Soy un buen administrador natural

Soy un buen administrador natural

POR:
junio 30 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-06-30

Confieso que esta entrevista comenzó como una charla informal que terminó en pregunta y respuesta. De hecho, lo último que quiere Luis Carlos Sarmiento Angulo es subir el bajo perfil que con tanto recelo trata de mantener, aunque anualmente una revista especializada se encargue de contarle al mundo que él es el hombre más rico de Colombia.

Actualmente su fortuna supera los $4.700 millones y según la revista Forbes, ocupa el puesto 178 como uno de los más ricos del planeta. Sin embargo, son muy pocas las historias que se conocen de él, como por ejemplo que un día, vestido con pantalón de drill, botas de trabajo y camiseta, cuando tan solo era un joven ingeniero de campo, recién egresado de la Universidad, tuvo que rechazar una beca en Estados Unidos por falta de dinero.

Esta no es la historia de alguien que nace en cuna de oro y con algo de talento logra hacer fortuna propia con una riqueza heredada. Ni la justificación de alguien que ha fundado 12 bancos, en un país dónde según la Cepal el 45 por ciento de los niños y adolescentes colombianos son pobres y otro 17 por ciento vive en la indigencia. Esta es la historia de un millonario atípico.

Y digo atípico porque cuando se ganó una beca como estudiante de la Universidad Nacional para hacer una especialización en Ingeniería tuvo que rechazarla. Estaba recién casado y no tenía ahorros ni ningún otro ingreso que hubiera podido compensar la falta de trabajo mientras estudiaba, con esposa abordo, en el exterior.

Resignado pidió un plazo en la universidad para que le guardaran la beca mientras ahorraba. Al año, tenía el dinero suficiente para viajar. El director del Icetex, entidad que administraba las becas que concedía la Universidad Nacional, le anunció que había sido admitido en la Universidad de Harvard. Pero, faltando una semana para viajar, la guerrilla de entonces asesinó a quien fuera su jefe y le tocó asumir, por petición de la familia del fallecido, las riendas de la empresa constructora en la que trabajaba.

Así que por segunda vez, después de haber dicho que sí viajaba, volvió a aparecerse en la oficina del director del Icetex, a cinco días del viaje, para decirle que lo sentía mucho pero que no podía viajar. "Y ahí fue cuando me dijo que 'cogiera seriedad'.

"Perdí esa beca y nunca tuve la oportunidad de estudiar en el exterior, lo cual ha sido una frustración en mi vida por haberme privado de esa época de estudio en ese medio diferente. Inclusive nunca pude perfeccionar el idioma inglés. Es una vivencia que me quedó faltando".

La historia no será más que una anécdota, de no ser porque hace quince días, en representación de Colfuturo, entidad cuyo Consejo Directivo viene presidiendo desde hace trece años, firmó un acuerdo con la UniAdemás, la Universidad contribuirá con ayudas económicas para estos mismos estudiantes, que se sumarán a las de Colfuturo y del Gobierno y en algunos casos los estudios serán gratuitos o con un costo muy bajo. Mejor dicho, si Sarmiento Angulo se hubiera ganado la beca en este siglo, la falta de dinero no hubiera sido problema.

¿Cuáles son las ayudas de Colfuturo y del Gobierno?

Colfuturo les presta asesoría a los interesados en hacer estudios de posgrado en el exterior para conocer los programas y las mejores Universidades. Posteriormente, recibe las solicitudes y adjudica los créditos beca a los estudiantes más calificados. A los aprobados se les otorga el crédito necesario para viaje, estudio y sostenimiento en el exterior.

Al regreso al país, les condona la mitad del crédito gracias al Gobierno Nacional, que incluyó este programa en la Ley del Plan Nacional de Desarrollo, aprobada por el Congreso de Colombia en junio de 2007.

¿Y si no regresan?

No hay sanción para quienes no regresen pero tampoco obtienen condonación. En todo caso, la cuota mensual de pago es inferior al 25 por ciento de los ingresos del becario cuando regrese a trabajar en Colombia.

¿Y este año cuántos estudiantes van a viajar?

Justamente estamos publicando la lista de 580 aprobaciones de este año y con la Ley que le acabo de mencionar, esperamos que antes de dos años podamos estar enviando cerca de mil profesionales cada año.

¿Y de dónde viene esta obsesión por estudiar afuera?

Si queremos obtener para nuestro país lo último en tecnología y administración, hay que enviar nuestros profesionales a que lo aprendan en las mejores Universidades del exterior y regresen a aplicarlo en Colombia. Ese ha sido el camino escogido por muchos países, particularmente aquellos que hoy están brillando por sus resultados económicos.

¿Y cómo está Colombia en comparación con otros países en
cuanto a educación?

Hace dos semanas, salió un artículo en el Miami Herald donde contaban que no todo en Latinoamérica es malo. En Chile, acaban de crear un fondo especial y con los rendimientos de van a enviar a partir del próximo año 6.700 estudiantes a adelantar maestrías o doctorados en el exterior con beca completa. Chile sería un muy buen ejemplo para seguir en Colombia, pero es evidente que por ahora, todavía estamos lejos de ese ejemplo.

¿Cómo pasó de ser ingeniero de campo a dueño de bancos?

Me inicié en el negocio bancario desde 1971 (hace 37 años), deseoso de sumar las utilidades de la financiación a las de la construcción. Empecé a construir vivienda y edificaciones comerciales desde 1959 y estuve muy activo hasta 1998 cuando empezó la crisis del sector en Colombia.

¿Así de fácil?

En esa época nadie vendía bancos. Los que tenían bancos no los vendían porque no daban permisos para constituir nuevos bancos. El Banco de Occidente entró en crisis y por eso lo pude comprar.

Y usted ¿qué sabía de bancos?

Yo respondía por molestar que tenía una chequera y una cuenta corriente. Cinco años después era un banco de mostrar. Yo no sabía de bancos pero soy un buen administrador natural. Así sucesivamente fui comprando otros bancos.

¿La mayoría de los bancos los compró cuando estaban al borde de la quiebra?

Algunos estaban en serias dificultades y por eso los vendían y se conseguían a un buen precio. Eso requiere una habilidad especial. Convertir una empresa que esta en malas condiciones, en un modelo en su genero, requiere una gran consagración y una gran pasión, es ahí donde se producen las mayores utilidades.
Hay una frase célebre de un dramaturgo alemán que dice "peor que robar un banco, es fundarlo". ¿Qué piensa de eso?
(Desconcertado). Me parece dramática.

En el 2009 cumplirá 50 años de haber comenzando en el sector de la construcción ¿qué le quedó de esa época?

Un estomago de artillero. En ese entonces yo era ingeniero de campo y eso significaba comer a deshoras y sólo lo que hubiera. Y si uno se ponía exigente, pues no comía.

Y hoy, ¿cómo es un día normal suyo?

Me levanto a las 6:00 de la mañana, leo periódicos, llego a la oficina a las 9:00 y estando ahí el trabajo es muy prolongando, hasta las 9:00 de la noche. Los sábados es diferente. No atiendo a nadie, no hay secretarias, no hay teléfonos. Aprovecho para leer muchas cosas. Temas que me atraen y que entre semana nunca puedo leer, temas de economía, ingeniería, es un trabajo pero de otras características.

¿Tiene algún hobbie?

Caminar. Camino en la máquina cuando estoy en Bogotá, pero aprovecho todas las oportunidades que se me presentan para salir al campo. Lo que más me gusta es andar en mi moto ATV (All-terrain vehicule), es una cuatro ruedas grande y uno puede pasear por donde quiera. Me pongo shorts, t-shirt, visera para el sol y botas especiales. Es uno de mis máximos placeres.

¿Por qué sigue trabajando?

Porque este es el país que me ha dado todo.

Todas las oportunidades de mi vida las he recibido aquí y por eso me siento comprometido a hacer todo lo que esté a mi alcance para contribuir al progreso de Colombia.

Estoy convencido que la relación costo/beneficio de labores como la de Colfuturo, es extraordinariamente favorable en términos de beneficio social. Por eso dedico una buena parte de mi tiempo a trabajar en esta iniciativa que me apasiona cada vez más en la medida que se van obteniendo los resultados.

Siga bajando para encontrar más contenido