Brújula

Brújula

POR:
agosto 31 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-08-31

Visita al coloso del sur Han sido abundantes los adjetivos que ha utilizado la prensa nacional para describir la visita de Estado que hará el presidente Juan Manuel Santos a Brasil, a partir de mañana. La razón, que es la primera vez en la historia del país que un mandatario inicia sus viajes internacional con una cita en la capital del ‘coloso del sur’, como bien merece ser conocida la nación más populosa y extensa de América Latina. Atrás ha quedado la época en la que la primera escala del jet presidencial era Washington. Hoy en día, un número creciente de gobiernos regionales entiende que hay que pasar por Brasilia primero, y Colombia no es la excepción. En respuesta, la administración de Luis Inácio ‘Lula’ da Silva ha decidido extenderle el tapete rojo a su homólogo colombiano. Ese gesto implica que no sólo el mandatario brasileño ve a su vecino del noroccidente con buenos ojos, sino que las tensiones del pasado reciente han quedado atrás. Además, no es necesario ser un especialista en asuntos económicos para darse cuenta de que las relaciones binacionales van al alza, tanto en asuntos comerciales como de inversión. Si bien el intercambio es ampliamente favorable a los auriverdes, uno de los propósitos fundamentales del encuentro entre presidentes es buscar fórmulas para equilibrar una balanza que hoy se encuentra muy desbalanceada. Pero no menos fundamental es lo que pueda ocurrir en el futuro. Todo indica que la presencia brasileña en la economía colombiana seguirá en auge, pues aparte del interés en sectores como el aeronáutico o el siderúrgico, las posibilidades de nuevos emprendimientos son altas. En particular, hay un gran potencial en materia agrícola, dada la consolidación de Brasil como una potencia en la producción de alimentos en zonas similares a la Orinoquia. Ese es uno de los factores por los cuales la cumbre presidencial genera tantas expectativas y esperanzas.HELGON

Siga bajando para encontrar más contenido