Claves para mantener la dinámica de crecimiento económico

Aunque las expectativas de crecimiento son positivas, hay temas para tener en el radar.

Industria

Archivo Portafolio.co

Industria

POR:
noviembre 30 de 2012 - 12:23 a.m.
2012-11-30

La dinámica de los mercados mundiales seguirá estando apalancada por las economías emergentes en el próximo año y Colombia está dentro del ramillete de países con mejores perspectivas de crecimiento, según las cábalas del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y otras entidades con los mismos pronósticos.

Pese a la desaceleración mundial y principalmente la de China, la cual afecta en forma directa a Colombia, que le ofrece petróleo y carbón a la nación asiática, varias de las más importantes entidades de análisis económico, tanto nacionales como extranjeras, le apuestan a que nuestro país tendrá un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) no inferior a 4,5 por ciento.

El optimismo sobre la economía colombiana, según destaca la Cepal, “se basa en la mayor capacidad de respuesta que ha logrado aprender el país, y al hecho de tener un marco fiscal estable”.

Adicionalmente, el presidente del BID, Luis Alberto Moreno, señala el impulso que está dando a la economía nacional el incremento de la clase media, que ya sobrepasa el 25 por ciento de la población y hacia el 2030 alcanzaría entre el 46 y el 65 por ciento del total.

Los buenos augurios son múltiples. Según los cálculos realizados por la Cepal, en el 2013 Colombia superará a Brasil y México (4 por ciento), lo mismo que a Argentina (3,5 por ciento), mientras que tendrá por encima economías como al de Panamá (7,5 por ciento), Perú (5,5 por ciento) y Venezuela (5 por ciento).

La estabilidad en el crecimiento también se irá logrando poco a poco. El Fondo Monetario Internacional (FMI) aspira a que el comportamiento de la economía nacional en el 2013, que estará en 4,5 por ciento, se mantenga estable en varios de los años posteriores.

CON INCERTIDUMBRE

Internamente, las opiniones de los especialistas tienen cierta polaridad.

Sergio Clavijo, director del gremio de instituciones financieras, Anif, le apunta a un crecimiento económico, al cierre del 2012, de 4,5 por ciento, mientras que espera que el 2013 sea aún más próspero: 4,8 por ciento.

El senador Juan Mario Laserna, entre tanto, estima que “puede haber mucha volatilidad, pero en general a Colombia lo que le determina el crecimiento son las bajas tasas de interés y la entrada de capitales, y eso se va a seguir manteniendo”.

El director de investigaciones de la firma Bulltick Capital Markets, Alberto Bernal, es más conservador en la cifra. “Este año, Colombia va a crecer alrededor de 4,4 por ciento. El próximo estará sobre 4. Todo, porque va a haber algo de incertidumbre con el proceso de paz, de lo contrario, esperaría un crecimiento del 5 por ciento”.

La firma Correval, por su parte, vislumbra una economía creciendo a ritmo del 5 por ciento en el próximo año, previendo que se mantenga el alza que ha tenido el sector de la construcción, el impulso que ha tenido el gasto de las familias y la recuperación de la industria en la recta final de este año.

PANORAMA NO ESTÁ LIBRE DE NUBARRONES

El positivismo sobre las perspectivas económicas para Colombia se da en medio una desaceleración mundial, tras la cual se prevén crecimientos no superiores a 1,5 por ciento en las economías más grandes. No obstante, para el analista Hernán González, la de nuestro país también es una tasa de crecimiento modesta, que “a duras penas servirá para evitar que el desempleo se eleve de nuevo”.

La Cepal también advierte que “la revaluación de la moneda, tema que afecta a los exportadores, y el desempleo urbano, que supera el 10 por ciento, pese a la reducción en los últimos tres años, siguen siendo amenazas latentes”. A esto, el senador Laserna agrega que "ya hay en la economía enfermedad holandesa, lo que nos puede llevar a tener problemas muy graves".

Mientras, el FMI ve con buenos ojos “la posición de la política monetaria y fiscal programada para el 2013, la cual parece consistente con la recuperación esperada en la actividad económica, pero los riesgos continúan sesgados a la baja como consecuencia de la constante incertidumbre global". Por todo ello, la recomendación es mantener la alerta y procurar "sostener un crecimiento estable, no inflacionario e incluyente".

Siga bajando para encontrar más contenido