No al cáncer de cuello uterino

Barrancabermeja. De 29 a 32 por cada cien mil mujeres en el mundo podrían tener el Virus del Papiloma Humano (VPH), que es la principal causa de cáncer de cuello uterino. Y, según datos de la Organización Mundial de la Salud, se estima que cada año se diagnostican en América Latina 95 mil casos nuevos de la enfermedad.

POR:
febrero 28 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-02-28

En Colombia, esta es la primera causa de muerte por cáncer en el país, con una tasa de 18,5 muertes por cada cien mil mujeres. Por esta razón, se adelantan actualmente diferentes campañas para educar a la mujer, al hombre y a la comunidad en general sobre el impacto de esta enfermedad, su forma de transmisión y, sobre todo, la manera de prevenirla. Riohacha, Envigado, Barrancabermeja y Bogotá han sido eje, inicialmente, de estos programas, con el apoyo de sus secretarías de salud. En Barranca, por ejemplo, se inició el pasado 17 de enero y según Claudia Leonor Rivera, secretaria local de Salud, la estrategia está dirigida a 5.491 niñas entre los 10 y los 14 años, que hacen parte de la población más pobre y vulnerable de la ciudad, al igual que en situación de desplazamiento. La meta es aplicar 16 mil vacunas contra el VPH, teniendo en cuenta que el esquema incluye tres dosis por cada una. En Riohacha, el 20 de enero arrancó la campaña de vacunación a 493 jóvenes indígenas. Y en Bogotá,la meta es vacunar este año a las niñas de estratos 1 y 2, que estén entre los 10 y 14 años, quienes recibirían la vacuna sin ningún costo. Lo que debe saber El VPH se transmite por vía sexual y es el hombre el principal foco de transmisión. Los serotipos 16, 18, 45 y 31 son los principales causantes del cáncer del cuello uterino, que afecta principalmente a las mujeres entre 20 a 40 años, “debido a que ya han iniciado su vida sexual y han estado más expuestas al virus”, afirma Vladimir Muñoz, médico pediatra. El hombre también puede verse afectado y ser víctima de lesiones genitales, como verrugas, condiloma y otros, no tan graves como las de la mujer, pero que igual deben atenderse y prevenirse. También se ha demostrado que el consumo de tabaco y cigarrillo produce nitrosaminas, sustancias cancerígenas, que aceleran el desarrollo del virus en el organismo. Y, son factores determinantes en la aparición, no solo de este tipo de cáncer, el sedentarismo, una alimentación inadecuada o poco balanceada y el consumo de alcohol, así como tener un familiar de primera línea de consanguinidad que haya padecido la enfermedad. Un manejo oportuno El primer aspecto en la lucha contra el cáncer de cuello uterino es la prevención. Por eso, según Muñoz, se recomienda a toda mujer mayor de 20 años realizarse la citología vaginal al menos una vez al año para estar atenta a cualquier cambio significativo, y llevar una conducta sexual sana, racional y sin tabúes. Hay factores que obligan a una citología más frecuente, como en madres que hayan tenido más de tres embarazos y trabajadoras sexuales. El otro mecanismo fundamental es la vacuna contra el VPH, que tiene una protección cercana al ciento por ciento entre las niñas de 10 a 14 años, aunque se puede aplicar a cualquier edad. Se deben colocar tres dosis. La segunda un mes después de la primera y la tercera, a los seis meses de la inicial.El riesgo es muy alto y se ignora Cualquiera puede adquirir el VPH, “pero están más propensos quienes tienen relaciones sexuales a edad más temprana, tienen varias parejas, o uno de los miembros de la pareja ha tenido varias parejas sexuales”, explica Nubia Muñoz, médica patóloga de la U. del Valle, una de las científicas que más conoce del tema en el mundo y que participó en la creación de la primera vacuna contra el VPH. Existen síntomas que se deben tener en cuenta, como sangrado uterino o dolor a la hora de tener relaciones, pero jamás se debe esperar a su aparición, ya que esto significa que el cáncer está en una fase avanzada, dice la especialista del Centro Médico Imbanaco en Cali.Los expertos reiteran el llamado a las mujeres a hacerse la citología al menos una vez al año después de los 20 años o al iniciar la vida sexual activa, y que se vacunen, ya que es la medida más barata y sostenible para prevenir este cáncer. Dicen que la integración citología, vacunación y educación permitirá que se logre disminuir la prevalencia y mortalidad de la enfermedad.ADRVEG

Siga bajando para encontrar más contenido