close
close

Finanzas

Claves para un proceso de sucesión exitoso

Actualmente, el negocio familiar enfrenta grandes retos en la sucesión (cambio de mando), teniendo en cuenta que de ello depende su continuidad, sin olvidar la salud de la relación familiar. ¿Cómo facilitar el proceso y prever posibles fallas en el mismo?

POR:
agosto 26 de 2008 - 05:00 a. m.
2008-08-26

El proceso de sucesión que, tarde o temprano, se debe dar en las empresas de familia, se podría decir que es el más complejo de todos, debido a los fuertes lazos que existen entre sus miembros. Está demostrado a nivel mundial que esta es la principal causa de mortalidad de este tipo de organizaciones, debido a que, en promedio, solo un 15 por ciento logra sobrevivir a la tercera generación. Así lo confirma el último censo de la Superintendencia de Sociedades, al posicionarse como el principal causante de liquidación de este tipo de empresas. Al ser un proceso con tantos matices, según los estudios realizados con las empresas de familia que han atravesado de manera exitosa este evento, se ha encontrado que la mejor manera de prever cualquier falla es atacando cinco frentes básicos: la preparación del fundador o del líder empresarial, la preparación del sucesor, la capacitación de la empresa, la formación de la familia, y, por último, la adecuación de la propiedad. Si fallamos en cualquiera de estos puntos, corremos cierto riesgo de que el proceso no culmine de manera exitosa. Las empresas de familia que perduran son las que no solo responden y se adaptan al cambio, sino que aprenden a tener iniciativa y a anticiparse a lo que pueda suceder en el futuro. Según Diego Parra, miembro de la firma de consultoría Suárez & Asociados, existe una difícil realidad, y es que las empresas de familia no planean la sucesión con tiempo y por eso surge la pregunta, ¿cuándo sería el momento indicado para hacerlo? “Esto puede pasar en cualquier momento. Todas las familias suelen pensar en este proceso cuando el patriarca se encuentra con problemas de salud o alguno de los miembros clave de la familia o de la empresa muere repentinamente”. Desafortunadamente, esperar estas situaciones puede ser demasiado tarde. Pero, también es cierto que hay casos de compañías en cabeza de empresarios jóvenes muy exitosos que, desde ya, se están preparando para la sucesión de uno o varios miembros de su familia y de su compañía. Hora de proyectarse Hay que resaltar que no es un proceso que se pueda hacer de la noche a la mañana. El patriarca debe tener el tiempo necesario para transmitirle a su sucesor la filosofía de la familia y de la empresa, y, especialmente, la manera de hacer las cosas en la organización. Así mismo, es importante definir el rol del jefe una vez salga de la gestión de la organización, para pasar a cargos claves como miembro de la junta directiva o del consejo de familia, e irse involucrando en actividades de tipo filantrópico que lo mantengan activo. “El primer paso dentro de un proceso de sucesión consiste en construir el llamado ‘sueño compartido’. Esto quiere decir, alinear los valores, misión y visión de la familia, lograr entender el plan de vida de cada uno de los afectados del proceso y velar porque sus intereses se cumplan, siempre y cuando no se atente contra la continuidad de la familia o de la empresa”, agrega Parra. Por eso, es importante saber hacia dónde se va y cuáles son los planes en caso de que las funciones empresariales familiares se hereden.'' Es importante brindar preparación al sucesor y hacer de la mejor manera el retiro del sucedido”. Diego Parra, consultor de la firma Suárez & Asociados. Para tener en cuenta - Idoneidad del Elegido. Si ninguno de los miembros de la familia tiene las capacidades para manejar el negocio y/o no tiene interés en hacerlo, es posible que se quiera nombrar un tercero para que se haga cargo. - Socios Externos. En algunos casos, un proceso de sucesión puede terminar en un proceso de venta total o parcial de la empresa, o en la participación de un socio externo. - Capitulaciones. La firma de capitulaciones o la liquidación de la sociedad conyugal son mecanismos cada vez más utilizados para proteger el patrimonio familiar, no solo en caso de un divorcio, sino también de un fallecimiento inesperado de un socio. - Protección del Patrimonio. ¿Cómo evitar que el patrimonio familiar se destruya si los herederos manifiestan estar interesados en manejar la empresa, pero no son las personas idóneas para manejar el negocio? ¿Qué herramientas legales pueden usar los fundadores para proteger a los demás miembros de la familia y a él mismo en su vejez? Ante ésta problemática tan común, es increíble la cantidad de mecanismos que se han desarrollado. Encontramos los fondos de retiro, que protegen el patrimonio de la generación saliente; los fondos de recompra de acciones, que permiten el ingreso y salida de socios en cualquier momento; y hasta se han inventado seguros que protegen la participación de un accionista o su rama familiar.WILABR

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido