China, zona deseada por gigantes de distribución

China y su enorme mercado de consumidores se convirtieron en territorio estratégico para los gigantes mundiales de la distribución, que aceleran los planes de apertura de tiendas, así como las fusiones y adquisiciones de empresas.

POR:
octubre 31 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-10-31

El grupo francés Carrefour, número dos mundial del sector y líder extranjero en el mercado chino, abrió el sábado su hipermercado número mil en el mundo en China. China es un país “prioritario” para el grupo, que llegó al país en 1995 y desde entonces abrió “tantas tiendas como en 30 años en España o en Brasil”, recordó su presidente, José Luis Durán. Pero también es la tierra prometida para el mayor rival de Carrefour, la cadena estadounidense Wal-Mart, que se instaló en China en 1996 y desde entonces abrió 66 tiendas en el país (61 hipermercados). Por ahora Carrefour gana el partido de cantidad de tiendas, ya que hoy abre su hipermercado número 85 en Harbin (norte de China), y posee 253 tiendas ‘Día’ de bajo precio. Pero podría perder esta ventaja cuantitativa si se confirman los planes de adquisición de Wal-Mart, que abrió 13 tiendas en China en el 2005, espera abrir unos 20 nuevos establecimientos este año. Según informaciones de prensa que el grupo se rehusa a comentar, Wal-Mart estaría dispuesto a comprar las cien tiendas de la empresa taiwanesa Trust-Mart en China, por 1.000 millones de dólares. “Hay enormes oportunidades de consolidación en China, dado que sólo un 20 por ciento del sector de la distribución se encuentra bajo un formato organizado”, indicaron analistas de Ernst and Young en un reciente informe. Pero en cierto plazo, “dadas las tendencias del mercado, un puñado de actores como Wal-Mart, Carrefour, Gome y Bailian posiblemente se ubiquen como jugadores dominantes, con una mayoría de participación en el mercado, dejando el resto a las empresas comparativamente más pequeñas”, añadieron. La tendencia es comparable a la de los países desarrollados, y obliga a las empresas chinas a fortalecer sus posiciones frente a la emergencia de los competidores internacionales. Wumart, la primera cadena de supermercados de Pekín, multiplicó sus compras en la capital este año y anunció el mes pasado su expansión a otra provincia, Jiangsu (este), a través de la compra de una cadena local de 45 tiendas. El líder de los pequeños materiales eléctricos, Gome, anunció hace unos días la compra del 95 por ciento de China Paradise Electronics Retail, número tres de los electrodomésticos, lo que le otorgaría una red de unas 500 tiendas. Sin embargo, aún todos están lejos del número uno de los supermercados, Lianhua -socio de Carrefour en China-, que cuenta con 3.700 establecimientos de todos los tamaños. AFP MANO DE OBRA La mejor calidad de vida y la modernidad empezaron a afectar la barata mano de obra de China, en el sur de ese país. Según los empresarios, los obreros ahora prefieren quedarse en sus aldeas y buscar empleo cerca de ellas ya que con los rápidos medios de transporte no requieren ir lejos por cualquier paga.

Siga bajando para encontrar más contenido