CINE

CINE

POR:
diciembre 22 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-12-22

Las cartas del gordo (R**) Dago García, completa con esta diez películas colombianas producidas en nueve años. Su mérito principal es presentar otro tema que gusta mucho a nuestro pueblo, que le divierte verse representado de una u otra forma para reírse de sí mismo y encontrarse con aspectos bastantes reales de la vida cotidiana. Una comedia sin muchas complicaciones para reflejar histriónicamente sentimientos y emociones criollas, más si el espectador es aficionado al fútbol. La admiración que siente ‘el gordo’ (Jhon Mario Rivera) por su amigo de infancia Quique (Enrique Mendoza), futbolista en Argentina, lo convierte en su ‘ídolo’ y hace que esta amistad se convierta en el centro de las diversas secuencias que componen el film. La producción no es algo sobresaliente y la debilidad de la película es el manejo del guión. Siendo la narración sencilla y clara, carece de desarrollo cinematográfico. Parece más bien un programa de televisión con varias fallas en la actuación de los protagonistas. A pesar de estas anotaciones conviene apoyar nuestro cine. Dios los junta y ellos se separan (R**) No se puede esperar demasiado de una película filmada en 12 días aunque cuente con un elenco de actores colombianos (Marcela Carvajal, Ramiro Meneses, Julio César Herrera, Manuel José Chavez, Catalina Aristizábal y César Mora que pueden tener mucho éxito en televisión pero que en el cine deben manejar otros elementos y tal vez encontrar una mejor dirección. Harold Trompetero, quién también dirigió Diástole y Sístole, trata de reflejar aspectos humanos de la cotidianidad colombiana en algunos ambientes familiares: la mujer maltratada por el marido, el machismo que en sus fallas pide y espera continuamente el perdón, la amante y la consecuente conducta desviada de los jóvenes hijos. La filmación es muy precaria: una fotografía simple, casi siempre enfocando monólogos y cuyos recursos siempre son el teléfono (tal vez porque allí se expresan conversaciones que no se hacen personalmente) y siempre el repetitivo recuerdo del tema religioso (Dios los junta) representado en imágenes en todas las secuencias. jheredia@cable.net.co

Siga bajando para encontrar más contenido