Colombia y China dieron el primer paso para un acuerdo de inversión

La empresa Shanghai Baosteel Group, principal grupo siderúrgico chino, tiene inversiones en Brasil por 1.500 millones de dólares y en poco tiempo constituirá una sociedad mixta en el país suramericano con la Companhia Vale do Rio Doce, la cual, a su vez, recibirá inversión de la también china Aluminium Corp, que le inyectará 1.000 millones de dólares destinados a la construcción de una refinería de aluminio.(VER GRAFICO)

POR:
marzo 30 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-03-30

“Noticias como estas son las que quiere tener Colombia. De ahí el interés en afianzar nuestras relaciones comerciales y de inversión con ese país”, afirmó el ministro de Comercio, Industria y Turismo, Luis Guillermo Plata. La misión de 150 empresarios, en el marco de la visita realizada a China por el presidente Álvaro Uribe Vélez y 6 de sus ministros, en abril del 2005, así como la visita, el año pasado de altos funcionarios del Gobierno, liderados por el vicepresidente Francisco Santos, son una prueba del interés de Colombia en explorar las oportunidades de alianzas estratégicas que podría ofrecer para el sector productivo un mercado de 1.300 millones de habitantes. Y en el campo de la inversión, dada la tendencia china de desplegar una intensa actividad en el extranjero, Colombia quiere dejarse ver en el horizonte de países que podrían interesar al gigante oriental. El primer paso ya se dio, durante la primera ronda de negociaciones para la firma de un Acuerdo de Promoción y Protección Recíproca de Inversiones, que concluyó en Bogotá. Esto, sumado a la reciente figura de las zonas francas uniempresariales, por cuyas garantías para el inversionista Colombia se coloca a la vanguardia, y al TLC con Estados Unidos, vuelve atractivo el panorama nacional como receptor de los dineros chinos que, invertidos en empresas que operen en nuestro país, le permitirían a China aprovechar las ventajas arancelarias que Colombia obtendrá una vez se apruebe el acuerdo. La Embajada de Colombia en China mostró en el 2006 pruebas de lo que podría derivarse de estas ventajas: al identificar 200 productos que exporta China a E.U., entre ellos, productos manufacturados de cuero, que ingresan al mercado estadounidense pagando un arancel del orden de los 7.000 millones de dólares, y que, de establecerse algunas de sus industrias en Colombia podrían obtener significativos ahorros. Por eso se destaca la primera jornada de trabajo con miras a la suscripción del acuerdo de inversión, en donde se firmó un Acta de Entendimiento entre las dos partes, que consagra los principales puntos de acuerdo que se lograron en materia de protección y estímulo a las inversiones. Entre ellos están la definición de un concepto de inversión que satisficiera los intereses de ambas partes, y el entendimiento de que el tratamiento de Nación más favorecida no se extenderá a los mecanismos de solución de controversias, lo cual significa que las controversias que surjan en materia de inversión se regirán por el capítulo de solución de controversias Colombia - China y no por el de otros acuerdos. Junto con ello, quedó claro el respeto por las particularidades colombianas en materia constitucional, al tiempo que se acordó que los requisitos de expropiación deberán fundamentarse en motivos de utilidad pública o interés social. PUNTOS DE MAYOR INTERES Según el ministro Plata, son varias las razones por las cuales este acuerdo con China resulta de gran importancia para Colombia, pues además de que este país se empieza a perfilar como un destino estratégico para los empresarios colombianos, la iniciativa se constituye en la punta de lanza para la suscripción de nuevos acuerdos similares con otros países de la región. De igual forma, agrega, estas negociaciones refuerzan el propósito actual del Gobierno para la inserción de largo plazo de Colombia en la Cuenca del Asia Pacífico, ahora que se vencen las moratorias para el ingreso de nuevos miembros al Apec -Foro de Cooperación Económica de la Región Asia Pacífico-. Al finalizar las conversaciones, Colombia y China acordaron mantener contacto para la definición de temas pendientes vía correo electrónico, y la celebración de una próxima ronda de negociaciones en Bogotá, en el segundo semestre de 2007.

Siga bajando para encontrar más contenido