Cinco años de falsos rumores

Murió en una explosión en las cuevas de Tora Bora. Estaba en proceso de diálisis y moría a causa de insuficiencia renal. Estaba en las manos de la inteligencia paquistaní y a punto de ser entregado a Estados Unidos.

POR:
septiembre 30 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-09-30

Los rumores sobre la muerte o captura de Osama Bin Laden datan de hace años, y siempre han resultado ser una exageración. Los más recientes se produjeron a fines de septiembre cuando se filtró un documento de los servicios de inteligencia francesa que, citando una fuente ‘generalmente confiable’, dijeron que el servicio secreto saudita estaba convencido de que el jefe del grupo terrorista Al Qaeda, de 52 años, había muerto de tifoidea el mes pasado en Pakistán. Funcionarios desde Riad hasta París, pasando por Washington, se apresuraron a insistir que no tenían nada con que sustentar la versión. Pero la noticia se difundió por todo el mundo y renovó el debate sobre el fracaso del sistema de inteligencia más grande del mundo en capturar al fugitivo. “Ha habido un fracaso tan grave cinco años después de los atentados del 11 de septiembre que los verdaderos líderes de los ataques aún están libres, y aún viven”, dijo Rohan Gunaratna, jefe de investigación sobre terrorismo en el Instituto de Defensa y Estudios Estratégicos de Singapur. Gunaratna citó comentarios del lugarteniente de bin Laden, Ayman al-Zawari, difundidos cinco años después de los atentados, como evidencia de que el reporte francés era incorrecto. “Ayman al-Zawari emitió una declaración el 11 de septiembre en la que específicamente hace referencia a que Osama bin Laden está vivo, dice Gunaratna. No hay razón para que al-Zawari mienta, ya que desea mantener su credibilidad dentro del movimiento”. LOS REPORTES Un funcionario del servicio antiterrorista paquistaní allegado a las pesquisas también descartó el reporte francés. Dijo que nada se sabe sobre la salud o localización de bin Laden. Habló a condición de mantener el anonimato. El reporte francés no es el primero que admite una enfermedad de bin Laden que puede poner en riesgo su vida. Durante años, los servicios de inteligencia tomaron en serio los informes de que bin Laden podría padecer una enfermedad renal e incluso se dijo que se vio obligado a cargar con su máquina de diálisis de un escondite a otro en las montañas. Pero en el 2003, Amer Aziz, el ex médico de bin Laden en Afganistán, lo negó completamente. Dijo a The Associated Press que le hizo a bin Laden un examen médico completo en 1999, y lo volvió a ver en noviembre de 2001 mientras huía de las fuerzas estadounidenses, y no halló señales de enfermedad en ambas ocasiones. ''Si estás con una máquina de diálisis, tienes una apariencia característica. No vi nada de eso'', dijo Aziz a un reportero en su oficina en Lahore, Pakistán, luego que Estados Unidos lo dejó en libertad. El video más reciente con imágenes de bin Laden salió en 2004, justo antes de las elecciones presidenciales en Estados Unidos. En él aparecía tranquilo, especialmente para un hombre que se creía oculto en las escarpadas montañas entre Pakistán y Afganistán, o posiblemente en Afganistán mismo, en la remota y boscosa provincia oriental de Nuristán. Estados Unidos ha llevado a cabo cientos de operaciones de búsqueda y captura en la región pero se ha topado con pared con la población local cada vez más hostil. Varias audiocintas del líder terrorista han visto la luz desde el video del 2004, la más reciente en junio, y en septiembre se difundió un video que presentó lo que parecen ser imágenes previas de bin Laden. - Su video más reciente se divulgó en el año 2004 La falta de videos del jefe terrorista desde el 2004 ha complicado el panorama. Su decisión de presentarse solo en grabaciones podría responder a la intención de realzar el misterio o de evitar imágenes que pudieran revelar su paradero. En 1998, luego del atentado con explosivos a dos embajadas estadounidenses en África, Estados Unidos lanzó 62 misiles crucero Tomahawk contra dos campos de entrenamiento de Al Qaeda en Afganistán. Se creía que bin Laden estaba allí, pero partió antes de que hicieran blanco. Luego de los atentados del 11 de septiembre del 2001 y la caída del régimen talibán, la milicia afgana que luchaba por Estados Unidos tuvo la certeza de que había rodeado a bin Laden en Tora Bora. Los relatos de ataques aéreos en las cuevas inspiraron los rumores sobre su muerte. En el 2004, el teniente estadounidense David Barno dijo que esperaba llevar a bin Laden a la justicia y funcionarios de inteligencia lo describieron como acorralado. Pero nunca fue capturado. También resultó falso un mensaje aparecido en una página web islámica en 2005 que decía que bin Laden había muerto. AP

Siga bajando para encontrar más contenido