Chinos con depresión por exigencias de sus padres

Pekín/EFE. Los jóvenes chinos dedican más de diez horas al día al estudio, muchos dicen no tener a nadie en quien confiar y la presión de sus padres para que salgan adelante laboralmente produce un alto porcentaje de traumas psicológicos que muchas veces derivan en la planificación o ejecución del suicidio.

POR:
marzo 31 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-03-31

Algunos todavía son niños y otros adolescentes, pero todos son estudiantes que guardaron los juguetes en un baúl para lanzarse, presionados por sus familias, a un mundo de adultos. Con el comienzo de su vida escolar aparcaron su infancia y las clases del colegio y las extraescolares de piano, inglés, matemáticas, ballet o natación se convirtieron en el único entretenimiento. El 78,3 por ciento de los estudiantes dice pasar más de ocho horas en el colegio y un 57,7 por ciento asegura que estudian al menos dos horas en su casa tras volver de la escuela, según una encuesta realizada en el país asiático. Sin tiempo de ocio, sin momentos de diversión, su vida espartana combinada con una sociedad por lo general reacia a mostrar sus sentimientos, lleva a muchos de ellos a una soledad absoluta. “Más del 20 por ciento de los estudiantes dice preferir hablar con sus amigos de Internet que con sus propias familias”, explica el Centro de Estudios de Jóvenes y Niños de China. En el colegio se margina al que no sobresale y son muchos estudiantes los que se esfuerzan en las materias, no solo para no defraudar a sus padres, sino para no ser despreciados por el resto de alumnos. Por ello, la competitividad entre ellos es feroz. Un reciente estudio alertó sobre la alta tasa de estudiantes con edades entre 10 y 24 años que consideraron alguna vez quitarse la vida. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido