Finanzas

Los Civets y Bicc: confianza internacional en Colombia

En el marco de la reciente inauguración de sus oficinas principales en Hong Kong, el Presidente del grupo HSBC se refirió a los cambios que se prevén en la economía mundial, y resaltó la dinámica que tendrán las economías emergentes.

POR:
junio 21 de 2010 - 05:00 a. m.
2010-06-21

En uno de sus apartes, hizo referencia a un grupo de naciones que para la próxima década serán protagonistas económicos del ámbito mundial; el denominado Civets, conformado por Colombia, Indonesia, Vietnam, Egipto, Turquía y Suráfrica, que tienen en común contar con una economía dinámica, diversificada, políticamente estable, y con una población joven y en crecimiento, entre otros indicadores. Sin embargo, esto no es nuevo, ya el termino Civets venía empleándose desde el año pasado. Lo verdaderamente novedoso es que el nombre de Colombia ha estado apareciendo reiteradamente en foros económicos del más alto nivel, lo cual habla muy bien del buen momento que atraviesa el país, no sólo en materia económica, sino en imagen externa. Y es que cuando digo que Colombia suena, es por que suena fuerte. Miremos: desde noviembre del 2009, The Economist comenzó a mencionar al país como una de las economías emergentes más prometedoras; y en mayo pasado, en Miami, en el marco de la conferencia anual de esta publicación, lo reiteró. Realmente, el terminó Civets, retomado por el Presidente del HSBC, se comenzó a acuñar en el seno de The Economist Intellegence Unit, en el 2009, de donde ha sido tomado para hacer parte de las presentaciones e intervenciones de los gurús, y ya forma parte de las conversaciones privadas de los hombres de negocios. Pero si Colombia comparte un sitio de honor en la tribu de los Civets, también lo hace, ahora, en la de los Bicc; la semana pasada, en Nueva York, el reconocido analista Mike Mayo, en la conferencia ‘El futuro de la banca’ dijo que el término Bric (Brasil, Rusia, India y China), ya estaba pasando de moda, y había que modificarlo por Bicc, donde sale Rusia y entra Colombia como economía promisoria para esta la década que recién comenzó. Creo, entonces, que no es exagerado decir que Colombia comienza a entrar en las ligas mayores, y está ahora en el radar del mundo, por algo tan positivo como su economía y su viabilidad, como foco y sitio de negocios e inversiones. Colombia comparte muchas características económicas con sus coequiperos de Civets, veamos: En su conjunto, estos países tienen una población cercana a 567 millones; una cuarta parte, ubicada en Indonesia y un 15 por ciento en Vietnam, con poderes de compra diferentes, pero con tasas positivas de crecimiento del PIB; en el 2009, Vietnam obtuvo el PIB per cápita a precios de paridad, más bajo (US$2.942), mientras que el más alto fue Turquía (US$12.476). Colombia se situó en un nivel intermedio (US$8.900). En el 2009, estas seis economías aportaron el 3,4 por ciento del PIB mundial que equivale a cerca de la mitad del PIB de América Latina. En el conjunto de países, Turquía fue la economía más grande (32 por ciento del PIB del bloque), seguida de Indonesia (27,6 por ciento), Suráfrica (14,7 por ciento) y Colombia (11,7 por ciento). Estructuralmente, un buen síntoma del entorno económico fue que en el periodo 2000-2009, la mayoría de estos países registró tasas de crecimiento promedio del PIB superiores a las de la década de los noventa; Vietnam (7,3 por ciento) e Indonesia (5,1 por ciento) fueron los países con los mayores incrementos, y en Colombia rondó el 4 por ciento. Adicionalmente, fueron países con un sector externo dinámico; en el período 2000-2009, Colombia, Egipto, Suráfrica y Turquía presentaron mayores tasas de incremento promedio de sus exportaciones, comparativamente con la década de los 90. Así mismo, la variación de las exportaciones en la década de los 2000, fue superior a la registrada por el mundo. Así mismo, existe una gran variedad de exportaciones en estos países, compuesta en gran parte por productos primarios y de recursos naturales. En Vietnam se destaca la venta de productos del sector de textil-confección, petróleo y calzado; mientras en Indonesia, carbón, aceite de palma, petróleo y gas; en Suráfrica, productos minerales como el platino, oro, hierro y carbón; en Egipto, combustibles, perlas y fertilizantes; en Turquía, vehículos, aparatos mecánicos, hierro y acero, prendas de vestir; y en Colombia, petróleo, carbón, ferroníquel, café, banano, flores, y una cada vez más amplia gama de productos de baja, media y alta tecnología. Por otra parte, una de las variables económicas que reflejan la solidez de un país y la confianza de los agentes externos, es la inversión extranjera; precisamente, en los países Civets se evidenció un aumento considerable en este flujo de recursos, en particular en el último quinquenio. Entre 2005- 2009, el acumulado de los flujos por inversión extranjera directa, en todos los países Civets superó ampliamente, al ingreso de recursos obtenidos entre 2000-2004. Turquía fue el país que más recursos obtuvo; en el último quinquenio el acumulado fue de US$77.800 millones, cerca de ocho veces lo ingresado en el primer quinquenio. En los mismos períodos, Indonesia tenía flujos negativos y pasó a registrar una inversión extranjera directa acumulada de US$34.700 millones. Vietnam y Colombia aumentaron en 4,2 y 3,7 veces, respectivamente, sus flujos de inversión en iguales períodos. Aunque no están consideradas entre las economías más competitivas, algunos de estos países han mejorado sus indicadores; en la facilidad para hacer negocios del ‘Doing Business 2010’, el primer país clasificado como más competitivo fue Suráfrica, en el puesto 34 entre 183 economías. Le siguió en importancia Colombia en el puesto 37, pero su ganancia fue grande, ya que en el 2006 ocupaba el puesto 66. Turquía apareció en la ubicación 73, pero venía de ocupar el puesto 93 en el 2006. También se destacaron los cambios de Egipto, que pasó del lugar 141 al 106, en el período de referencia. En resumen, tanto Civets como Bicc, son clanes de países que impulsan sus economías, para integrarse más al mundo desarrollado. La inclusión de Colombia en estos grupos es, pues, de suma importancia, debido a la ganancia en la confianza internacional que esto implica, máxime cuando en la actual coyuntura muchos países, en particular europeos, enfrentan problemas económicos. Este entorno positivo continuará potenciando la dinámica de variables como la inversión extranjera y los flujos comerciales, cuyo buen comportamiento ha sido una constante en los últimos ocho años. *Ministro de Comercio. Industria y Turismo .ADRVEG

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido