China se engalana de rojo para recibir el Año del Conejo

Como es tradición para estas fechas, la gente compra regalos, elementos decorativos, comida y ropa;

POR:
enero 31 de 2011 - 11:33 p.m.
2011-01-31

La llegada del Año del Conejo en el zodíaco chino, periodo que durará del 3 de febrero al 22 de enero de 2012, lleva, como cada año, a los chinos a vestir de rojo sus hogares y a consultar en las calles a los expertos tradicionales en predicciones.

Nadie se atrevería a garantizar en Occidente que 2011 será el año en el que el mundo entero deje atrás la crisis o que una empresa determinada logre el éxito o el fracaso, pero en China la tradición llama a recurrir a los augurios.

Conocido también como el Festival de Primavera, las fiestas de entrada del año nuevo lunar se celebran de manera muy similar a la occidental, envuelta en tradiciones y rituales, con festejos desde 15 días antes y preparativos iniciados meses antes.

La gente compra regalos, elementos decorativos, comida y ropa, y limpia las casas a conciencia para eliminar cualquier rastro de mala suerte, mientras que viste puertas y ventanas de rojo, y pone en el exterior farolillos que se iluminan en horas nocturnas.

Todas estas celebraciones sirven, en esta ocasión, para recibir al Año del Conejo y recordar que quienes nacieron o nacerán con este signo zodiacal gozarán de longevidad y prosperidad, y tendrán una vida tranquila y en paz.

Los rituales familiares de la noche del 2 al 3 de febrero se repiten cada año y, como en muchas ocasiones, comienzan por la cena, que suele ser un banquete de mariscos y jiaozi, que representan los buenos deseos.

Además, los banquetes incluyen langostinos para la vitalidad y la alegría, ostras secas, pescado crudo para la buena suerte y fa-hai para la prosperidad.

Es también habitual llevar vestimentas de color rojo para alejar los malos espíritus y evitar el color blanco o negro, ya que estos se asocian con el duelo.

Ese mismo día, según una antigua costumbre, los matrimonios y adultos entregan a los niños y solteros dinero en sobres de color rojo que se conocen como hong bao.

En la medianoche, las calles se iluminan con fuegos artificiales, que dan paso a los cohetes, encargados de amenizar con ruido ensordecedor, pues no en vano presumen los chinos de haber inventado la pólvora, durante los 15 días del Festival.

El final del Año Nuevo lo marca el Festival de las Linternas, celebración con cantos, bailes y espectáculos de faroles que se organiza el día 15 del inicio del año (18 de febrero esta vez).

 

Pekín/EFE.

Siga bajando para encontrar más contenido