China crece y el medio ambiente se afecta

El rápido crecimiento de China también trae sus problemas. Si de hecho el gigante asiático ha sido durante años el mayor contaminador del mundo, ahora el problema aumenta directametne proporcional a su desarrollo.

POR:
julio 31 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-07-31

El mismo Gobierno reconoció que el número de accidentes ambientales aumentó 98 por ciento en el primer semestre, en tanto la demanda de energía y minerales condujo al envenenamiento de ríos y derrames de petróleo. “El desarrollo económico rápido está generando cada vez más conflictos con la capacidad del medio ambiente para absorber las demandas”, dijo el ministerio de Protección Ambiental en una declaración enviada por fax en respuesta a preguntas de Bloomberg. Un escape de ácido en la mina de cobre y oro de Zijin Mining Group Co. este mes intoxicó suficientes peces en el río Ting como para alimentar a 72.000 personas durante un año, y las playas y el puerto de Dalian fueron cerrados debido a un derrame de petróleo en la terminal de crudo más grande del país. Los accidentes ponen de relieve el costo de dos décadas de crecimiento con una media de 10,1 por ciento anual que convirtieron a China en la tercera economía más grande del mundo. “El Gobierno está comenzando a gastar mucho dinero en purificar el aire y limpiar el agua”, dijo, desde Singapur, Jim Rogers, quien cofundó el Quantum Hedge Fund en 1970. “Esto generará un costo más alto, como ocurre en todas partes del mundo. Un horno de fundición limpio es más costoso que uno sucio”. Hubo unos 102 accidentes en el primer semestre, en comparación con 171 en todo 2010, según cifras tomadas de datos del Ministerio. El derrame de petróleo en Dalian -de 10 veces la cantidad del último vertido en la provincia de Shaanxi en diciembre- fue el más grande en aguas chinas, según Greenpeace. El escape de desechos de Zijin, en la provincia de Fujian, fue el peor en la industria china del oro en dos años. CONTAMINACIÓN - POR METALES “Si China no resuelve los problemas ambientales cuando la economía tiene un alto índice de crecimiento, eso podría transformarse en un factor desestabilizador en la sociedad”, comentó por teléfono Ma Jun, fundador del Instituto de Asuntos Públicos Ambientales, desde Pekín. “El pueblo chino es cada vez más consciente y se expresa más acerca de la contaminación de los metales pesados que generan las refinerías y los hornos de fundición”. La calidad del aire se deterioró por primera vez en cinco años en el primer semestre, agregó el Ministerio de Medio Ambiente en un comunicado el 26 de julio. El usuario más grande de metales y combustibles del mundo también tiene los peores antecedentes en seguridad de minas de carbón, con un promedio de siete muertes cada día en accidentes el año pasado. “Las administraciones locales están tratando de desarrollar sus economías y la idea es ‘enriquecernos primero y después preocuparnos por la contaminación’”, dijo Yang Ailun, director de la unidad de cambio climático de Greenpeace, en Pekín. “El Gobierno es muy consciente de que el modelo económico actual no es sustentable”. Una explosión en una fábrica de plástico abandonada y sustancias químicas en la ciudad de Nanjing causaron la muerte de por lo menos seis personas, dijo esta semana la agencia oficial de noticias Xinhua. “China se encuentra en un estado de desarrollo en que hay una elevada tasa de infracciones”, dijo el Ministro de medio ambiente. - Más sanciones encarecen la producción Antes de los accidentes en Zijin y el puerto de Dalian, el Ministerio de medio ambiente enumeró el derrame tóxico del río Songhua por PetroChina, los escapes de residuos de Sichuan Chemical en el río Tuojiang y la descarga ilegal de cadmio de la fundición de Shaoguan entre los peores casos en estos últimos seis años. No obstante, las penalidades para las empresas podrían ser “demasiado pequeñas”, dijo Tony Zheng, director general de Shanghai Good Hope Equity Investment Management. “Las multas no asestarán un golpe contundente a las empresas chinas grandes”. Sin embargo, nuevas normas ambientales podrían aumentar los costos de las siderúrgicas como mínimo un 10 por ciento, según el Instituto de Planificación e Investigación de la Industria Metalúrgica China, que asesora al Gobierno. Estos requisitos aparecen en momentos en que China también lidia con demandas salariales de los trabajadores. “Algunas empresas pequeñas y medianas quebrarán con el costo más alto de la mano de obra y los mayores requisitos ambientales”, dijo Hu Xingdou, profesor de Economía en el Instituto de Tecnología de Pekín. “Si China depende de las industrias con salarios bajos y alta contaminación, el pueblo no se beneficiará mucho del mayor aumento del PIB”. HELGON

Siga bajando para encontrar más contenido