Las claves para elegir un vestido de baño

Los vestidos de baño ya están inventados. Eso asegura la diseñadora Carmen Belissa, quien agrega que su trabajo es ponerles ideas que los hagan más atractivos.

POR:
diciembre 22 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-12-22

Y ahora, en la temporada de vacaciones, las mujeres suelen llevar entre dos y seis vestidos de baño, algunos para broncearse y otros para la piscina. COLORES Se imponen en la temporada los trajes dorados y metalizados y los estampados, según la diseñadora. Pero, ojo, los colores fosforescentes están mandados a recoger. Vienen los rosados, azules, el mandarina y el café, que es el nuevo negro de la década. TENDENCIAS El final de año va a estar marcado por la simplicidad. Lo cierto es que los diseños varían según las necesidades de cada mujer. Enterizos, hilos que tapan bastante, tankini y trikini, que dan la sensación de tener dos piezas pero son enterizos. “Las que están ‘pasaditas’ de peso, no deben ponerse estampados. Y los adornos, piedras o decoraciones deben ponerse donde se quiera llamar la atención: el busto, por ejemplo. “La propuesta de hoy es mucho más chic, hoy las mujeres vamos al gimnasio, nos bronceamos y nos cuidamos más”, dice Belissa. Para las más arriesgadas, también vienen las mezclas de rayas con frutas o flores e imágenes que evocan el lejano oriente. Si bien es cierto que algunos diseños se imponen, cada mujer tiene su propio estilo. CUIDADOS Si la pregunta es cómo evitar que se decoloren y se deformen por el efecto del cloro. Lo primero es que las prendas tengan fibra elastano para asegurar que sean resistentes, mantengan su forma y eviten la decoloración. Hay cuidados clave. La primera regla, según Carmen Belissa, es tratarlos como a la ropa interior. Y ojalá, lavarlos con jabón de baño, inmediatamente después de quitárselos. Nunca en la lavadora ni con detergente y jamás pasarle la plancha. La lycra puede escurrirse y el elástico se daña. - COMODIDAD POR ENCIMA DE TODO NOVEDADES. Aunque algunos se niegan a deshacerse de la tanga, por lo menos para broncearse, hay que sacarla del clóset. Entre los hombres de hoy, se imponen las pantalonetas, afirma la diseñadora Carmen Belissa. Para quienes no las prefieren tan largas, son ideales a media pierna o si son en lycra, un poco más arriba y ajustadas. Para los hombres metrosexuales, a los que les gusta broncearse y estar en forma, se usan los pareos envueltos como faldas en tela hindú. “Los colores sí deben marcar la diferencia: para ellos, vienen bien los pañoletones. Si son estampados, en blanco y negro o azul y blanco. O si lo prefieren, en tonos planos como negro o café”, dice Belissa. En cuanto a las telas, están de moda las texturas similares al cuero o con apariencia de piel, pero siempre tela. Lo cierto es que siempre los trajes de baño deben ser cómodos y sacarle jugo a la personalidad. No importa si no se tiene la figura perfecta o si se necesita dedicar un buen tiempo al gimnasio. Elegir el adecuado, hará sentir a cualquier hombre perfectamente cómodo. Y eso sí, el bronceado siempre suma algunos puntos.

Siga bajando para encontrar más contenido