año un curioso albergue. Se llama Hotel de las Letras. Como homenaje a la literatura, en todos sus salones y habitaciones hay en las paredes fragmentos de escritos célebres.Compartimos dos que nos hizo llegar una lectora de nuestro diario. De Virgina Woolf: Soñé que cuando amanezca el Día del Juicio y los grandes conquistadores y los estadistas lleguen a recibir sus recompensas -sus coronas, sus laureles, sus nombres grabados en mármol imperecedero- el Todopoderoso, al momento que nos vea llegar con libros bajo nuestros brazos, le dirá a Pedro: "Mira, éstos no necesitan recompensa alguna, no hay nada especial que podamos darles, porque han amado la lectura". De Tristán Tzara, "Instrucciones para hacer un poema dadaísta": Coja un períodico. Coja unas tijeras. Escoja en el períodico un artículo de la longitud que quiera darle a su poema. Recorte el artículo. Recorte en seguida con cuidado cada una de las palabras que forman el artículo y métalas en una bolsa. Agítela suavemente. Ahora saque cada recorte, uno tras otro. Copie concienzudamente las palabras en el orden en que hayan salido de la bolsa. El poema resultante se parecerá a usted. Y será usted un escritor infinitamente original y de una sensibilidad hechizante, aunque incomprendida por el vulgo.

Siga bajando para encontrar más contenido